Blogger

bourbon street

España

registrado desde abril de 2017

http://bourbonstreet-porlomenix.blogspot.com.es

Libros y reseñas

Moroloco

Luis Esteban

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

La delgada línea del Estrecho

Luis Escobar, comisario de la Policía nacional, escritor y gran conocedor del tema que abarca esta novela, narcotráfico y yihadismo, nos advierte de que cualquier parecido con la realidad es pura casualidad, que esta trama es de ficción aunque, eso sí, algunos personajes y la similitud de algunos episodios puedan hacer que se sientan identificados. Por lo que al adentrarte en sus páginas y meterte de lleno en cuanto aquí acontece te da por pensar que todo esto es real; que ahí fuera existe alguien de estas características, alguien que de la ilegalidad ha hecho su ley. Y nunca mejor dicho, pues como iréis viendo, al inmenso negocio del protagonista hay que sumarle un grandísimo entramado de corrupción a todos los niveles. Tantos que os asustará contemplar como la madeja va creciendo y como, donde antes cohabitaban algunos miembros aislados de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ahora se van sumando políticos bien por necesidades económicas propias o por falsos intereses patrióticos.

La trama se hace apetecible por la información que nos da a conocer todo el proceso del tráfico de hachís desde Marruecos hasta las costas españolas de Cádiz con todo lujo de detalles, a bordo de gomas, nombre que dan a las lanchas neumáticas, y formando parte de un operativo que parece de película y que solo está al alcance de quienes manejan dinero, mucho dinero. Narcos que no les importa perder el valor de una embarcación, que se les incaute la droga o que algún ignorante les robe; saben que en el próximo envío lo van a recuperar, con creces, y que a aquellos que fueron tan valientes se les van a quitar las ganas de repetir su atrevimiento.

Rachid Absalam, Moroloco, el narco más poderoso de los Campos de Gibraltar nos describe como es para la gran mayoría la vida en Algeciras y el porqué de que la única salida para subsistir tenga relación con el mundo de las drogas, principalmente con el hachís aunque otras drogas como la cocaína van encontrando su hueco en el contrabando del Estrecho. Un negocio del que todo el mundo parece sacar tajada y sin el que la economía de la zona se desplomaría. Una narración con la que el lector se sentirá como un habitante anónimo más, viviendo en primera persona todos y cada uno de los diversos episodios que nos ofrece esta novela.

Gabriel Zabalza, comisario de la Policía Nacional, es el encargado de perseguir y poder imputar algún delito a Moroloco. Recién destinado a Algeciras por propia elección, quiere acabar con el tráfico de drogas, pero se encuentra con varios problemas añadidos con los que no contaba; asuntos políticos en el Estrecho de Gibraltar que le condicionarán su trabajo y pondrán freno a sus ambiciones profesionales. 

Ambos protagonistas comparten la perdida de un hijo y la amistad que surge entre sus mujeres; circunstancias que va tiñendo la historia con una parte de misterio y otra de intriga a partes iguales, mientras que el thriller policíaco sigue su marcha y cada vez cobra más emoción con mayores persecuciones, encerronas y apuestas más arriesgadas. Con el foco de atención puesto en el ir y venir de cargamentos de droga, otros aprovechan para beneficiarse de la inmigración ilegal o sembrar el radicalismo islámico entre los musulmanes más jóvenes. Suficiente puntos de interés y de total actualidad con los que el lector difícilmente podrá mirar para otro lado.

El poder de la información como arma al servicio de gobiernos, policía, narcos, arrepentidos, confidentes o como medio de vida para un periodista de un medio digital que pone voz a los dos hilos conductores y de paso profundiza un poco más en el mundo del narcotráfico y sus mediocres justificaciones, como con el de la la labor de la policía que en muchas ocasiones se ve con las manos atadas, sobre todo, cuando las órdenes llegan de arriba. Un análisis que sirve para comprender, en parte, las claves y los intereses de un conflicto que no tiene pinta de terminar y al que se le suma un componente más, el yihadismo.

Como avanzaba al principio, narcotráfico y yihadismo, ilegalidad y ley, conceptos ambiguos que no pensaríamos que podrían ir unidos y que sin embargo lo están más de lo que parece; el bien y el mal unidos en beneficio de todos, y al mismo tiempo en su contra. 

ver reseña en la web

El último baile de Mary Higgins Clark

Mary Higgins Clark

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un fin de fiesta muy negro

Un grupo de jóvenes de Saddle River, New Jersey, acude a la invitación de Kerry Dowling para disfrutar de una de las últimas fiestas del verano, después, la mayoría de ellos se separará para dar inicio a su primer año universitario.

A la mañana siguiente todos los asistentes son informados de que el cadáver de la anfitriona ha sido hallado flotando en la piscina con una fuerte contusión en la cabeza. Su novio, Alan, que había mantenido una fuerte discusión con ella, y Jamie, un vecino con discapacidad intelectual, se convierten automáticamente en los principales sospechosos, tanto para la policía que sigue la investigación como para los lectores que nos dejamos engañar en primera instancia por la autora.

Jamie, inspirado en el nieto de Mary Higgins Clark, es el único testigo del asesinato. Su enfermedad, que le hace confundir la percepción del tiempo interfiriendo en sus recuerdos, se convertirá en un arma de doble filo para él al no poderse establecer en sus testimonios a la policía si habla en pasado o en presente. El cuidado perfil del personaje nos lleva a vivir en primera línea el trato que damos a las personas con discapacidad y nos hace darnos cuenta de los prejuicios que tenemos hacia este colectivo.

El detective de la policía, Mike Wilson, y Aline Dowling, forman un tándem perfecto en la investigación del caso. Él se ocupa de las investigaciones e interrogatorios y ella aprovecha su nuevo cargo en el instituto, como orientadora escolar, para establecer contacto con los amigos y compañeros de su hermana Kerry.

La lista de sospechosos aumenta al mismo ritmo que avanza la novela y nuestra labor consiste en ir descartando aquellos que nos dan buenas vibraciones y centrarnos en los que realmente son merecedores de que les sigamos la pista; esa que nos llevará directamente hacia un desenlace que demuestre que nuestra intuición ha sido, en esta ocasión, acertada, quién es la persona responsable del asesinato de Kerry y los motivos que le han llevado a cometerlo.

Y ahí es donde entra en juego el buen hacer de la autora que sabe sacar rédito a su experiencia como escritora de best seller policíacos y construye una trama a medida de su legión de seguidores mezclando las dosis justas de misterio, intriga y algunos episodios con los que intenta despistarnos sembrando la duda.

Una narrativa ágil y directa, con más sospechosos de lo esperado pero en la que vuestro olfato seguro que no os falla. Y aunque, Mary Higgins Clark, nos lo ha puesto demasiado fácil en esta ocasión, sigue demostrando el motivo por el cual sus novelas de intriga son tan populares.

ver reseña en la web