Blogger

La gata en el desván

España

registrado desde enero de 2016

http://lagataeneldesvan.blogspot.com.es

Libros y reseñas

Toda la verdad de mis mentiras

Elísabet Benavent

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un viaje muy Betacoqueta

Toda la verdad de mis mentiras es la novela número 17 de Betacoqueta, y ha sido mi última lectura. Como cada año la autora nos regala una de sus historias, y en este caso se ha tratado de un libro único y autoconclusivo. Siempre es un placer leer a Elisabet ya que, si bien unas historias pueden gustarte más que otras, siempre se disfruta del viaje a través de sus palabras.

Coco vive en Madrid y comparte piso con Marín, su mejor amigo y del cual está secretamente enamorada desde hace un tiempo. La relación entre ambos es de perfecta sintonía, y ella no quiere dar ningún paso que haga que esto pueda llegar a romperse, ya que entonces se moriría. Trabaja en una galería de arte y ama su trabajo, aunque a veces sus amigos se rían de ella por considerarlo un trabajo de “persona mayor”. Su mejor amiga Blanca está a punto de casarse, y por ello Coco ha organizado una loca despedida de soltera junto con su amigo Loren y Aroa, la ex de Marín y amiga también del grupo. No se les ocurre otra cosa que alquilar una autocaravana y llevarla unos días por varios campings de la costa española. Marín no puede sumarse al evento por motivos laborales, y Gus, ex de Coco y poeta intenso, no lo hace por cuestiones de dinero. Así que todo pinta como unas vacaciones de amigos muy divertida, pero todo cambia cuando finalmente pueden viajar todos y los secretos de que cada uno guarda comienzan a hervir como en una olla a presión. La convivencia codo con codo en la pequeña autocaravana hará que todo se precipite hacía lugares de los que es imposible volver.

Marín trabaja como asistente junior en una discográfica, y su trabajo por el momento es el de acompañar y encargarse de todo lo necesario en la promoción de artistas que comienzan. Su vida con Coco es muy fácil, se compenetran en todo y no podría tener mejor compañera de piso. Su vida familiar no ha sido fácil, y por ese motivo agradece más que nadie el poder estar en paz en su hogar. Tiene una hermana menor, Gema, a la que quiere con locura y por la que haría cualquier cosa. Jamás permitiría que su hermana tuviera que pasar por todo lo que él pasó. Cuando gracias al azar del destino finalmente puede sumarse a la loca despedida de soltera de su amiga Blanca, no podía ni imaginar que ese viaje iba a cambiar la vida de todos.

Pero seguí enamorándome,
sin saber,
del «qué sé yo»,
del calor de las noches frías,
de lo patas arriba de tus risas,
de los martes por Madrid
y los domingos por mensaje.
Dejó de ser lo que sería,
nunca llegó a ser lo que debía.
Lo llenamos y vaciamos
en un viaje narcisista hacia quienes no éramos.
Había ilusión, había rabia.
Había preguntas sin respuesta
y respuestas que no interesaban.
Hubo cardenales,
silenciosas huellas de noches intensas,
miradas sin traductor,
emociones de usar y tirar después a la cara.
Hubo cosas, patrañas, triquiñuelas y mentiras,
porque nunca asumí que la verdad a medias
es la peor de las falacias.
Para lo que hay ahora
dejamos de necesitar palabras.
Tropiezo ahora sí, ahora también,
con las «as» y las «emes»,
con los «ven» y los «vete».
Murieron de pena
aquellas pequeñas palabras
con las que empecé a enamorarme.
De lo que queda, ya sin nombre,
me quedo con el alivio de saber
que al menos creo que lo sabes.
Que me sabes.
Desde mi «a» hasta mi «zeta».
Me sabes.

Betacoqueta es una maestra de las palabras. Con su forma de expresarse llega directa al lector y tiene una forma de contar las cosas que está llena de verdad. Como bien decía al inicio hay historias que por lo que sea te pueden gustar más que otras, pero es imposible no disfrutar de la loca forma de Elisabet de enfrentarse a sus novelas, y de los personajes que nos regala en cada una de ellas. Soy muy fan de todo lo que escribe.

En cada novela la autora intenta sorprendernos con algo, y en este caso lo ha hecho teniendo la valentía de incluir poemas o textos poéticos, los cuales tienen sentido al ser escritos por Gus, uno de los personajes. Estos poemas son totalmente acordes con la historia y le dan ese punto diferente a la novela.

La historia como siempre, aunque tiene su pareja protagonista, incluye también un alocado círculo de amigos, y es que Elisabet es experta en crear novelas casi corales en las que a pesar de tener más peso los protagonistas podemos disfrutar de unos secundarios que aportan mucho y son parte fundamental de la historia. Me río mucho con algunos de estos personajes secundarios.

Toda la verdad de mis mentiras es una novela mucho menos intensa y dramática que todo lo anterior escrito por la autora. Al tratarse de una única novela todo está más concentrado y la historia tampoco pide según que dramas, así que es perfecta para una lectura amena y entretenida. Es un libro que gracias a la pluma de Betacoqueta se lee muy rápido y que deja un muy buen sabor de boca. A veces es mejor callar las mentiras, pero un día u otro salen a la luz haciendo que todo salte por los aires. Bueno es saberlo.

ver reseña en la web

El otro hijo

Sharon Guskin

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela que cuenta una historia dura y difícil, pero narrada con gran sensibilidad y talento.

Hacía mucho tiempo que no salía de mi bucle de lecturas románticas para adentrarme en otro género, y la verdad que he tenido mucha suerte de hacerlo con este libro. Cuando vi la novedad, no pude evitar fijarme en él porque el tema que trata es un tema que me atrae muchísimo. Aunque tenía mis dudas, ya que según como fuera tratada la historia podría resultar algo frívola, pero al final hice bien en decidirme a leerla. Es una historia dura, pero tratada con una sensibilidad extraordinaria, su autora me ha sorprendido para bien. En definitiva, me ha gustado muchísimo. 

Janie es madre soltera, e intenta sobrellevar esta situación lo mejor que puede. Su hijo Noah no le pone las cosas fáciles, es un niño con algunas particularidades que hacen que Janie esté muy preocupada. Un miedo atroz al agua, unos recuerdos que no parecen suyos, ni propios de un niño de 4 años, y otros detalles que le hacen sospechar que su hijo no es del todo normal. Además el problema se vuelve aún más grave cuando le llaman la atención en la guardería a la que acude Noah. Ha de tomar una decisión y tomar medidas contra una situación que parece que se le va de las manos. Cansada de lidiar con las pesadillas de su hijo, y dudando en seguir los consejos que le dan los especialistas sobre dar medicación a Noah, decide gastar su último cartucho y ponerse en contacto con el Dr. Anderson. Este parece poder tener la clave para desentrañar la complicada psique del pequeño. 

Jerry Anderson lo ha perdido todo en la vida. Su reputación como científico cayó en picado en el momento en que decidió dedicarse a un tema que es a menudo despreciado por la comunidad científica, la reencarnación. Y ahora puede perder lo único que le queda, su mente y sus recuerdos. Es por ello, que su máxima fijación es poder acabar su libro, basado en historias de niños capaces de recordar vidas pasadas. Su visión es plenamente científica, pero aún así este tema no deja de ser tratado como algo paranormal. Empeñado en que su obra vea la luz, se ve forzado a buscar un último caso que esté ubicado en norteamerica, y es en ese momento cuando aparece Noah en su vida. Es justo lo que necesita para dar el punto final, pero poco a poco se convertirá en algo más personal. 

– ¿Y esto? ¿Qué parte del cuerpo es? – susurró Noah. 
– ¿Esto? Mi nariz. 
– ¿Y esto?
– Una oreja.
– Y esto tu cabezota.
– Así es. Buenas noches, bicho.
– Buenas noches, mami-mamá. – bostezó. Y a continuación (Janie sabía que pasaría, últimamente siempre era igual, y justo cuando estaba a punto de caer dormido y ella pensaba que esta vez a lo mejor sería todo distinto, que a lo mejor esta vez no lo diría)-: Quiero ir a casa. 
– Estás en casa, cariño.
-¿Cuándo vendrá mi otra mamá?
– No lo sé, bicho.
– La echo de menos. – dejó reposar la cabeza sobre la almohada y la giró hacia la pared-. La echo de menos, la echo mucho de menos. 

Me ha gustado mucho la forma en la que está narrado el libro. En todo momento la autora ha sabido transmitirme los sentimientos que afloraban en los personajes del libro. La desesperación de una madre, la angustia de una persona que ve escaparse su vida entre los dedos de su manos, la tristeza de una persona que ha perdido un ser querido… Todos y cada uno de ellos están reflejados con suma destreza y sensibilidad, haciendo participe al lector de todo lo que acontece. Hay algunas escenas muy emotivas y que han conseguido tocarme ya que, aunque todo sea ficción, no puedes evitar ponerte en la situación y entender por todo lo que están pasando.  

El centro de atención va variando en varias partes del libro, así que podemos seguir lo que ocurre con Janie, Noah, Jarry y otros personajes que no desvelo en mi reseña ya que forman parte del misterio del libro. Además la autora ha tenido el gran acierto de incluir fragmentos de una obra, no publicada en nuestro país, y que trata temas muy acordes a este libro. Estos fragmentos incluidos en el libro le dan una dimensión de veracidad a todo lo que acontece. 

Sin duda alguna el tema que trata esta novela, es un tema que genera debate. ¿Hay vida después de la muerte? ¿Existe la reencarnación? Son temas sobre los que todo el mundo tiene una opinión, y yo tengo la mía muy clara. Seguramente no sea la correcta, pero en algún momento todos la conoceremos. Si os gustan estos temas disfrutareis de la novela, y si no, siempre es un buen punto de comienzo. 

El otro hijo es una novela dura, que trata un tema polémico pero que atrapa desde su primera página. Su autora debuta con una obra muy bien construida, madura, y que te mantiene en tensión hasta el final. Dos madres para un mismo hijo, dos madres para una misma alma. ¿Qué importa nada más cuando hablamos de amor? El vínculo entre una madre y un hijo es capaz de perdurar en el tiempo de maneras insospechadas, y eso, nada más y nada menos,  es lo que nos cuenta Sharon en su novela. 

ver reseña en la web