Blogger

Galakia

España

registrado desde diciembre de 2016

http://www.galakia.com

Libros y reseñas

El día que amaneció sin colores

Jean-Gabriel Causse

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Una delicia para los amantes de los colores

Quien nada sabe sobre los efectos universales y el simbolismo de los colores, jamás podrá emplearlos adecuadamente” es una de las numerosas frases que se desprende de “Psicología del color” de Eva Heller. Y es este fantástico libro (en el que se analiza de forma exhaustiva y científica, además de una forma muy estructurada, cómo influyen los colores en nuestra psicología) el que viene al recuerdo, una y otra vez, mientras la lectura de “El día que amaneció sin colores”  absorbe al lector. Y es que la historia que se cuenta, aunque aparentemente sea sencilla, no deja de mostrarnos el verdadero significado de los colores, qué nos aportan y cómo cada uno de ellos puede afectarnos de una u otra forma.

Si se echa un vistazo a la biografía de Jean-Gabriel Causse enseguida nos damos cuenta de que es un auténtico experto en la materia y, enseguida, se comprende su forma de escribir esta ficción y todas las anécdotas curiosas que en ella se van contando de boca de Charlotte Da Fonseca (investigadora del color a pesar de su ceguera) en el programa de France Inter radio en el que colabora.

Con una ambientación bastante bien lograda y estructurada, escrita de forma sencilla y dividida en una docena de capítulos no demasiado largos, el autor nos acerca de una forma asombrosa e inteligente al mundo de color y la importancia que este tiene. Para ello, no duda en hacer pequeños guiños a los campos que él domina, como los distintos estudios que se han realizado al respecto, la publicidad o la moda (mencionando varias marcas muy conocidas e incluso al recientemente fallecido Karl Lagerfeld), y, ayudado de curiosas e interesantes anécdotas, logra que se despierte en el lector la fascinación por las diversas tonalidades, además de por la ficción que, en sí, ha ideado. Y es que, aunque, en apariencia, se tenga la sensación de que se trata de una novela para pasar el rato, posteriormente, se van vislumbrando los pequeños matices que la rodean y acaba deleitando, a la vez que haciéndonos reflexionar en toda la belleza que nos rodea y en cómo ni tan siquiera nos damos cuenta de ello.

En el sentido anteriormente mencionado, en “El día que amaneció sin colores” son muchos los párrafos en los que el autor hace gala del vasto conocimiento que tiene acerca de las diferentes tonalidades: “Al repasar todos los combates de lucha grecorromana desde el inicio de los Juegos Olímpicos modernos, observamos que los luchadores vestidos de rojo se impusieron a aquellos vestidos de azul en un sesenta y siente por cierto de los casos, lo que supone algo más de dos tercios“…”los científicos se muestran categóricos al respecto: llevar alguna prenda de color rojo hace que uno parezca más fuerte y proporciona una mayor energía“. O cuando se habla acerca del rosa: “cuando se contempla un tono color rosa se activan exactamente las mismas zonas de su cerebro que cuando se contemplan imágenes de felicidad. La expresión popular “Ver la vida color de rosa” ha sido corroborada por estudios científicos“.

Con unos personajes carismáticos, salvo en el caso de Gilbert o Doble Quintal, entre otros, bien desarrollados y perfilados, cada uno con su forma de ver y entender la vida y con sus virtudes y defectos, hace que la ficción se nos antoje algo mágica, incluso.

Por todo lo anteriormente expuesto, resta añadir que, a pesar de que no se trata de una gran obra maestra, es original y aborda el tema de forma ingeniosa haciéndonos reflexionar (como indicaba antes) sobre varias cosas, por lo que no se puede hacer otra cosa que recomendarla para esos momentos en los que nos apetece desconectar de otras lecturas más densas y de esos momentos en los que percibimos que a nuestro alrededor el negro o el gris son los reinantes.

ver reseña en la web

Azul Venezia

Marina G. Torrús

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Azul Venezia

En la novela corta  “La muerte en Venecia“, del escritor alemán Thomas Mann se encontraba una frase que decía: “Así era Venecia, la bella insinuante y sospechosa; ciudad encantada de un lado, y trampa para los extranjeros de otro, en cuyo aire pestilente brilló un día, como pompa y molicie, el arte, y que a los músicos prestaba sones que adormecían y enervaban“. A esta yo añadiría otra que escribió el filósofo Schopenhauer en su “Palerga y paralipómena”  y que reza “nuestro mundo civilizado no es más que una mascarada donde se encuentran caballeros, curas, soldados, doctores, abogados, sacerdotes, filósofos, pero no son lo que representan, sino solo la máscara, bajo la cual, por regla general, se esconden especuladores de dinero“. Y esos, básicamente, son los elementos que Marina G. Torrús ha retratado, creo que con gran acierto y con éxito, en “Azul Venezia.

Y es que esta ficción es un fiel reflejo de lo que recogen esas dos frases, ya que en ella el lector disfruta de “una bella e insinuante Venecia” de principios del siglo XVIII en la que la música y el arte se mecen entre los canales, deleitando a todos los amantes de estas disciplinas, pero también se percata de las máscaras utilizadas y lo que estas esconden, y de las que no se libran ni los religiosos ni las personas que se creen de la más absoluta confianza ni nadie cuando el “Dios dinero” (si se me permite la expresión) es el que reina. Y es que muchos no son lo que parecen y se ocultan tras las máscaras.

Azul Venezia” me ha parecido, en líneas generales, una de esas novelas que merecen la pena ser leídas y con las que se puede disfrutar de dos géneros (thriller o novela de suspense e histórica) a la vez, y me ha recordado un poco a “Sombras de agua” (salvando las distancias) por la cercanía de la época (muy finales del siglo XVII),  la misma ciudad, el misterio, el arte… Escrita con agilidad y soltura, se le ha dotado de un buen ritmo, gracias a unos capítulos muy cortitos (94 y divididos en tres partes) además de la forma de la narración de la ficción, y eso hace que el lector vaya adentrándose en la trama con gran facilidad y, sin apenas darse cuenta, se haya leído más de una docena de capítulos (al menos es lo que a mí me ha ocurrido).

Para ello, Marina G. Torrús no ha dudado en utilizar un lenguaje sencillo, claro, directo y ameno, a la vez que muy propio de esa época, ayudándose de una buena ambientación a base de descripciones justas y necesarias (tanto temporales como espaciales) para que el lector se sienta transportado (varios siglos atrás) a esa bellísima ciudad y sienta cómo fluye el agua por sus canales, cómo son esos paseos en góndolas o cómo brilla, y se siente, el arte en cualquiera de sus disciplinas (música, edificios, en los cristales…). Pero también vive de cerca esos asesinatos en serie y el misterio que los rodea, se deleita con ese trabajo tan minucioso y calculado que realiza la bestia con cada uno de ellos, o percibe las mismas sensaciones que Caterina cuando comienza a brillar (valga la redundancia) en los escenarios, entre otros muchos aspectos.

En cuanto a los personajes, he de reconocer que están logrados y bien caracterizados, cada uno con su propia personalidad, pero dotados de la fuerza que les corresponde. Son varios y muy variados los que aparecen y se han perfilado, pero, en mi humilde opinión, los dos protagonistas, Caterina y Alfonso Guardi (capitán de guardia de Corps que inevitablemente me ha hecho pensar en “La cocinera de Castamar”, casualmente, la inmediatamente anterior novela que he leído y en la que los guardias de Corps tienen su importancia), son quizás los que están mejor trabajados y desarrollados,  y a los que se les ve evolucionar con mucha más intensidad. A mí también me ha gustado mucho Mme. Chevalier.

He de confesarte, estimado lector, que hay un indescriptible e ingente trabajo de documentación detrás y no solo de la época y de la ambientación en cuestión (vestuario, sociedad, usos y costumbres etc.), que también, sino porque además existen muchos momentos en los que se hacen alusiones a la mitología y a las fábulas que se estilaban en la Venecia del siglo XVIII.

No puedo finalizar esta reseña sin comentarte que esta lectura me ha hecho reflexionar (sí, como ya es bastante habitual en mí) llegando a la conclusión, una vez más, de que tal y como dice el sabio refranero español “el hombre es el único animal que tropieza en la misma piedra”. ¿Por qué  lo digo? porque aunque transcurran años, décadas e incluso siglos y aunque haya habido transformaciones disruptivas en cuanto al arte, a la tecnología, a la sociedad etc… el “Dios dinero” siempre ha causando furor, y sigue haciéndolo (desgraciadamente), y es capaz de inducirnos a cometer las mayores atrocidades. Un aspecto en el que no evolucionamos en absoluto.

Como conclusión solo puedo reiterar lo anteriormente dicho, que “Azul Venezia” es una novela que recomiendo porque me ha parecido interesante, porque es de esas que te mantienen en vilo con varios giros inesperados y con las que disfrutar mientras viajamos en el tiempo. ¿Se puede pedir más?

ver reseña en la web

Papel y tinta

María Reig

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Una ficción histórica con un estilo narrativo agradable, pero con capítulos muy largos.

El genial Walt Disney decía que “todos nuestros sueños se pueden hacer realidad si tenemos el coraje de perseguirlos“, y el escritor francés Anatole France, por su parte, insistía en que “para conseguir grandes cosas, debemos no solo actuar, sino también soñar, no solo planear, sino también creer“. Estas son las frases que, una y otra vez, se repetían en mi pensamiento durante la lectura de esta primera novela de María Reig. Y es que Elisa Montero, la protagonista de “Papel y tinta“, encarna ese coraje del que hablaba Disney o toma las riendas para, después de soñar, creérselo y planearlo, pasar a la acción (de una forma curiosa) e intentar acercarse a su sueño (valga la redundancia) y hacerlo realidad.

Y, de la mano de esta protagonista tan inteligentemente ideada y perfilada, la autora nos sumerge en una ficción que nos transporta hasta principios del siglo XX y nos muestra la sociedad y la ideología que en ese momento se estilaba. Y lo hace tanto desde el punto de vista de la clase aburguesada (la mayor parte del tiempo) como desde la menos favorecida (cuando se habla de la situación de la familia de Elisa en el pueblo), aunque este último aspecto esté más brevemente desarrollado. Con unas descripciones acertadas y que denotan el ingente trabajo de documentación que hay detrás, a la hora de hablarnos del contexto histórico en que se centra la novela, María Reig consigue llamar la atención del lector, y lo hace con una trama que va in crescendo. Si al principio se nos presenta a una protagonista débil, que proviene de una situación de pobreza, miedosa y que no sabe leer ni hacer nada de nada, a lo largo de los capítulos se va transformando de tal manera que se nos antoja irreconocible: cabezota y obstinada por aquello que cree que puede conseguir, con las ideas muy claras, que no se achanta ante cualquier cosa y que lucha por hacer realidad sus sueños. Una mujer adelantada a su tiempo y que no duda, en ningún momento, hacer auténticas locuras (si se me permite la expresión) para continuar con su vocación, fiel a sus ideales, sin importarle los “chismorreos“, ni las opiniones que los demás tengan al respecto.

Hasta ahora he hablado de Elisa porque es la gran protagonista de “Papel y tinta“, pero no es el único personaje. No, en absoluto. De hecho, son muchos los personajes (bastante bien identificables, y en algún momento me ha parecido que incluso podría sobrar alguno) que aparecen esta novela y, cada uno a su manera, van aportando cosas a la trama y haciendo que la protagonista muestre sus diferentes facetas para así conseguir, en cierta forma, ensalzarla y que conecte perfectamente con el lector.

Con un estilo narrativo agradable, la autora aprovecha para mandar un mensaje al lector haciendo ver que los deseos se pueden ir cumpliendo siempre y cuando se trabaje, y mucho, por conseguirlos. Y lo hace a través de casi 800 páginas divididas en cuatro partes (Elisa, Pedro Liébana, Tercera Señora De las Heras y rosales, y Elisa Montero), y 16 capítulos en total. Si bien, como he dicho anteriormente, me parece una buena y muy interesante ficción, con un gran trabajo de documentación detrás y con un mensaje de esperanza maravilloso, he de confesarte (aquí vienen mis “peros”), estimado lector, que los capítulos en sí, a pesar de que se han ido dividiendo con tres asteriscos, se me han hecho bastante largos (sólo 16 para casi 800 páginas, como decía antes) y se me ha hecho algo lenta. Pero también las descripciones que, en mi humilde opinión, han sido excesivas en algunas partes consiguiendo que, por momentos, perdiera un poco el hilo.

Por todo ello, solo resta decir que, aunque en algunos instantes me he alejado de la trama por las razones que he mencionado anteriormente, “Papel y tintano me ha disgustado y que creo que María Reig es una autora a la que tener en cuenta en el futuro porque para ser la primera novela está muy bien resuelta (no ha dejado ningún cabo suelto) y cuenta una buena historia que puede deleitar a todos aquellos amantes del género histórico.

ver reseña en la web

No es mío

Susi Fox

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Un thriller psicológico que mantiene en vilo al lector de principio a fin.

La originalidad, según el Johann Wolfgang Von Goethe (1749-1832), \”no consiste en decir cosas nuevas, sino en decirlas como si nunca hubiesen sido dichas por otros\”. Y creo, en mi humilde opinión, que esta es la frase que describe a la perfección esta primera novela de Susi Fox. Todos hemos escuchado y leído, desgraciadamente, casos de bebés que por error han sido cambiados por lo que el tema elegido por la escritora no es nuevo, pero sí lo es la forma en que lo cuenta, el enfoque que le da, cómo lo ambienta, y la sensación de duda constante que crea en el lector. Y es que, \”No es mío\” es de esas novelas que comienzas a leer y apenas paras de sentir y hacerte preguntas hasta acabarla.

Empieza fuerte, con frases cortas y sencillas pero que calan desde el principio, porque ¿a quién no le intrigaría una historia que comienza con \”Pensaba que me encantaría ser madre\”, y continúa con \”me equivocaba\”, y \”no me gusta nada; ni por asomo. Sé que se me da mal. Mi vida, tal y como al entiendo, terminó el día en que di a luz…\” expresiones simples, pero que ponen en alerta al lector haciendo que le surjan varias preguntas, y decida seguir leyendo.

Tras unas frases más del estilo anterior, arranca la historia en sí en la que Sasha, la protagonista, empieza a describir dónde se encuentra y cómo, las preguntas que le surgen así como sus preocupaciones. Escrita con agilidad y esmero, Susi Fox recrea a la perfección la sensación de angustia y el malestar que siente la protagonista al estar en ese hospital (diferente al que ella iba a ir inicialmente), y ver que nada ha salido como habían planificado ella y su marido. Tal es la forma de describirlo todo, que crea cierto desasosiego en el propio lector, a la vez que lo mantiene en vilo constantemente haciéndole creer que Sasha está delirando y sufriendo de algún problema psicológico. Algo que, por otra parte, no es descabellado dadas las circunstancias. Seguro que te estarás preguntando, estimado lector, a qué me refiero con este comentario, pero confieso que no voy a desvelarte nada más porque si no perdería todo el encanto.

Para ello, la autora se ha servido de personajes muy reales (perfectamente perfilados), como en la vida misma y con los que cualquiera podríamos identificarnos, con su lado positivo y sus virtudes, pero también con sus miedos, sus preocupaciones y los traumas que arrastran desde que eran unos niños. Y creo, estimado lector, que este aspecto es uno de los que más me han gustado de \”No es mío\”.

La novela está escrita en primera persona, compuesta por capítulos bastante cortos y que se van entremezclando. Así, hay algunos que cuentan cada momento que Sasha pasa en el hospital, otros en los que da su versión el propio Mark, así como otros (tipo flashback) que se remontan al momento en que se conoció la pareja, y los años posteriores hasta el nacimiento de su bebé. Todos ellos escrupulosa y hábilmente escritos haciendo que el lector no pierda ningún detalle y jugando con él al despiste, pues en ningún momento se sabe (hasta llegar al final) si la protagonista se encuentra en sus cabales y es verdad lo que su intuición le dice o si, por el contrario, le ha afectado y está sufriendo una psicosis postparto.

Para terminar, solo puedo añadir que me ha parecido un buen thriller psicológico, con una trama y personajes que enganchan, que me ha gustado, pero que no me ha acabado de convencer del todo el final, porque creo que yo, en la situación de la protagonista, actuaría de forma muy diferente. O eso creo, porque ya sabes que muchas veces pensamos de una forma, y luego, llegado el caso concreto, podemos actuar de otra muy diferente. Así somos las personas. En cualquier caso, es una novela que recomiendo leer sin ningún género de dudas.

ver reseña en la web

Las chicas que soñaban con el mar

Katia Bernardi

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Las chicas que soñaban con el mar

Uno de mis autores favoritos, el gran Paulo Coelho, ha dicho en más de una ocasión que “la posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante” y que “nunca debemos desistir de un sueño. Sólo trata de ver las señales que nos lleven a él”. Un par de frases que están grabadas en mi cabeza desde hace bastante tiempo y a las que siempre recurro cuando tengo algo nuevo entre manos. Y no sé si las funne de Daone conocerían estas frases o no, pero lo cierto es que nunca perdieron de vista su objetivo y a pesar de algunas decepciones sufridas en ese proceso, nunca dieron marcha atrás y jamás se rindieron.

La verdad es que cuando leí el título y vi la portada me causó curiosidad y decidí adentrarme en el argumento. Me pareció original y hasta un tanto diferente y le di una oportunidad. ¡Bendita oportunidad! Porque es una de esas novelas que, además de entretener y leerse muy rápido, son de las que despiertan en el lector sentimientos como la ternura, la bondad, el cariño, o la esperanza, entre otros. Eso sí, sin un súper argumento muy elaborado pero muy ameno Y es que, Katia Bernardi ha sabido cómo enganchar al lector con una escritura ágil, sincera, y aderezada con algunas dosis de sentido del humor

Con capítulos de apenas un par de páginas o tres, ha conseguido magistralmente, al menos desde mi punto de vista, hacernos partícipes de cómo es la vida en un pueblo perdido entre las montañas donde casi nunca pasa nada interesante, de las vivencias de algunos de sus habitantes, de la personalidad tan dispar de algunas de las protagonistas o de los sueños de éstas. Con un lenguaje sencillo, ágil pero muy acertado, logra acaparar toda la atención en apenas unas líneas (y tampoco tan largas), donde cuenta tantas cosas que me ha dejado maravillada. A través de su escritura se puede apreciar claramente cuáles son las intenciones de la autora, cómo las hace ver y para qué.

En cuanto a los protagonistas, he de decir que son geniales y están realmente bien perfilados. Cada uno con su forma de ser y sus “locas ideas” generan muy buen rollo (si me permitís decirlo). O al menos a mí me las han generado, quizás por la cercanía y cariño que siento por las personas mayores y sobre todo por hacerme recordar a mis abuelas. El caso es que despiertan ternura y cariño, y con esa forma de ser que tienen hacen que el lector esboce más de una sonrisa, e incluso acabe soltando alguna que otra carcajada. Y es que Armida, Erminia, Jolanda, Valentina o Valeria son de esas mujeres auténticas que han vivido muchas cosas a lo largo de su vida, tienen mucha experiencia, y de las que, a pesar de su edad y sus achaques, siguen teniendo una jovialidad envidiable y ganas de hacer cosas nuevas. Pero sobre todo tienen sueños. Sueños por cumplir, por vivir y por los que luchar.

Para finalizar y haciendo un pequeño guiño a la novela te diré, estimado lector, que me ha parecido una lectura tan dulce como las tartas que las protagonistas preparan para la feria y cuyas recetas (alguna, no todas) aparecen al final de la novela; tan mágica que, por un momento, me han hecho pensar en los sueños, siguiendo las instrucciones que da la propia autora; tan sencilla pero bien escrita como el marcado perfecto de pelo del que habla Jolanda; o tan bien estructurada como el manual de instrucciones publicado por Erminia, donde enumera las directrices a seguir para saber cómo se lleva la buena administración de un club de jubilados. Por todo ello, solo resta recomendarla, de cara estas navidades junto a otras como “Agujas de papel” o “Te daré un beso antes de morir”,  y decirte que, si optas por leerla, creo que pasarás un rato muy agradable.

Y,  tal como dijo Gustave Flaubert, “¡Ten cuidado con tus sueños! son la sirena de las almas. Ellas cantan, nos llaman, las seguimos y jamás retornamos“.

ver reseña en la web

Háblame bajito

Macarena Berlín

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela actual que hace reflexionar al lector.

Ya estarás acostumbrad@, estimad@ lector(a), a los guiños que suelo hacer en mis reseñas y, en esta ocasión no iba a ser diferente. Y es que, \”Háblame bajito\” bien merece hacerla de la siguiente forma.
Los primeros acordes comienzan a sonar para darle vida a la sintonía del programa. Tras unos cuantos segundos, una nueva melodía se encarga de abrir el programa literario para dar paso a la voz de quien lo conduce y que, en el día de hoy y según la escaleta, se encargará de comentar \”Háblame bajito\”, entre otras novelas.
……..
Me gustaría hablaros también de \”Háblame bajito\” de Macarena Berlín. Una novela  que he acabado de leer hace muy poco y que me ha sorprendido gratamente. Y no es por la historia en sí, pues tampoco es de esas lecturas dotadas de una gran trama, con mucha acción, llenas de giros inesperados y cargada de misterio, pero sí por la forma en que está escrita, de cómo se habla de algunos temas y el efecto que ha causado en mí.
Y es que, mientras la iba leyendo una misma idea rondaba por mi cabeza: tenía la sensación que era una historia que estaba escuchando a través de las ondas. Quizás sea porque la propia autora es locutora de radio y la asocio a ella, o a lo mejor es porque la protagonista de la novela, Pita, también ejerce esa profesión. No sé, pero el caso es que en todo momento tenía esa misma impresión.

Como he dicho antes, no es una novela llena de acción ni de misterio. Sino más bien de una lectura lineal y sin grandes giros. Pero eso sí, está escrita de una forma tan magistral, ágil, inteligente y elegante que me ha gustado mucho y me ha hecho reflexionar sobre muchas cosas.

Son muchos temas los que se abordan en ella: desde temas de la actualidad hasta los sentimientos, pasando por la vida misma, la verdadera amistad, las decisiones personales que se toman en cada momento y en cómo la sociedad, a veces, se entromete demasiado en ellas, entre otros.

Ya desde el primer capítulo comienza fuerte. Y es que Pita, que así es como se llama la protagonista, entrevista en riguroso directo a Phillippe Lançon, uno de los supervivientes del atentado de Charlie Hebdo, volviendo a recordarnos aquella masacre tan cruel.

Pero detrás de \”Háblame bajito\” hay varias cosas más. Y es que,  es de esas lecturas que consigue remover conciencias, eso sí, de una forma delicada y muy sensible,  pero remover conciencias al fin y al cabo. Y eso es lo que consigue en el lector con otras dos entrevistas que realiza la protagonista. Una de ellas a la superviviente del ébola, cuya sangre probablemente salvó la vida de la enfermera Teresa Romero, y otra a Alain Vigneau, un actor, pedagogo y clown que  me ha llamado mucho la atención.

Además de estas entrevistas, Pita, va contando su día a día de esta nueva etapa que acaba de iniciar. Y, como en la vida misma, habrá días mejores y días peores. Pero, afortunadamente, no está sola pues su padre y la pareja de éste, su  mejor amiga, sus tías o algunas amistades más están cerca y quieren ayudarle. Eso sí, cada uno a su manera. He de reconocer que, a pesar de ser personajes secundarios, tienen su importancia y le darán a la historia esa veracidad y dosis de realidad que toda novela necesita.

Escrita en primera persona, esta novela debut de Macarena Berlín es de esas que te cautivan porque hablan de temas que, tarde o temprano, todos hemos vivido. Y lo hace una forma interesante y ágil, intercalando historias más intensas y que invitan reflexionar al lector, con otras más livianas y con algún toque de humor. Y para ello, utiliza diferentes tipos de letra e introduce fragmentos de whatsapp.

Para terminar, solo quería decirte que estas son las impresiones que quería compartir contigo, estimado oyente, en cuanto a \”Háblame bajito\”. Una historia diferente, escrita desde un punto de vista actual, un tanto feminista, y que da mucho que pensar.

Y si estás pensando en si la recomiendo, te diré que la recomiendo, por supuesto, sin ningún género de dudas.
……….
Tras hablar de otras novedades editoriales, los técnicos de sonido dan paso  la canción programada.  Unos instantes más tarde, y después de que finalice con la última estrofa al son de:

\”Lleva, llévame en tu bicicleta
óyeme, Carlos llévame en tu bicicleta
Que sí a Pique algún día le muestras el Tayroma
Después no querrá irse pa\’Barcelona\”

de \”La bicicleta\” de Shakira y Carlos Vives, la locutora se despide de los oyentes, y comienza a  sonar la sintonía de salida para cerrar el programa.

ver reseña en la web

Y yo a ti más (Serie Tessa Leoni 1)

Lisa Gardner

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela de suspense que nos mantiene en vilo continuamente

Y yo a ti más” es una novela que me llamó la atención, en primer lugar, por el título y, luego, por esa portada. A priori,  el título de “Y yo a ti más“, lo primero que nos puede sugerir es que se trata de una novela romántica. Sin embargo, a pesar de que sí existe amor (amor de madre y amor por descubrir la verdad en este caso), este novelón de Lisa Gardner es un thriller, en toda regla, que nos mantiene en vilo, como he dicho anteriormente, desde el propio título hasta la última frase.

Repleta de giros totalmente inesperados, la autora nos muestra con gran solvencia e inteligencia la magistral capacidad que tiene de llevarnos por donde quiere, cuando quiere y casi sin apenas darnos cuenta. Tan pronto nos hace creer una determinada cosa, dándonos todas las razones posibles para conseguir que el lector acepte esa realidad, como de repente da un giro de 180 grados para dejarnos tan sorprendidos que ya empezamos a dudar de todo y de todos. Pero, otra vez, vuelve a las andadas con razonamientos tan brillantes que no dejan lugar a dudas, para volver a dar otro giro y quedarnos sin aliento y con las ansias de saber cómo continua la historia.

Escrita de una manera ágil, la pluma de Lisa Gardner nos muestra que es verdaderamente una de las reinas de las tramas de suspense y de intrigas, donde sus historias, tan bien hiladas, no pasan desapercibidas.

Para ello, además de servirse de una buena trama y algunas pistas casi imperceptibles a lo largo de toda la novela, utiliza unos personajes que no dejan indiferente a nadie. Y el ejemplo más claro es Tessa, una agente de la policía estatal que no ha tenido una vida demasiado fácil y que se ha creado una coraza tan grande alrededor de ella que se muestra como la persona más fría, calculadora y distante del mundo. A pesar del momento en el que está viviendo, y lo que ha visto con sus propios ojos, no deja que las fuerzas flaqueen y sigue hacia delante, con todas las consecuencias, ideando no solo un plan A sino también un B para conseguir su objetivo. Desconfiada por naturaleza, solo cree en ella misma y en su capacidad de resolver las cosas. Y se cree “que no es como las demás mujeres“. Pero no es solo Tessa, sino que también hay otros que llaman poderosamente la atención, entre los que también destaca D.D, con su peculiar forma de ser y de actuar, algo más carismática que Tessa pero independiente, desconfiada y, a veces, igual de fría que la propia Tessa.

Escrita intercalando la tercera persona, en cuanto a toda la investigación de los inspectores y la primera persona cuando habla la propia Tessa, la novela nos muestra los diferentes puntos de vista de lo que va sucediendo en cada momento, a la vez que desgranando todo lo sucedido.

Ya sabes que soy sincera y que mis impresiones son las que son, muy personales. Por ello, te diré que yo, al más puro estilo de Brian Darby primero, y al de Tessa después, si tú, mi estimado lector, me lo permites, voy a sacar la “bloguera buena” y “la mala” que llevo dentro. La “bloguera buena” insiste en que es una novela entretenida, con un buen ritmo, llena de giros inesperados y de esas que te dejan sin aliento con cada página que lees. De esas historias que enganchan de principio a fin y muy pero que muy recomendables para este 2017. Sin embargo, la “bloguera mala” cree que los personajes, a pesar de estar muy bien trazados, son poco fríos y, en algún caso, poco creíbles resultando algo complicado empatizar con ellos.

A modo de conclusión, solo puedo decirte que, en mi opinión, “Y yo a ti más” es una novela llena de suspense y de misterio, de esas que nada es lo que parece y que cuando crees saber qué puede estar pasando y por qué, da un giro tan grande que se desmonta por completo lo que te habías imaginado. Una novela que recomiendo y que, aunque algún personaje no haya acabado de empatizar del todo conmigo, seguro volveré a leer otras novelas en las que Tessa, D.D o Bobby sean los protagonistas.

ver reseña en la web

Tarta de almendras con amor

Ángela Vallvey

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Tarta de almendras con amor

Ya sabes, estimado lector, que me encanta hacer pequeños guiños hacia las novelas que reseño y no puedo resistirme a hacer varios acerca de ésta que  me ha gustado y que tantas sonrisas me ha regalado. Por lo que no puedo dar comienzo a la reseña sin decir antes que #RecomiendoTotalmenteSuLectura  #EsUnaNovelaDiferenteQueCuentaCosasCotidiansPeroDeUnaFormaOptimista #NoSoloSomosLoQueComemosSinoTambienLoQueLeemos.

Al estilo de Fiona, he intentado buscar información en “Yahoo Respuestas” lanzando una pregunta que me ha surgido desde que empecé a leer esta novela. “¿Libros que sean amenos tipo novela?”. Lamentablemente no he encontrado que entre ellas se encuentre “Tarta de almendras con amor“, pero espero que de aquí a un tiempo sea una de las que aparezca entre sus respuestas.

Se trata de una novela amena, agradable, dulce y tierna, que hace que se lea muy rápido atrapando al lector desde el principio. Escrita en primera persona y en presente, se nos cuenta la historia de Fiona de una forma ingeniosa, optimista y sacando lo mejor de las personas en las situaciones más difíciles. Para ello, la autora ha incluido además del relato de lo que en cada momento vive la protagonista, recetas de cocina,  letras de canciones, y hasta hashtags, otorgándole así un tono actual, original y diferente, pareciéndose en ese sentido y salvando las distancias, a otra novela de la que hemos hablado, “La mano izquierda de Peter Pan“, que también se caracteriza por incluir este estilo no demasiado habitual.

La historia de Fiona no es nada fácil, pues desde muy pequeñita se ha tenido que sacar las castañas del fuego ella sola y lo ha hecho de una forma asombrosa. A pesar de que tiene momentos en los que sus ánimos se vienen abajo, sigue mirando hacia delante y lejos de quedarse anclada sin saber qué hacer o cómo actuar sigue luchando para conseguir sus objetivos. Junto a Fiona están los demás personajes que son realmente auténticos. Cada uno a su manera, con sus alocadas ideas, sus sueños, sus ilusiones, su forma de pensar y actuar… Se empatiza muy bien con todos ellos porque son tan reales como la vida misma y tan tiernos como las deliciosas recetas que aparecen en el libro que Mirna ha regalado a Fiona.

Otro de los aspectos que más me ha llamado la atención junto con el optimismo que se desprende a lo largo de la historia es que la autora ha sabido reflejar magistralmente la sociedad y la forma de vida actuales: la utilización de las redes sociales; el constante uso de buscadores como yahoo, google etc para encontrar soluciones o respuestas a las dudas y preguntas que nos surgen; cómo abusamos de la comida precocinada, rápida y fácil sin saber lo que realmente comemos y los ingredientes que lo componen; el tema de las burlas y ataques gratuitos hacia compañeros de clase; la importancia de las modas musicales en nuestro día a día y cómo cada vez están más presentes…

Tarta de almendras con amor” es una novela actual y que está realmente bien escrita. Sin embargo como ya sabrás, estimado lector, también soy de esas blogueras que no solo hablan de los “pros” sino también de los “contras” y en este caso, y en mi humilde opinión, hay dos: por un lado, el ritmo que es un poco lento y por otro, en algunos momentos no parece que esté hablando una muchacha de 17 años sino una de 12 o 13.
Para finalizar, solo reiterar que es una novela muy recomendable, divertida, tierna, dulce y optimista que acaba transmitiendo al lector una sensación muy agradable.

ver reseña en la web

Solo un secreto (Solo tú 2)

Simona Ahrnstedt

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un solo secreto

Esta novela de Simona Ahrnstedt no solo nos acerca el amor, la pasión, el poder de la atracción, las mariposas en el estómago o los continuos pensamientos en esa persona que les gusta a los protagonistas sino que nos hace ver una realidad que existe y que, desgraciadamente, cada vez va a más. En “Solo un secreto” además de contarnos una historia romántica se ahonda, y creo que de una manera muy inteligente y elegante, algunos temas como la corrupción, la venganza, los conflictos internacionales, la situación tan penosa que se vive en muchos países donde no tienen apenas para comer ni beber, y mucho menos pasa ser asistidos en hospitales o el arduo y complicado trabajo de los cooperantes de las organizaciones humanitarias. Y por otro lado, se refleja también las excentricidades de la gente rica, poderosa, que se creen que por el solo hecho de tener dinero pueden hacer lo que quieran impunemente.

Es una novela que atrapa magistralmente al lector desde el principio y tiene un ritmo vertiginoso. Es de esas historias que hacen que nos cautiven y queramos saber cómo continúa. Pero sobre todo, o al menos en mi caso, también es de las que hacen reflexionar. Nos muestra una historia de amor de dos personas totalmente diferentes con formas de pensar antagónicas y con prioridades opuestas, además de algunas situaciones que son reales y que existen y que, desgraciadamente, somos conscientes pero tendemos a mirar hacia otro lado.

La pluma de la autora es magnífica. La novela está escrita con todo tipo de detalles y hace que experimentemos, en cada momento, lo mismo que los propios protagonistas: tan pronto estamos en el sencillo piso de Isobela como nos traslada a un Castillo de Suecia, nos sitúa en una discoteca de música cubana como nos lleva a Chad y nos hace vivir algunas situaciones complicadas y que dan qué pensar. Para ello, Simona Ahrnstedt ha elegido unos personajes muy creíbles, cada uno a su estilo. Por un lado, una Isobela para la que la medicina lo es todo y que ha luchado por convertirse en quien es. Tiene unas prioridades e ideales muy claros y es capaz de cualquier cosa para conseguir aquello en lo que cree. Por otro, Alexander, un tipo que cae bien, rico a más no poder, que cree que a golpe de talón puede conseguir lo que quiera, al que le gusta la diversión y las mujeres, que parece que disfruta con ello pero que también esconde algunos secretos. Y otros personajes como Peter, hermano de Alex, que cometió un grave delito cuando era joven y que quedó impune porque su padre lo silenció y vive atormentado por ello; Gina, una muchacha africana que junto a su padre y hermano emigró a Suecia en busca de una vida mejor y tiene que luchar mucho para conseguirlo; Natalia, hermana de Alexander o Leila, la presidenta actual de Medpax, que aún siendo secundarios también tienen su importancia y peso.

Solo un secreto” es una novela romántica, con algunos tintes eróticos, pero de esas que también hacen reflexionar, como decía anteriormente, en la crueldad, la injusticia o en la corrupción, entre otros temas. De esas historias recomendables que dan una de cal y una de arena y que nos cautivan sin darnos cuenta.

ver reseña en la web

Mentiras

Yrsa Sigurdardóttir

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Su lectura transmite una frialdad y un desasosiego inquietantes y tiene un final tan sorprendente que deja al lector petrificado.

Mentiras” es una novela negra en toda regla y reúne todos los requisitos: La investigación es llevada a cabo por una de las protagonistas con personalidad atormentada (aunque las tres historias tienen eso mismo en común), se centra en hechos y conversaciones, no hay ninguna intriga amorosa, la motivación del crimen, ambientada en lugares claustrofóbicos, con una atmósfera asfixiante y de mucha frialdad. Tan fríos como los glaciares de Islandia.

Es una novela que, aunque al principio no me ha atraído demasiado, acaba enganchando de una forma magistral. En cada capítulo se va hablando de una de las historias y nos deja con la intriga de cómo continuará y qué es lo siguiente que pasará. Cuando vamos al siguiente ocurre lo mismo y vuelve a dejarnos con ganas de saber más por lo que no hay manera de dejar de leerla en ningún momento. En cuanto a la estructura he encontrado similitudes con  “Un juego peligroso” de Mari Jungstedt, en la que la escritora de otros éxitos como “La cuarta víctima” o “Nadie lo ha visto“, cuenta dos historias aparentemente inconexas para posteriormente enlazarlas de una forma asombrosa.

La manera en que está ambientada la novela crea verdadero desasosiego: lugares muy fríos, claustrofóbicos, oscuros, olores extraños en los que puede pasar de todo… y en cuanto a los personajes he decir exactamente lo mismo. No me han resultado nada empáticos (quizás, Nina la que más), son extraños, atormentados, con formas peculiares de ver las cosas y que esconden varios secretos. Es posible que esa distancia que marcan sea debido a la descripción que se hace del lugar donde se encuentran en cada momento y por eso se extienda sobre ellos ese halo misterioso y gélido que tanto me ha llamado la atención. Eso sí, he de reconocer que están muy bien creados y desarrollados, cada uno a su estilo.

El escritor británico Robert Louis Stevenson dijo una vez que “las mentiras más crueles son dichas en silencio“, y es lo que precisamente ocurre en “Mentiras“. Sus protagonistas no lo han contado todo. Algunos mintieron en su día. Se han callado y ni tan siquiera sus seres queridos eran conscientes de determinadas cosas, por ello esos secretos tan bien guardados ha acabado trayéndoles más de una desgracia.

Se trata de una novela que recomiendo leer. Es adictiva, mantiene en total tensión al lector y engancha muchísimo. Las tramas están bien creadas y lo que más me ha gustado es el final. He de confesar que desde el principio me había hecho la idea de quién podría estar detrás de todas las historias pero conforme iba leyendo fui convenciéndome de que no era así. Intentaba hacer mis propias quinielas pero era imposible. Sin embargo, en un momento determinado da un giro tan inesperado y de una forma tan magistral que me he quedado impactada.

Lo dicho, “Mentiras” transmite una frialdad y un desasosiego inquietantes y tiene un final tan sorprendente que deja al lector petrificado. Nada es lo que parece.

ver reseña en la web