Blogger

unmomentoparalalectura

España

registrado desde octubre de 2017

http://unmomentoparalectura.blogspot.com.es

Libros y reseñas

Viuda, al fin

Minna Lindgren

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Una historia divertida y fresca, que nos muestra cómo debemos disfrutar de la vida a cualquier edad

Este libro me llegó a través de Edición Anticipada de Megustaleer, y lo elegí porque tanto el título como la portada evocaban una lectura fresca y divertida. Aunque claro está, el humor es muy particular, más aún si procede de otro país.

Su autora, Minna Lindgren es una periodista y escritora finlandesa, conocida principalmente por su famosa Trilogía de Helsinki, protagonizada por tres viudas de 90 años que trataran de descubrir al asesino de su residencia de ancianos. Bien, nuestra protagonista de Viuda, al fin, es Ulla, una viuda, también, de 74 años. Ulla ha pasado los últimos años cuidando de su marido enfermo, postrado básicamente en una cama, un marido huraño, abocado a la bebida y que no la ha tratado, nunca, como debería. Gracias a sus pensamientos conoceremos su historia, cómo se sintió encerrada en un matrimonio frío donde el amor y la pasión brillaron por su ausencia.

Aunque la escritora ha escogido un narrador omnisciente, también conoceremos los pensamientos más íntimos de Ulla en pequeñas reflexiones que se intercalan en los capítulos, y que resultan ser trazos frescos e ingeniosos en la lectura. Ulla podría haber internado a su marido en una residencia pero como ella misma dice, no pudo, creía que su deber como mujer era cuidar de él hasta que falleciera. Por eso ahora se encuentra de frente con su nueva vida. Independiente y con todo el tiempo del mundo, está dispuesta a no desperdiciarlo. Y hace bien, ¿no? Así que agenda en mano, bueno antigua agenda, se pone a contactar con las que habían sido sus amistades. Algunos han fallecido ya, y otros no están por la labor. Pero consigue retomar la relación con dos viejas amigas, Pike y Hellu, tan diferentes y divertidas ellas, que llevarán a la protagonista (y Ulla se dejará encantada) por unos senderos que no conocía y que creía que nunca iba a conocer.

Ulla se dispone a sus 74 años, y en compañía de sus dos inseparables amigas, a no enterrarse pese a su edad. A disfrutar de la vida sin importar qué edad tengas, a disfrutar deshinibidamente del sexo, y también del alcohol, a asistir a todas las fiestas, bailar y aprender idiomas. Frente a eso, se encontrará con sus dos hijos, Marko y Susanna que no están precisamente contentos con el giro que ha dado su madre. Pero aunque pretenden que su madre sea una viejecita apacible y tranquila, que esté en casa y cuide de sus nietos, ella hará, evidentemente, oídos sordos.

En definitiva, Viuda, al fin, es un canto a la libertad y a disfrutar de la vida a cualquier edad y circunstancia, y todo ello con un humor que puede gustar más o menos, pero con situaciones divertidas y frescas. Se trata de una lectura que se lee en un suspiro, pero con un trasfondo más serio de lo que pueda parecer, por el mensaje y reflexión que lleva intrínsecos. Una lectura distendida que me ha entretenido, perfecta entre otras más densas.

ver reseña en la web

El último baile de Mary Higgins Clark

Mary Higgins Clark

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Intriga con un buen final

Pese a encantarme el género, antes de este título solo había leído Un grito en la noche de Mary Higgins Clark, y la verdad me dejó muy satisfecha y siempre pensé en dedicarme un poco más a la autora. Por eso tenía tantísimas ganas de disfrutar de su última novela publicada: El último baile.
Jamie es un chico de veinte años con una discapacidad intelectual que vive con su madre en un lujoso barrio. Su vecina Kerry ha organizado una fiesta y no le ha invitado. Está observando desde su ventada y no puede evitar sentirse un poco triste, pero una vez terminada la fiesta y mientras Kerry está recogiendo en el jardín junto a la piscina, decide bajar e ir a charlar con ella. Sin embargo, antes de llegar a Kerry, será testigo del asesinato de su querida vecina: alguien la golpea con un palo de golf y no puede evitar caer a la piscina donde a la mañana siguiente la encontrarán, ya que Jamie se asusta y es incapaz de contar a nadie lo que ha visto.
Una vez encontrado el cadáver por sus padres, comenzará la investigación por parte de la policía, y ésta será encomendada al detective de homicidios, Michael Wilson. Mike indagará en el núcleo más íntimo de la víctima, sus amistades, su novio con el que siempre andaban a la riña y un misterioso hombre a quien conoció días antes de su asesinato. Tendrá un peso fundamental en la investigación, lo que no deja de resultar extraño, la hermana de Kerry, Aline, quien ha vuelto a casa tras vivir unos años en Londres. Es como digo, como mínimo sorprendente, que el mayor peso de la investigación recaiga en las indagaciones que hará Aline, muchas a instancia de Michael, algo que claramente ha restado credibilidad al relato policial, que por otro lado, es casi inexistente. Pocas pesquisas, escasos giros y en general una trama plana y ligeramente atractiva para el lector acostumbrado a leer este género que suele ser muchísimo más complejo. 
El libro está narrado a través de un narrador omnisciente y con capítulos brevísimos que lo que pretenden es dar oxígeno y ritmo a la lectura, pero que en mi caso no han logrado engancharme ni me ha parecido una lectura atractiva, ya que pese a que posee buenos cimientos, carece de profundidad tanto en la trama como en los personajes. Ninguno de ellos está lo debidamente bien trazado, ni tan siquiera los protagonistas. Tampoco me ha convencido la historia de amor que la autora introduce de forma forzada y un tanto fuera de lugar. Como punto a su favor, resaltaría su final que sí me ha convencido y creo que es idóneo para la historia. 
En síntesis pese a que El último baile dista de ser una lectura compleja, guarda muy bien su misterio hasta el final, y me deja con ganas a leer otras obras de la autora que tengo pendientes, a la que se la considera como una de las más importantes del género. Si bien es cierto que El último baile es una lectura muy sencilla, que se lee en un suspiro por su buen ritmo y narración correcta, pero que carece de profundidad y eso lastra las impresiones finales del lector.

ver reseña en la web

Yo nunca

Eduardo Trillo

ver libro en megustaleer

Valoración:

Un thriller psicológico en la finia línea entre lo real y la locura

Ramil es un pequeño pueblo del gallego Valle de Olas. Un lugar tranquilo, apacible y en el que todos se conocen. Hasta allí llega Luis, un joven madrileño, eterno opositor de judicatura, dispuesto a aislarse del mundo para preparar el último y definitivo examen de las oposiciones, y convertirse por fin en juez, su sueño. Ramil es el pueblo de su madre, fallecida hace unos meses de una forma cruel y accidental, y aunque ello signifique recordarla y verla por doquier, decide alojarse en el caserón familiar, donde vive su tía soltera Cristina. No se lleva muy bien con ella, pues la acusa de desentenderse de su madre, quien padecía constantes depresiones y juguetaba demasiado con el alcohol, por lo que Luis tuvo que madurar muy pronto y hacerse muchas veces cargo de su progenitora.

En Ramil en seguida conoce a todos sus moradores. Su tía ya le ha advertido que ha llegado mucha gente de fuera. La crisis económica ha hecho que muchos dejen sus ciudades natales y se embarquen a vivir en un lugar alejado y sencillo como es Ramil. Así conoce a Pablo, quien lleva el bar del pueblo, a Carmen, una mujer exuberante, de cuarenta y tantos que es la fisioterapeuta del lugar, y a Laura, una chica introvertida, huidiza y que se encarga de la restauración de la ermita. Pero sobre todo le interesa Carmen. Se queda prendado nada más verla, de su magnetismo, su personalidad arrolladora y su sensual belleza. Juntos empiezan una relación a escondidas, que le distrae un poco de su régimen estricto de estudio, tanto por el tiempo que quiere pasar con ella, como por las constantes dudas y celos que su cabeza va creando. En seguida advertirá que todos en Ramil parecen tener secretos, incluso Carmen, que le veta una parte de su vida anterior y de su papel en la tranquila villa. No acaba de comprender qué relación tienen entre sí los habitantes del pueblo, todos parecen siempre refugiarse en Carmen y en un extraño hombre que conduce como un loco y poco sabe de él.

De este modo el autor teje una trama confusa en la que la línea entre lo real y la locura cada vez va siendo más fina. Me ha gustado el final del libro, no me esperaba el giro que da y me ha parecido lo más interesante. Por lo demás, los personajes no los considero suficientemente bien hilvanados y en ocasiones me ha costado continuar leyendo por encontrar frases y expresiones del protagonista, Luis, que me han parecido totalmente fuera de lugar e incluso ofensivas. No voy a desvelar mucho más pues prefiero que sea el lector el que se adentre en este intrincado libro y descubra, sin más información ni ideas preconcebidas, qué esconden los personajes de, en apariencia, un tranquilo pueblo de las rías gallegas.

Resumiendo, Yo nunca se presenta como un thriller psicológico, donde con un ritmo más bien irregular, nos vamos adentrando en una espesa trama donde nadie es lo que parece y los secretos juegan un papel fundamental en el basto friso de personajes que nutren sus páginas.

ver reseña en la web

Adiós a Cinecittà

Julián Comas

ver libro en megustaleer

Valoración:

Un bonito homenaje al cine

Un libro siempre nos permite viajar. A veces en el tiempo, a veces a lugares lejanos o emblemáticos. Con Adiós a Cinecittà podremos volar a la Roma de los albores de los años 50 y a un lugar que es todo un símbolo de la época dorada del cine italiano, los estudios de rodaje Cinecittà.

A través del testimonio del anciano Gino Grecchi, a quien el periodista Jerry Weintraub, encargado de escribir un reportaje sobre el cierre de la mítica Cinecittà, conoce allí mismo, viajaremos a la Roma del año 1957 donde presenciaremos el rodaje de la película Adiós a las armas, protagonizada por Rock Hudson y Jennifer Jones, con todos los entresijos que se esconden entre bambalinas, tras las cámaras. Y es que no sólo Hollywood vivió su época dorada en esos años. Roma también fue el escenario donde se rodaron miles de películas, muchas de ellas galardonas con los aclamados Oscar. Es muy interesante el hecho de poder retroceder y conocer una era gloriosa para el cine italiano, una belle époque latina, por donde pasaron y dejaron huella múltiples directores y actores célebres.

Se trata de un bellísimo homenaje al cine. Y más concretamente a lo que existe, y existía, tras cada rodaje. De esta manera seremos testigos de las aspiraciones de Kate O’Neil, una chica que sueña con un papel en la película, pero que sólo consigue ser ayudante de vestuario. En seguida cautivará al joven Gino, que también trabaja en Cinecittà. Su historia de amor será el telón de fondo de los entresijos que visten la novela, el rodaje de la película, pero también viviremos momentos intensos ya que Gino deberá elegir entre el amor y su futuro en el cine.

Narrado en tercera persona, con una prosa cuidada y deliciosa, Julián Comas, pseudónimo de Jordi Solé, logra engancharnos a una historia clásica, con una ambientación impecable, que destaca por sus bien definidos personajes y por un sorprendente final.

ver reseña en la web

Diez días de junio (Inspector Mascarell 9)

Jordi Sierra i Fabra

ver libro en megustaleer

Valoración:

Una gran novela policíaca ambientada en la oscura época franquista

Diez días de junio pertenece a la saga de novela policíaca escrita por el barcelonés Jordi Sierra i Fabra, y es nada más y nada menos que la novena entrega de esta serie que gira en torno al personaje del inspector Miquel Mascarell.

Conocía esta serie de Jordi Sierra pero nunca había tenido la oportunidad de leerla hasta la fecha, así que cuando vi esta entrega en Edición Anticipada de Megustaleer no tuve dudas. Me encanta el género y sé del éxito de estos títulos, así que sin haber leído ninguno de los anteriores libros me lancé de lleno a conocer el universo Mascarell y el periodo histórico en el que se desarrollan sus “aventuras”, la oscura época franquista.

En primer lugar destacaría que no es imprescindible haber leído los libros anteriores, si bien es cierto que no conoces al protagonista y todo su pasado, pero el autor te pone en situación en seguida, sin tener la sensación de perderte mucho. El protagonista del libro y la serie al que pertenece, es el ex-inspector barcelonés Miquel Mascarell, que a sus sesenta y seis años de edad y tras haber vivido una guerra civil, tiene un pasado de lo más interesante pero también de lo más dramático. Mascarell era inspector de policía en la República. Estaba casado con Quimeta y tenía un hijo, Roger. Todo se vino abajo con la irrupción de la Guerra Civil española. Quimeta y Roger fallecieron, éste último en la cruenta Batalla del Ebro, y Mascarell como funcionario público republicano, fue apresado durante años en el Valle de los Caídos. Este pasado, indudablemente, le marcará y eso se percibe en el personaje constantemente. Sin embargo, ahora nos encontramos en el mes de junio del año 1951. Han transcurrido muchos años desde entonces, y tenemos ante nosotros a un Mascarell casado con la joven Patro y con una preciosa niña de tres meses, Raquel. Mascarell regenta ahora una mercería, e intenta mantenerse apartado de su antiguo oficio de policía. Aunque no lo consiga.

En esta entrega, se encontrará con un fantasma de su pasado: Laureano Andrada, un cura pederasta a quien logró meter en la cárcel en los años de la República. Ahora, sin embargo, se halla libre y los nuevos tiempos políticos le han permitido borrar su pasado y hacerse de nuevo un hueco en la sociedad. Lo que descubre enseguida Mascarell es que vuelve a estar en contacto con niños, ya que es maestro y además voluntario en un orfanato. El ex-inspector le sigue el rastro, pero la muerte de Andrada le situará como principal sospechoso de su asesinato, lo cual hará que Mascarell huya de la policía para evitar que le arresten injustamente y empezará a investigar por su parte. Empezará a destapar un auténtico infierno entorno al pederasta Andrada.

Miquel Mascarell es el principal personaje del libro, sospechoso e investigador al mismo tiempo del crimen del cura pederasta. Pese a su edad, es un hombre que se ha mantenido en forma físicamente y que conserva su instinto de policía por el que era conocido en sus días de gloria. También veremos que es una persona reflexiva y un tanto taciturna, y además ahora tiene un gran motivo para impedir que la policía franquista le acuse fraudulentamente y le condene al garrote vil: Patro y su hija recién nacida. Mascarell contará con la inestimable ayuda de un viejo conocido, David Fortuny, con el que había trabajado en su época de policía anterior a la guerra. Fortuny, excombatiente, es ahora un detective privado que no dudará en ayudar a su antiguo maestro. Dado que Fortuny tiene una ideología franquista y está de acuerdo con el alzamiento del general Franco y con la situación actual de España, el libro ofrece interesantes diálogos con Mascarell, en las antípodas de su amigo.

La ambientación histórica y el trasfondo político es otro de los principales atractivos del libro. Mascarell, sin ser un férreo activista político republicano, hace constantes reflexiones sobre la difícil situación de la España de posguerra franquista, y se niega a observar impasible la represión, la corrupción y la privación de libertades y derechos a las que se está sometiendo a la población. Me ha parecido muy interesante la recreación y reflexiones históricas, cómo el autor introduce constante y armónicamente el trasfondo de una Barcelona en uno de los periodos más oscuros del franquismo.

Además, la investigación de Mascarell y Fortuny nos pondrá de frente con una realidad de dicha época: los abusos a los que eran sometidos niños en los orfanatos y escuelas españolas por parte del estamento religioso, que gozaba además del silencio de sus superiores y del Régimen. Algo que, por desgracia, aún en nuestros días no se ha podido poner fin.

En resumen, Diez días de junio nos propone una novela policíaca y de misterio clásica, narrada con voz omnisciente para que podamos captar todos los detalles, que transcurre como bien dice el título durante diez días de junio, en los que el principal sospechoso tendrá que eludir a la policía e investigar por su parte y a contrarreloj quién está verdaderamente detrás del asesinato de Laureano Andrada, algo que se resuelve de forma coherente, encajando a la perfección todas las piezas que se nos han ido presentando.

ver reseña en la web

El Vector de Marco Paulli

Manuel Carlos Jarén Nebot

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Ciencia e intriga unidas en un libro emocionante

Intrigante novela del onubense Manuel Carlos Jaren Nebot, y es que logra atrapar al lector desde las primeras páginas. Enseguida te ves enganchado en el devenir de una historia bien narrada y con grandes dosis de suspense. Uno de los aspectos que me ha gustado de su lectura es la sensación de que el autor no da puntada sin hilo, ya que ningún capítulo se desarrolla en balde, en todos ofrece acción e información para lector. Vaya, que el ritmo no decae en ningún momento.

El libro se estructura en treinta y cinco capítulos, bastante cortos lo que otorga agilidad tanto a la lectura como a la historia. El gran número de diálogos entre los personajes hace que sea ligero y fácil. Con una puesta en escena bastante sencilla, sin demasiados personajes y sin ninguna subtrama, el autor logra trazar una historia bien hilada e interesante.

La historia viene narrada en dos tiempos, el actual que está protagonizado por los dos estudiantes Carlos y Javier y la “aventura” en la que involuntariamente se ven involucrados, y unos hechos acontecidos décadas atrás en Nuevo México. A través del transcurso de los capítulos, iremos viendo cómo la trama va cogiendo gran repercusión, incluso mundial, y sus consecuencias podrían tener límites inimaginables. Los personajes son frescos y cercanos, se empatiza sobre todo con los jóvenes Carlos y Javier; además me ha gustado la inclusión de los personajes de los policías en la historia, así como los procedimientos policiales y forenses que estamos habituados a encontrar en novelas de suspense.

La protagonista principal del libro, y en ello se percibe la formación del autor, es las matemáticas. Las fórmulas, matrices y demás cuestiones relacionadas con la ingeniería y las matemáticas son el eje sobre el que gira la historia. Por lo que puede que un lector poco habituado a tales temas y alejado de los términos técnicos que hábilmente utiliza el autor (como ha sido mi caso) tenga la sensación de desubicación en ocasiones y alguna dificultad de comprensión. Ello hace que estemos ante una novela donde la intriga y la ciencia, la acción y la ingeniería, van unidas, lo que no suele ocurrir muy habitualmente.

ver reseña en la web