Comentarista de Amazon

Carmen

España

registrado desde agosto de 2016

https://www.amazon.es/gp/profile/amzn1.account.AF2RBQVK67DGUKZYZPK7HCWMXYFA?preview=true

Libros y reseñas

La suerte del enano de César Pérez Gellida

César Pérez Gellida

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una muy buena lectura, de esas que crean afición

Aunque, sin duda, se puede leer esta novela sin conocer antes a Ramiro Sancho (protagonista de sus anteriores trilogías), y todo el escenario creado en torno a su personaje en la ciudad de Valladolid, es verdad que quizá se pierda cierta esencia en ese sentido. No obstante, la protagonista de La suerte del enano es Sara Robles, una inspectora de policía algo peculiar, extremadamente resolutiva y con el extremismo que aporta la necesidad de cubrir una adición tan compleja como es al sexo.

Sara Robles es, como ya he dicho, policía, y tenemos una investigación policial abierta que constituye el eje central de esta historia, pero, por el nivel de violencia impregnado en las páginas, así como por esa atmósfera en que las miserias humanas conducen a actos cuestionables, donde la ambición y la venganza definen el camino, yo me decanto por una novela negra. Probablemente muchos lectores no estén de acuerdo conmigo pero no puedo ignorar el carácter trasnochado y vencido que a veces me trasmiten algunos de los personajes. Por otro lado, para mí, ese ritmo en el que se mete la narración y la acción, permitiendo la visualización de todas las escenas, sitúa el libro en el camino de un thriller.

Haciendo referencia al ritmo narrativo, he tenido la sensación de que el autor juega con él para confundirnos. Ayudado por un destacable manejo de las palabras y sus significados, casi podemos ver determinadas escenas como a cámara lenta, a la vez que somos conscientes de que los hechos se están, en cierta manera, precipitando. Además utiliza el recurso de mostrarnos lo que va a ocurrir para, después, descubrirnos si ha sido así o si había cierto disfraz en lo que nos contaba. Eso consigue aumentar nuestro interés, tanto porque descarga la necesidad de saber cómo va a terminar una escena como porque centra nuestra atención en el desarrollo hasta llegar a ese momento ya desvelado. Para mí, con esto consigue impregnar de fuerza un texto que, por sí solo, haciendo referencia a su contenido, ya la tenía.

No hay ninguna duda en que el autor sabe cómo escribir una escena violenta; son directas, muy visuales y no incomodan. Un texto muy urbano y muy cercano que ha facilitado que esta sea una novela que he leído casi sin respirar, donde aparentemente esa «mala suerte del enano» define todo lo que le va ocurriendo a Sara Robles y las decisiones que toma para afrontarlo. Para mí, la trama está construida por acción – reacción: las cosas pueden salir mal o pueden salir bien, pero siempre hay consecuencias.

Ha sido una muy buena lectura, de esas que crean afición y animan a leer más. Seguramente podría haberla disfrutado muchísimo más si fuese yo gellicista, pero simplemente relego a Ramiro Sancho al papel de secundario y ya está, asumiendo que un lector aventajado ya conocerá a Sara Robles por lo que ciertos aspectos de su personalidad no le sorprenderán tanto. Por lo demás, solo me resta decir que adoro la violencia bien llevada en una novela, y en esta, sin duda, lo está.

Una lectura muy recomendable.

ver reseña en la web

La mujer sin nombre, de Vanessa Montfort

Vanessa Montfort

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Para mí, esta lectura ha sido todo un regalo

Con la excusa de la puesta en escena de una obra inacabada de Gregorio Martínez Sierra en el año 2018 en el teatro María Guerrero, la autora consigue una completísima novela alrededor de la figura olvidada de María Lejárraga, también llamada María Martínez Sierra, perteneciente al mundo literario de comienzos del siglo XX, a caballo entre la generación de 98 y la del 27. Una mujer que fue maestra, escritora, periodista, política y mujer.

Me ha parecido maravillosa. Ha sido increíble la puesta en escena con esa forma de estructurar esta obra a modo de homenaje al personaje central, María Lejárraga; y esa forma de hilar las transiciones, llevándonos de la mano de María y de Noelia fundiendo escenas, como ocurre en el teatro.

Es una novela biográfica increíble donde todo se narra de una manera muy fluida, a pesar de que las biografías pueden tener ese ritmo a veces lento porque el objetivo no es exactamente la acción sino disfrutar del proceso de reconstrucción, y donde da la sensación de que se le hace justicia al recuerdo de esta mujer tan literaria, tan humana, tan luchadora y tan superviviente. Me ha resultado un texto muy íntimo y personal, llegando a conocer muy bien a María, a envidiarla en cierta manera su vida, sus relaciones (maravillosa y especiales relaciones), su proceso creativo, su forma de expresarse, lo que la llevó a hacer lo que hizo y a dejar de hacer lo que no hizo. Incluso, ese exilio, que confieso se me ha hecho pesado de leer, ha conseguido infundirme esa misma sensación de quietud, de agobio, de tristeza, de pena, de paréntesis, que sufrió María con el exilio. Sin olvidarme de ese hambre, esa soledad, esa pérdida, ese frío, ese no tener nada más que el recuerdo, su ceguera…

Me ha gustado muchísimo. Me ha aportado un montón sobre escritores de los que ya conocía alguna de sus obras y sobre personajes sobre los que desgraciadamente conocía poco o nada. Me he pasado la novela consultado la vida de esos que se nombraban; unos que eran actores principales de esta obra y otros que eran simple apariciones, y que forman parte de ese siglo de vida de María Lejárraga.

Maravilloso pasearme por el Madrid de principios de siglo en adelante; pasearme por ese carácter intelectual y creativo tan importante, sentir la música, vibrar con Falla o con Chaikovski, emocionarme con Juan Ramón Jiménez y su melancólica manera de amor, acercarme a Federico García Lorca, seguir admirando a Don Benito, conocer a María Guerrero… y acabar viendo el teatro, y su puesta en escena, desde otra perspectiva.

Espero que aquellos a los que les guste la literatura, su proceso creativo, la música, el arte, y todo embadurnado de historia y de personajes reales, se animen a descubrir a esta mujer tan especial, su vida, su marca y su manera de expresarse, y todo a través de estas maravillosas palabras que ha escrito Vanessa Monfort.

Para mí, esta lectura ha sido todo un regalo. Gracias

ver reseña en la web

Mujeres del alma mía, de Isabel Allende

Isabel Allende

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un texto personal sobre la experiencia vital de una mujer

Una lectura no muy extensa que se lee como se escuchan las conversaciones pausadas, tranquilas, positivas y enriquecedoras. Su autora consigue una reflexión muy personal sobre la mujer, su relación con el mundo y el camino recorrido durante los últimos años.

Nos habla de las mujeres que influyeron en su vida y en sus decisiones, pero sobre todo nos habla de todas las mujeres, de su lucha por erradicar la violencia, por cambiar el patriarcado y conseguir su autonomía, y todo ello desde la certera posición que dan los años y los errores y aciertos vividos.
Me he encontrado un texto sincero, rápido, personal sin llegar a intimar demasiado, global, cercano y, en cierta manera, erudito, ya que habla de cómo se formó su espíritu femenino, su lucha por entender, sus amores pasados y presente, y su familia, sin dejar de lado el objetivo de este ensayo, el empoderamiento femenino como solución del mundo.

Me ha gustado leerla, con el respeto de alguien que comienza a entender lo que no entendía hace veinte años, porque los años pasan para todos. Lógicamente, estas palabras no implicarán lo mismo para una lectora de veinte años, una de cincuenta o una de setenta; al igual que la autora no hubiese escrito lo mismo hace cincuenta años o hace veinte.

Me quedo con la fuerza de sus palabras, con la luz que desprenden, con su manera de reflexionar consiguiendo mantener mi interés y con la verdad de su manera de entender la lucha de la mujer.

ver reseña en la web

La oscuridad que conoces, de Amy Engel

Amy Engel

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela negra psicológicamente interesante

Es un thriller negro, cerca de lo que ahora se llama domestic noir o country noir, porque no hay descanso en torno a la búsqueda de una madre de la verdad sobre el asesinato de su hija de 12 años y su mejor amiga, pero en el que el crimen se ve totalmente eclipsado por el viaje que realizas con Eve, la narradora y protagonista, hacia sus propios sentimientos para hacer frente al vacío por la pérdida de su hija y a lo que supone en sus propios fantasmas.

Un texto que nos muestra lo agreste de una perdida población en el Estado de Misuri donde las cosas son como son y prima un sentimiento de pertenencia vital e, incluso, física, y donde todo está impregnado de un aire de decadencia e inevitable desprecio, y donde la simpleza de las decisiones te llevan a los claros oscuros que todos tenemos.

A mí me ha gustado mucho, sobre todo por Eve, por sus giros y por esa oscuridad que tan bien conoce; he llorado junto a ella, he notado el vacío de la pérdida, el dolor de la vuelta a lo que ha intentado olvidar, la fuerza de sus decisiones y la intensidad de sus sentimientos.

ver reseña en la web

Una promesa de juventud, de María Reig

María Reig

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una muy buena lectura

La he disfrutado mucho; me he mordido las uñas, he deseado que Charlotte dejase de hablar en torno a su vida allí y fuese al grano, he querido que alguna de las subtramas tuviera más de protagonismo, me he alegrado, me ha molestado el engaño cuando había engaño, he paseado por Zurich, aumentando mis ganas de viajar a Suiza, he probado leche condensada con los dedos, he conversado con ellos, he sufrido con ellas, he acabado comprendiendo a Charlotte, he necesitado más sobre Caroline, he suspirado pensando en los años 40, he tenido ganas de dar más de un abrazo de consuelo y algún que otro consejo y me ha gustado el cierre del libro, sobre todo esas últimas páginas.

Me ha parecido una historia sencilla que consigue un relato muy completo, que, cuando terminas, te das cuenta de lo adulto del texto que has leído. Además, como buena novela de ambientación histórica, de vez en cuando se cruza algún personaje real, con hechos y lugares reales, lo que aporta mayor solidez a lo que nos está contando.

Una muy buena lectura, que recomiendo.

ver reseña en la web

Postales del Este, de Reyes Monforte

Reyes Monforte

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una lectura que difícilmente se olvida

4,5 estrellas para esta increíblemente directa y verídica novela donde, a través de un personaje no real, ELLA, se nos sitúa en el mismo centro del horror, Auschwitz – Birkenau, uno de los tres complejos que forman parte de Auschwitz durante la II Guerra Mundial. Bella, tras la muerte de su madre, descubre la verdad del pasado que nunca le habían contado. ELLA, su madre, se convierte en un testigo directo de lo que ocurrió en ese centro de exterminio, de las personas que pasaron por allí, de los millones de muertes y del horror del olvido, además de sufrir en sus carnes parte del sinsentido de su propia realidad.

Es cierto que, si bien ELLA es un personaje inventado, la fuerza de esta narración viene acompañada de la verdad de lo que se cuenta además de todos los personajes reales que intervienen como actores de esta historia. Si pensamos que siempre la realidad supera la ficción, es fácil quedarse sin aliento por lo que fue y lo que implicó para tantos y, en consecuencia, para todos.

El valor de Postales del Este es la capacidad de hilar una trama con sentido, perfectamente encajada en un lugar que existió, donde se cometieron atrocidades tales que imaginarlas ya es difícil, y en un momento histórico que debe avergonzar a la humanidad porque demuestra todo lo que es capaz de hacer. No obstante, os aseguro que Reyes Monforte nos lleva hasta allí y nos cuenta las cosas sin cortafuegos, pero sin hacernos sentir lo insufrible para conseguir que nos encontremos ávidos por seguir leyendo. ELLA se convierte en un personaje tan cercano para el lector que es fácil querer acompañarla en su dolor y así evitar se sienta tan sola.

Por un lado, está el valor de las palabras, sobre todo para ELLA, que se convierten en su tabla de salvación. A través de ellas, le da voz a los que allí estuvieron y allí se quedaron, y quizá también a sus propios miedos; y, a través de ellas, nos plantea lo acertado de recordar para conocer y para honrar. Por otro lado, tenemos la fascinación que la música clásica ejercía sobre los nazis; cómo la valoraban y la vivían, y cómo la integraron en el horror diario que generaban. Esto último me ha sorprendido muchísimo.

No penséis en este libro como en otra novela de la II Guerra Mundial, es decir, no es simplemente una novela histórica (aunque la protagonista no existió, podría haber existido, podría haber sido real), es un texto realista, directo, intimista, narrativamente interesante y con todo el significado que conlleva la verdad de lo que cuenta. Es fácil quedarse sin palabras ante el doctor Josef Mengele, Maria Mandel, Alma Rosé, Irma Greese, Gisella Pearl, así como muchos otros que aparecen y existieron, y que se convierten en personajes con su propio espacio en el texto, dando todavía más veracidad a todo lo que lees. También te habitúas al vocabulario propio impregnado en ese campo de exterminio: el Kanada, SS-Lagerführerin, Zyklon-B, sonderkomandos…

Es curioso, pero me ha resultado una lectura muy personal. Muchísimo. Y al final, con Bella asimilando todo, es cuando ha salido todo el sentimiento que yo llevaba atesorando durante la lectura, y eso ha hecho que me acerque más al libro. Una lectura difícilmente olvidable.

El único pero que podría ponerle es que he notado cierta repetición en la narración, en relación con pequeños detalles sin importancia, dentro de la parte en la que la propia ELLA nos cuenta cómo era la vida en el campo y quiénes eran las personas con las que se relacionaba, lo que me ha llamado la atención. Es algo que no hace desmerecer el conjunto de esta novela, para mí, pero que me impide cerrar el libro con la sensación de que ha sido insuperable.

ver reseña en la web

¿Más vale sola?

Chloe Santana

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una comedia divertida y desenfadada que encierra mucha verdad sobre las relaciones personales.

Una comedia divertida y desenfada en la que el trasfondo de las relaciones de la protagonista y narradora, Macarena, son dramáticamente interesantes y encierran mucha verdad. La forma en la que Macarena intentará romper cualquier lazo que le ata a su compañero de trabajo, con el que hasta hace poco ha mantenido una relación, y que está casado y tiene una hija, dará lugar a un texto lleno de momentos hilarantes, simpáticos, a veces locos y a veces hasta vergonzosos, producidos, en su mayor parte, por Eva, una niña de ocho años nada tranquila, Paqui, la madre de su mejor amiga, algo metomentodo, y el bueno del profesor de la niña, un Don Perfecto que es perfecto para ella.

Supongo que la verdad, que la propia Macarena irá descubriendo, recordando qué fue lo que ocurrió para llevarla hasta donde está, junto con la lucha para poder terminar definitivamente con sus sentimientos, nos lleva al giro que hace este personaje, casi como ocurre con el karma: demuestra que toda acción tiene su reacción, que toda historia tiene dos caras y que las relaciones deben sumar, y no eliminar o restar.

A todo esto, le añadimos unos personajes entrañables, un Don Perfecto perfectamente humano, mucha más sensualidad de lo que me esperaba (bien llevada, eso sí; no molesta, aunque no sé si es del todo necesaria) y la sensación de que es mejor ir con la verdad por delante, y si eso no arregla las cosas, será que es mejor así.

Me parece una autora que sabe escribir comedia, transmitiendo muy bien los sentimientos y creando momentos desenfadados, muy reales y a la vez poco habituales. He disfrutado mucho de lo que he leído de ella hasta la fecha. Si te van las comedias, con fondo y tono romántico, adelante. No te equivocas.

ver reseña en la web

El secreto de la contadora de historias

Sejal Badani

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela llena de sentimientos que afloran a través del recuerdo

Las historias de la India me atraen, así de simple. Cuando veo una novela ambientada en ese país no puedo resistirme a leerla. Por ese motivo escogí leer de nuevo en streaming, gracias a Edición Anticipada, El secreto de la contadora de historias. Yo leo en Kindle en digital así que las lecturas de EA las hago en el móvil, lo que es algo más incómodo pero, si la novela lo merece, no me importa. En este caso no me ha importado en absoluto.

Aunque La India es una parte esencial de la historia de Amysha y de Jaya, porque forma parte de su cultura, de su legado, la fuerza e intensidad de esta novela va más encaminada a las relaciones personales, al dolor de la pérdida, al amor de las personas que nos rodean, a la amistad y a la importancia del recuerdo. Esto os lo digo porque, tras leer alguna opinión en goodreads sobre el carácter predecible de esta historia y sobre la inconsistencia de algunos detalles relacionados con La India y su sociedad, entiendo el porqué de esas críticas pero me he dado cuenta, dejando esos detalles en una barra de equilibrio sin querer analizar si son reales o no, que la historia de Amisha, de esa mujer que intenta conformarse con lo que la vida le ha dado, es a veces tierna, a veces dura y a veces real, sorprendiendo la forma que tiene ella de ver la vida y de ver a los demás.

Para mí, El secreto de la contadora de historias es una novela maravillosa sobre tres mujeres, Jaya, Amisha y, en cierta manera, Lena, y toda la verdad de su historia común; una mujer rota, su abuela, de la que nunca había oído hablar, y su madre, una gran desconocida para ella; una mujer que se siente vacía y perdida, una mujer que aprende a ganar pequeñas batallas, siempre que pueda y no haga daño a los demás, y una mujer callada y cerrada.

Junto con Jaya viajaremos a la India actual y la India de los años 40, ya que, tras un hecho traumático que ha destrozado su felicidad, dejándola sin futuro, decide visitar el país de sus padres, del que apenas conoce nada, buscando algo, aunque no sabe el qué; quizá, simplemente se busque a sí misma huyendo de sí misma.

No es una historia triste, realmente, porque habla un poco del destino y del camino que tomamos, a pesar de mostrar la vida de millones de mujeres que tenían su camino marcado sin que ellas pudieran decir mucho más sobre ello, y también la de millones de personas que, por el hecho de nacer en un sitio, están condicionadas, y no precisamente para bien.

Es una novela que habla de bondad, de amor y de curación, curación del alma. A pesar de esos «detalles», la trama me ha llegado a atrapar. La historia de Amisha es maravillosa y creo que ese es el valor de esta novela: una contadora de historias que siempre se sintió diferente y que, a pesar de las palabras, quiso más, buscó más, encontrando la belleza en lo que le rodeaba.

La novela habla de familia, de distintos tipos de familia, y de las decisiones que tomamos, según nuestra propia historia. En cierta manera, también quiere demostrar que la gente es buena, lo único es que a veces se equivoca.

Para mí, un gran personaje Amisha. Me ha parecido una mujer diferente que acepta su vida, a la vez que todo lo que lleva dentro necesita salir, siendo nosotros testigos de su evolución. Una mujer buena que hace a los demás ser buenos. El eje central es ella y esa lucha interior por lo que debe hacer y lo que hace, y esa manera de conseguir expresar lo adecuado a través de sus relatos. Sin duda, ver el mundo con los ojos de la contadora de historias y de sus pequeños cuentos es maravilloso, además de plasmar inteligencia y sabiduría. Mientras leía tenía la esperanza de que la historia de «la contadora de historias», de su abuela, le aportase lo que necesitaba Jaya.

Muchas veces es necesario echar una mirada al pasado, o a la historia de alguien, para poder aceptar y comprender nuestro presente, y poder valorarlo; y esto es algo que Jaya aprenderá.

Aunque las historias (son varias si tenemos en cuenta a la madre de Jaya o a Ravi) puedan ser predecibles, no he dejado de sentirlas cerca y no he dejado de disfrutar de ellas. Es algo asombroso sufrir por un libro, aunque sea poco; entonces, en ese momento, olvido otras detalles de la historia que podrían estar mejor, y me quedo con la parte que me ha hecho sentir.

Una novela de género narrativo, con un poco de formación, algo de romance, un toque de saga familiar y buenas sensaciones. Es la típica historia en la que alguien encuentra el sentido tras un viaje, en este caso al pasado, es decir, gracias a un recuerdo, aunque no sea el suyo. Es bonita y reconforta, además de ser entretenida. Eso sí, la colocas en otro país de Asia o en uno de Europa, y no cambia nada, aunque el componente costumbrista del texto variaría según la sociedad en la que situara.

Por cierto, es imposible no cogerle cariño enseguida a un personaje como Ravi, y a su manera de mirar el mundo. Inolvidable.

ver reseña en la web

La hermana sol (Las Siete Hermanas 6), de Lucinda Riley

Lucinda Riley

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una historia sobre la lucha por seguir adelante

No voy a decir lo contrario, estaba deseando que saliera publicada la sexta novela de las Siete Hermanas y por eso me he animado a leerla en streaming en Edición Anticipada. Cada vez el círculo en torno a las adopciones de las hermanas parece que se marca más. No obstante, no desvela mucho (o nada), al igual que pasó en las novelas anteriores, pero Pa sigue estando muy presente y todo nos lleva más cerca de ese origen tan extraño y, aparentemente, altruista.

El otro día me preguntaron si se pueden leer individualmente y mi opinión es que no. Las historias en sí son individuales, son únicas, pero llevan un hilo común que esperemos se aclare en el último libro. Eso sí, se pueden ir leyendo poco a poco. No es ningún problema esperar.

La hermana sol es la historia de Electra. Electra es la más pequeña de las hermanas conocidas, también es una modelo impresionante de veintipocos años, muy alta, esbelta y millonaria, y con un grave problema de adición a las drogas y al alcohol; además, también es algo dura, taciturna y, aparentemente, independiente. Es la hermana que menos conocemos, de la que menos hemos oído hablar en el resto de los libros, y en este llegaremos a conocerla muy bien. Se encuentra en un momento muy malo de su vida. Está muy al límite de todo. Cuesta entenderla y aceptarla, pero, cuando lo consigues, puedes ver cómo es realmente, con su fuerza y sus miedos, sus dudas y sus traumas, su búsqueda y sus logros, y, lógicamente, el amor, es decir, la amistad y la familia.

La historia del pasado nos lleva al año 1939, comenzando por una vida privilegiada en Nueva York, para trasladarnos a Kenya. No os voy a contar mucho sobre esta historia ni cómo nos encontramos con ella, pero lo bonito, e interesante, es ir descubriéndola al igual que lo hace Electra, y viajar con ella a través de las palabras. En cierta manera, es un proceso que necesitamos hacer para que Electra también se redima ante nosotros, los lectores.

No voy a aburriros con lo bien que Lucinda Riley hila las tramas y cómo consigue que parezca fácil lo que no lo es. Continúa la autora construyendo historias llenas de ficción, realidad y cientos de detalles que nos llevan a leer una especie de biografía ficticia pero muy cierta, trayendo personajes reales, incluyéndolos en la historia, aportando fuerza al relato y veracidad, y haciendo que sea mucho más interesante el libro.

Aunque recuerdo que en los últimos libros sí que teníamos bastante presencia de la parte actual de la historia (2008), es en este último donde la he notado más, y donde la he disfrutado también más. La historia de Electra que nos llevará a esa búsqueda de su propia identidad. Ese viaje que hacen las protagonistas, Electra y Cecile, es importante, no solo porque encuentran el sentido de lo quieren hacer, sino porque cambia totalmente su manera de concebir su vida.

Curiosamente, me he dado cuenta que me costaba, sobre todo al principio, cambiar de historia. Quería seguir con Electra y ver cómo iba a conseguir avanzar. Confieso que la historia de Cecile no me resultada interesante hasta que me ha conquistado del todo. He sufrido con ella y también he querido con ella. Maravillosa Cecile y su fuerza. Además, el final de esta historia ha tenido un componente romántico inesperado que he llegado a sentir y que ya justificaba la lectura.

Ha sido un libro interesante, con una historia bonita que he leído casi sin respirar, porque quería saber cómo Electra se enfrenta a su origen y a su situación actual, para encauzar ese futuro incierto; y también quería conocer esa historia que me llevaba a Kenya para conocer a una mujer especial, que pasa de vivir una vida acomodada a enamorarse de un país diferente.
Era algo que siempre había en cuenta: en Estados Unidos, la llamada «alta sociedad» estaba formada por hombres de negocios y banqueros. Los títulos nobiliarios habían sido otorgados a las familias que poseían las mayores fortunas y no a las que eran de sangre azul. No es que aquello tuviera nada de malo, pero, a diferencia de Europa, en la tierra de la libertad no había flores ni duques ni príncipes.

Es fácil leer una novela como esta y es difícil que no te guste. Es una novela no muy emotiva pero se adueña de tus minutos leyendo y te invita a ser mejor y a luchar por algo.

No sé deciros si es mejor o peor que el resto de las historias, y, sinceramente, me da igual. A mí me ha gustado muchísimo; he sufrido con Electra y con lo dura que era consigo misma; he llorado y me he enamorado; me ha recordado a las otras hermanas, algunas de las cuales ya tenía algo olvidadas; me he reencontrado con Maia y con Ally, y su felicidad; y me ha hecho recorrer un camino que no me esperaba, difícil en algunos momentos y esperanzador en otros, además de darme unas ganas enormes de leer más historias ambientadas en África.

Si todavía no os habéis animado con esta serie os daré una buena razón para hacerlo: cada libro, cada historia, cada mujer, tiene fuerza por sí misma y te lleva a un viaje, físico y temporal, por distintos lugares, en distintos momentos y con distintas sociedades, demostrando que ellas, las hermanas, necesitan conocer su procedencia, su pasado, para dar sentido a su presente y, por ende, a su futuro. Recorremos Río de Janeiro y París en los años veinte, la sociedad inglesa a finales del XIX, Noruega antes y durante la II Guerra Mundial, Australia y sus aborígenes, España y una gitana que recorre el canto jondo a comienzos del siglo XX, y, por último, Estados Unidos y África antes y después de la II Guerra Mundial.

Eso sí, tras leer el final del libro, lo único que te apetece es llegar por fin a conocer qué se le habrá ocurrido a Lucinda Riley para darle sentido a todo, para luego volver de nuevo a los libros y a cada una de las historias. Son, sin duda, libros para releer. Por cierto, yo tengo mi pequeña teoría pero no sé si es demasiado estúpida o demasiado simple. Ya lo veremos.

ver reseña en la web

La carta olvidada, de Lucinda Riley (Plaza & Janés)

Lucinda Riley

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una novela llena de intriga, secretos y giros inesperados

Me gusta esta autora. Es verdad que algunas novelas me gustan más que otras pero sería raro si no fuera así, ¿no creéis? Así que cuando tuve la oportunidad de leer este libro, me tiré de cabeza si apenas leer la sinopsis; justo como a mí me gusta, a ciegas, guiada por una intuición o por las ganas de descubrir y disfrutar. Si tuviera que resumir en una frase qué me ha parecido esta lectura, diría: ha estado muy bien, ocupando parte de un fin de semana complicado con una lectura llena de intriga, al estilo de una novela de espionaje, en la que poco a poco se va deshojando la trama, con giros más o menos inesperados, y un final al estilo de las buenas películas en blanco y negro.

Creo que con lo que os he dicho ya os podríais animar (o no) con ella. Puede que la portada os lleve a pensar en una novela histórica con tintes románticos, pero no es así realmente: es una novela de ficción histórica en torno a un secreto que cada vez parece más importante y por el que hay gente que muere. Toda una sorpresa. 

Dejando a un lado la sinopsis que nos proporciona la editorial, no hay mucho más que añadir; la muerte de un gran actor inglés a sus 85 años, la coincidencia por el encuentro entre una joven periodista de sociedad y un secreto que el actor se lamenta no haber compartido con su nieta, son el punto de inicio a esta interesante y adictiva trama. Por cierto, no suelo usar el adjetivo de adictivo muy a menudo porque me parece que los lectores lo usan de forma indiscriminada, perdiendo el verdadero significado del mismo, pero esta vez sí que resulta adecuado para describir esta lectura; os aseguro que la he leído muy rápido, pero no tanto porque la trama se precipite, sino porque no podía dejar de avanzar y avanzar, sorprendiéndome por cada paso que daba y por cada detalle que descubría, además de que los añadidos a ese secreto, que hacen más humanos a los personajes, resultan igual de interesantes.

—No hay más que hablar, entonces. El amor nos empuja a tomar las decisiones más imprudentes, y a menudo erróneas, como ya ha visto.

Se me ha olvidado comentar que la novela comienza con una nota de la autora hablándonos de esta historia, de cuándo la escribió y del porqué ha tardado tanto en publicarla. Creo que lo que en esa nota nos dice aumenta el interés por leerla.

Ya sabemos que está ambientada a mediados de los años 90, en Londres, en un momento en el que la prensa «rosa» hacía de las suyas persiguiendo y acosando a figuras famosas, en el que la ética de ese periodismo es relativa y en el que la monarquía inglesa está en entredicho (no es un spoiler ya que en esa nota de autora que es la primera página del libro se hace referencia a este tema). A todo esto le sumas un secreto, que se va haciendo más grande y complicado a los ojos del lector capítulo a capítulo, amistad, pasado y presente, familia, búsqueda, investigación, y un «no te fíes de nadie» que nos recuerda más de un personaje a lo largo de toda la lectura.

Poco a poco nos vamos metiendo en la historia que se muestra cada vez más interesante por averiguar ese misterio y ver en qué desencadena todo. Cada capítulo lía más la trama mientras se introducen factores que aumentan la intriga a la vez que otros detalles van clarificando lo que ocurre o ocurrió; con todo esto, la acción no decae por lo que, como ya os he dicho, el interés del lector permanece álgido. 

No sé si se podría considerar novela coral, pero los personajes centrales son varios, dejando claro que el secreto es el verdadero protagonista de todo y en torno a lo que gira todo y todos. Visto desde una perspectiva actual, lo que vas descubriendo de ese misterio no te parece tan determinante, pero la novela juega con giros en la trama para construir un secreto que podría desestabilizar por lo que implica, y la lectura te obliga a llegar hasta el final para conocerlo del todo. 

A nivel estructural, la novela está dividida en pequeñas partes representadas como jugadas de ajedrez, aumentando esa sensación de batalla y de juego en cierta manera ajeno a nosotros y a los personajes. No me ha parecido algo relevante en la historia que he leído pero está ahí y quería nombrarlo.

—El problema de los humanos es que nos asustan los cambios. Estoy convencido de que esa es la razón de que tantas parejas infelices siguen juntas cuando estarían mucho mejor separadas.

No esperaba que terminasen ciertos aspectos de la manera en que terminan, y es lo que más me ha sorprendido; incluso, en la parte final, algunos cambios de registro me hacían tener la esperanza de que algo «arreglase» lo irreparable, lo que hizo que viviese la trama de forma más intensa y que sin tregua. Este ritmo en la acción, al que hago referencia, no es un ritmo de thriller en sí, sino más suave, más como fichas que van cayendo; no sé; quizá si os animáis con la novela, entendáis a qué me refiero.

Aunque tenga 500 páginas, se lee muy rápido y sin descanso (de ahí que dijera que es adictiva) y no es nada complicada, al revés, es bastante entretenida. Creo que es una historia muy sólida, con una narración muy limpia en la que no me parece que sobre nada (o por lo menos esa ha sido mi sensación).

Es una historia que plasma muy bien lo que implican los secretos, sobre todo cuando tienen importancia política, y lo que se puede llegar a hacer para ocultarlos; habla de la familia, de las decisiones, de las amistadas; tiene algo de la frialdad de las novelas de intriga; es una búsqueda de un secreto y el sentido que tiene; además, tiene la calidad en su narración, algo que se agradece. En algún momento me ha parecido perfecta para llevarla al cine, desde su comienzo hasta su final, final, pasado por todas las jugadas, fortuitas o no, que componen el tablero creado por ese secreto y sus consecuencias. ¿Os ha pasado alguna vez eso de estar leyendo una novela e imaginando que sería una película de esas que te gustaría ver en el cine?, si la respuesta es sí, comprenderéis lo que quiero decir.

Lo dicho, una novela en un tono distinto al de otras de las historias de Lucinda Riley, menos romántica (aunque sí hay amor), menos histórica (aunque sí hay historia) y con la misma calidad narrativa a la que nos tiene acostumbrados; una historia perfectamente construida alrededor de un secreto que acaba condicionando la vida de todos los personajes involucrados. 

ver reseña en la web

Piso para dos

Beth O'Leary

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una comedia romántica con tintes de feel-good que te deja muy buenas sensaciones

Como me pasa muchas veces, creo que me gusta más el título original de esta novela: The flatshare, que sería algo así como El piso compartido. Quizás haga más referencia al piso como nexo de unión o de encuentro que a los dos, como pareja romántica de esta historia. Yo me decanto por la primera opción porque, si bien es una comedia romántica donde hay dos personajes que coinciden y se enamoran, el toque feel-good se come a la parte romántica de esta historia y, en eso, el piso es lo que hace de conexión, sobre todo al principio. 

No sé si habéis leído algo sobre la autora, pero investigando un poquito, y gracias a lo que aparece en una de las solapas del libro, esta es la primera novela de Beth O’Leary, licenciada en Lengua Inglesa y editora de libros infantiles. Vive en el campo y, según lo que ella dice, escribió este libro en el tren de ida y vuelta del trabajo, y benditos viajes, creo que supo sacarles mucho partido. Creo que esto dice mucho de ella y de sus próximas novelas.

La novela, a partir de una estructura sencilla y en cierta manera original, está escrita en primera persona y está dividida en ocho grandes bloques que llevan una línea temporal continua (febrero, abril, mayo, julio, agosto, septiembre, octubre y septiembre). Tenemos, en principio, tres líneas argumentales diferentes y que casi podrían ser historias paralelas, o distintas, siendo su único nexo el piso. Por un lado tenemos la historia de Tiffy, su reciente ruptura, de la que no está recuperada, su trabajo, sus expectativas en la vida y sus amigos; por otro lado está León, con su pareja, su trabajo que ocupa sus noches y define lo que es, y además con su hermano como otro pilar importante de su vida; y la tercera trama son ellos y esa convivencia vía notas que tienen, ellos comparten entorno pero no coinciden. Las tres historias avanzan de manera paralela y no se llegan a cruzar hasta que ya estamos tan metidos dentro de cada una que se hace natural esa confluencia. Esto ocurre más o menos cuando llevas un 20% leído.

—No de trata de compartir piso, TIFF, es compartir cama. Compartir cama es raro —dice Mo con preocupación

Curiosamente el libro comienza de una manera que no esperaba; yo creía, porque «voy de lista» en esto de las comedias románticas, que iba a encontrarme con un chico y una chica, que se iban a llevar mal, que se pelearían, que se comunicarían a través de notitas y que ahí estaría la diversión de la lectura. No es que en parte no sea así, pero tampoco lo es en su conjunto; sí que tenemos un chico y una chica, sí que viven juntos pero no coinciden, sí que se hacen amigos, sí que se encuentran y sí que se descubren desde esa amistad que la confianza proporciona y desde esa comprensión que alguien cercano puede aportarte. La situación de cada uno de ellos suscita tu interés mientras lees, te invita a seguir leyendo, y el no saber qué ocurrirá y cómo ocurrirá, ayuda a disfrutar de esta lectura.

Como ya os he dicho, cuando has avanzado en la lectura las historias empiezan a entrecruzarse. Es verdad que esa forma de estar separadas al principio puede hacer que a algún lector le cueste engancharse pero a partir de esa unión va todo más fluido y la lectura se precipita, no por la historia, que está muy bien construida y llevada, sino más por la lectura, que se termina de un tirón. A mí, personalmente, esa forma que tiene la autora de reproducir los diálogos, sobre todo los de Leo, me ha resultado muy personal y diferente. Casi parecían guiones, la verdad.

Yo: Es diferente. No tengo por qué ver a Tiffy. En realidad, nos limitamos a dejarnos notas.

El señor Prior asiente con aire pensativo.

Señor Prior: El arte de escribir cartas. Una carta es algo profundamente… íntimo, ¿no te parece?

Tiene algo de epistolar que engancha. Las notas forman parte de sus comienzos y aportan un toque tierno, incluso romántico, y muy cercano a los personajes. Personajes de los que te acabas enamorando un poquito, a pesar de esa forma alocada de ser de Tiffy, que hace cosas sin pensar, pero que no deja de parecer cariñosa, tierna, divertida; y a pesar de que León es callado y raro,  porque acabas disfrutando de su tranquilidad y de su gran sensibilidad para con los demás.

El resto de personajes completa la historia y estoy convencida de que cada lector tiene a su favorito. Yo, personalmente, creo que me quedo con el hermano de Leo, aunque la forma de ver la vida de la amiga abogada de Tiffy me hace dudar. 

A la gente le cuesta entender que la cuestión no es si van a morir o no; los hospitales de cuidados paliativos no son simplemente lugares donde ingresas para agonizar lentamente. En nuestros pabellones hay más personas que sobreviven y reciben el alta que personas que mueren. Se trata de encontrarse a gusto en el transcurso de algo irremediable y doloroso. De hacer más llevadero el trance.

Son personajes muy tiernos, y muy reales, cada uno con su pasado, con sus fantasmas, pero nos muestran su cara positiva, su vivir la vida, de tirar hacia delante; de ahí que el feel-good esté muy presente. Aún teniendo historias sencillas, no dejan de ser de personajes que todos podríamos conocer, y querer. 
Es curioso hasta qué punto puedes llegar a conocer a alguien por el rastro que deja

A menudo pienso que debe resultar muy agotador ser Tiffy. Da la impresión de gastar una gran cantidad de energía incluso a la hora de redactar notas. No obstante, es bastante alentador encontrarlas al llegar a casa.

Me gusta el tono en el que está escrito, cómo van sucediéndose los meses, los diálogos entre ellos, las situaciones que se provocan, los pequeños gestos que tienen el uno con el otro; yme pregunto si en inglés me gustaría más. Creo que sí, es una pequeña intuición; tengo la sensación de que en inglés tendría un tono más cercano ese humor serio, irónico, pero amable y directo, y con mucho más fondo del que aparenta.

En definitiva, me ha resultado una comedia romántica muy entretenida sobre el encuentro de dos personas, sobre lo importante que es quererse a uno mismo y estar con alguien que sepa valorar lo que eres y lo que te hace feliz. Es una novela sobre la esperanza, sobre la confianza, sobre no rendirse, sobre la amistad que complementa y no anula, y, por qué no, sobre el amor. Es muy fácil de leer. No tiene unas grandes partes románticas, no te saca una lagrimita y no te estruja el corazón, pero no creo que sea ese el objetivo de la historia,simplemente te deja muy buenas sensaciones porque sí existe la felicidad; de ahí que huela a feel-good.

Un pequeño apunte: es curioso lo de los zorros; hace poco he visto una serie (Fleabag) donde un personaje ve zorros por todas partes, así que mi pregunta es ¿en Londres se ven zorros?Lanzo la pregunta al abismo sin esperar una respuesta certera.

ver reseña en la web

Todo lo demás era silencio

Manuel De Lorenzo

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela sencilla en su forma y llena de sentimientos que he acabado compartiendo con sus protagonistas

Me gustan mucho las novelas que, siendo sencillas en construcción y en contenido, están llenas de sentimientos, no tanto por grandes y complejas construcciones narrativas sino por la verdad y realidad que engloba todo lo que cuentan y porque me hablan de personas, algo que me encanta. Todo lo demás era silencio ha sido lo que su título prometía: sencilla, muy real, llena de amor y soledad, y con la carga emotiva suficiente para que en la parte final de la historia mis sentimientos aflorasen, llegando a aceptar ese final, igual que ella, igual que ellos, a pesar de todo.

La novela nos cuenta, en pasado y a modo de recuerdo o reflexión, cómo un accidente inesperado pone a Lucía y a Julián ante una situación complicada. A través de sus pensamientos vamos a conocer parte de su pasado, de sus sentimientos, de sus miedos y de sus decisiones; solo es una parte, pero es suficiente para saber quiénes son y, lo que para mí ha sido más importante, para llegar a comprenderles.

Puede que os parezca extraña esta reflexión, pero el texto me ha parecido una bonita manera de economizar en palabras para transmitir sentimientos; así de simple; sin más.

Estaba convencido -y así se lo repitió a sí mismo en un par de ocasiones durante la cena – de que a veces querer a una persona consiste sencillamente en no interponerse entre ella y su bienestar

Y sintió por primera vez la espesura de las horas, que se acumulaban unas sobre otras como un peso muerto que en aquel lugar, en mayor o menor medida, todos arrastraban tras de sí. Y advirtió la soledad en sus miradas. Esa inconfundible soledad. La tristeza de quien no se siente perdido en aislado, sino solo. Tan solo como lo están todos los que se hayan a su alrededor, sentado sin noticias en una silla absurda. Pensando que a veces no tener a nadie consiste, precisamente, en estar rodeado de gente

Estás leyendo (escuchando tu voz interna) al narrador hablar de una historia y tienes la sensación de que es una historia pasada y terminada, por los recuerdos de ellos y de cómo estos se transmiten; esos recuerdos que son íntimos y sinceros; pero sabes que la novela empieza en un hospital y comprendes hacia donde te lleva. Vas recorriendo el camino a través de momentos aparentemente comunes y que dicen mucho de ellos y de cómo son, y, aunque tratas de no juzgar, creo que es parte del proceso que lo hagas.

Mientras aguardaba, se convence a sí mismo de que había algo conmovedor en la imagen de un fumador solitario paseando de noche frente a la puerta de un hospital. Resultaba imposible no trata de imaginar su historia.

Es curioso porque frente a una situación normal, que ocurre todos los días, y con ese tono a recuerdo y a nostalgia, y casi a veces a conformismo, del que ya os he hablado, los personajes hacen un pequeño viaje al pasado, un viaje real e íntimo; él con mucho miedo y sin saber cómo afrontar todo, y ella con la necesidad casi física de encontrar la pertenencia a algo que perdió hace tiempo y que puede que ni siquiera supiera que había perdido.

No sé si a otros lectores les ha ocurrido igual pero, a medida que iba avanzando en mi lectura, me iba involucrando más en el texto, incluso hacía mías algunas de sus reflexiones, para darme cuenta, más o menos cuando llevaba un 75% del libro, que afloraba en mí un sentimiento guardado sobre lo que estaba leyendo que hasta ese momento no era consciente de que estuviera ahí. He tenido la sensación final de que el camino recorrido me estaba preparando como a ellos, dejando que saliesen mis propios sentimientos respecto a la lectura.

Qué fuerza pueden tener los recuerdos vividos; esos momentos que, sin saberlo nosotros, fueron especiales y marcaron quizá algo dentro de nosotros. Qué fuerte es la necesidad que siente ella de cerrar el círculo, su círculo,  un círculo que aparentemente no tiene importancia pero para ella es un viaje a su origen, al lugar donde pertenece, o cree pertenecer; al lugar donde fue feliz.

Por primera vez desde hacía bastante tiempo, Lucía fue consciente de que tanto allí como en su propia vida habían transcurrido veinte años.

Uno se da cuenta de que su amistad con otra persona ha dejado de ser frágil o indecisa con un día observa que esa relación se ha vuelto indiferente el silencio. Cuando esté ya nunca es incómodo. Cuando los largos ratos sin decir nada son solamente un rato más. Como otro cualquiera. 

¿A quién recomendaría esta lectura? A quien disfrute de una historia personal, íntima, dramáticamente bien acabada, bien escrita, poco descriptiva y con dos personajes llenos de la fuerza que te da la propia vida. Puede que haya novelas con tramas más complicadas, de esas que se alargan y suben y bajan, jugando con la intensidad del lector, pero Todo lo demás era silencio es bonita dentro de su simpleza y es complicada precisamente porque habla de personas, de sus sentimientos, de sus anhelos y de elegir.

Me cuesta despedirme de los personajes en un libro. Me cuesta decirles adiós. Me cuesta leer una mirada de amor y de agradecimiento pero también de dolor y de despedida. Me duele sentir lo mismo que sienten ellos o lo que yo sentiría si estuviera en su lugar. Todo esto soy yo cuando leo; pero no me pasa siempre, así que cuando una lectura acaba sacando eso de mí será que era un libro escrito para mí. Gracias.

ver reseña en la web

Toda la verdad de mis mentiras

Elísabet Benavent

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una lectura sencillamente compleja

Coco, una chica de algo menos de treinta años, vive enamorada de su compañero de piso, que a la vez es su mejor amigo y el ex-novio de una de sus amigas, y para evitar dar explicaciones todos, o casi todos, creen que sigue colada por su ex. Blanca, una de sus amigas, se va a casar y organizan como despedida de soltera un viaje en autocaravana durante unos días para celebrarlo. A partir de aquí, vamos conociendo a cada uno de los personajes que giran en torno a Coco y a su realidad. Narrado íntegramente en primera persona y, en parte, en presente, tenemos, como ya nos tienen acostumbrados las novelas de Elísabet Benavent, las dos voces, la de ella y la de él, lo que nos va permitiendo rodear todo lo que ocurre, aunque siempre de una manera subjetiva, y acercarnos a la intensidad de sus sentimientos.
Déjame darte un consejo: toda mujer debe hacer una lista de hombres que no le convienen y, a pesar de las tentaciones, grabarse a fuego que si conoce a alguien con esas características, tiene que correr en dirección contraria.

Comencé esta lectura con muchas ganas. El primer capítulo empieza de manera muy clara; es uno de esos capítulos que busca nuestra atención inmediata, tal y como a mí me gusta, para hacernos sentir cerca de ella, de Coco; está lleno de muchas verdades, con una narradora que te habla directamente a ti, que te habla de tú a tú, de esa manera que tiene la autora tan directa de escribir, donde incluso me parece que ha perdido cierta repetitividad que a veces mostraba en libros anteriores; en cierta forma recibo todo mucho más dirigido, como mucho más firme, sin rodeos… A medida que vamos avanzando, Coco nos va presentando a sus amigos y ya intuyes que todos ocultan algo, mienten o, mejor dicho, se mienten, pero todo de una forma real y cercana, a la vez que fácil. A partir de ahí, comienza esta historia.

Para mí, esa manera que tiene la autora de contar una historia desde dentro, me parece muy activa, muy dinámica, muy seguida, algo que te obliga, en cierta manera, a leer casi de un tirón; de ahí que haya tardado tres días, llenos de otras muchas cosas, en terminarla. Aunque os parezca un sin sentido, no es una novela de textos pausados sino de confesiones pausadas. Uno de los grandes valores es cómo consigue describir a cada uno de los personajes desde la intriga de esas mentiras que giran en torno a todos. Los narradores son los protagonistas, en este caso son Coco y Marín, y no necesita un contador de la historia, una visión desde fuera, ajena, es suficiente con lo que lees, siendo esta la gracia y la fuerza de este texto. Puede ser que este tipo de escritura no le guste a todo el mundo pero a mí me encanta, junta la parte intimista, que tanto disfruto en las novelas, con la parte romántica de la vida y con la parte real de los problemas. Además, este texto, este viaje, está lleno de luz, del color del verano, de los amigos, el buen rollo y, como dice en un momento Coco, parece un anuncio de cerveza, sobre todo en la primera parte del libro, para luego escupir la verdad de las mentiras y oscurecer parte de la lectura.

Creo que el libro casi «te obliga» a que lo leas seguido porque al ocurrir aparentemente en pocos días hace que tú quieras avanzar consiguiendo que la historia no se estanque, las cosas ocurran muy rápido; pero por otro lado, al ser una historia de sentimientos, de personajes, de cosas que se descubren, que salen a la luz, más que de grandes actos, de situaciones, confieso que llegó un poco a agobiarme. Cuando llevaba un 70% del libro sentí que me saturaba de ellos dos y tuve que alejarme, a pesar de las ganas que tenía de continuar, necesitaba descansar mi mente de todo lo que estaba leyendo. Era todo demasiado intenso y creo que estaba perdiendo algo la perspectiva. Quizá, el hecho de que las historias secundarias sean testimoniales, aunque importantes, y acompañen pero no descarguen fuerza a la principal, hace que esta sensación de sobre exposición a ellos sea mayor. Aunque en el fondo lo he agradecido, este podría ser un pero de este libro, eso sí, sin que condicione mi opinión final de esta lectura.

Creo que hay un gran cierre, interesante, puede que la vida real pudiera ser de otra manera pero también puede que no, y al final es una novela que busca entretenernos y contarnos alguna verdad que otra sobre las relaciones entre amigos, amantes, familia, amores, y me da la sensación de que quien la ha escrito se encuentra en un momento dulce, con muchas dudas en la cabeza, pero que afianza ciertos aspectos de su vida con la creación de estos personajes tan distintos y tan ciertos. 

No tiene grandes diálogos pero sí intensos y que implican mucho. No hay narración, hay confesión, hay explicación, hay confusión, hay anhelo. Es un viaje que nos cuenta esta historia y sus consecuencias. Es una búsqueda y una aceptación.

Como me pasa con otros libros de esta autora, me quedo antes con ÉL que con ELLA. Yo entiendo a Coco, y su manera de tirar hacia adelante y de marcar, entiendo sus decisiones, sus dudas, sus verdades y sus mentiras, pero me quedo con él, tanto en el antes, en el durante y en el después, y sobre todo por sus imperfecciones. Creo que si fueran reales y les conociera, me sentiría más cercana a él que a ella.

Me ha gustado que me hable de relaciones, de todo lo que implican y de las consecuencias que tienen los actos que, tanto para bien como para mal, realizamos, a veces sabiendo que son más para mal que para bien. Todos nos equivocamos pero eso no nos redime ni evita las consecuencias. Habla mucho de la amistad, pero tomando cierta distancia, y de la familia.Me ha encantado esa manera de proyectar las poesías de Gus en el conjunto de esos sentimientos y lo que implican; incluso, a veces la historia parecía girar en torno a ellos y a lo que expresaban. Leídos en boca de otros, da la sensación que son un narrador más. Esto relativiza el uso de las palabras para guiar, a la vez que les aporta una gran importancia. 
La poesía no es de nadie, morena. Está ahí y tú pillas una frase y construyes un poema, pero no tiene por qué ser nada tuyo. Puede que lo fuera en un momento o puede que lo escribas porque dentro de unos meses necesites leerlo. Esto no es una ciencia exacta. Esto no es tan preciso como ponerle precio a un cuadro y venderlo.

Para mí la escritura de Elísabet se vuelve más poética cada vez y eso me encanta. Tiene algo en tono de comedia aunque no podríamos hablar de humor. El lenguaje, y el uso del mismo, me ha resultado muy actual, muy moderno, muy vivo e inteligente, tal y como esperaba. Las palabras trasmiten una intimidad certera, una intimidad joven y urbana, nada soez aunque sí directa. Habla de sexo como tiene que hablar y normaliza, siendo éste otro de los aspectos que más me gustan.

¿A quién recomendaría esta novela? Creo que a los lectores de narrativa contemporánea e intimista, tanto a los que suelen leer romántica como a los que no, que busquen una historia llena de verdades, mentiras y sentimientos alrededor de dos personas que lo son todo la una para la otra y que puede que se encuentren en momentos distintos de su vida. Es una historia sencillamente compleja porque no tiene una trama muy elaborada pero sí está llena de la complejidad que tienen los sentimientos y las relaciones, las verdades y las mentiras que contamos y que nos contamos, y las consecuencias de todo ello. 

Si todavía no has leído a Elísabet Benavent, este libro es una magnífica oportunidad para hacerlo. Creo que os sorprenderá. Si ya la habéis leído, os aseguro que sigue en la misma línea de los últimos (al menos hasta Sofía, porque Fuimos canciones y Seremos recuerdos todavía están sin abrir en mi estantería) pero con la particularidad de ser un único libro y tener, por tanto, el acierto de la brevedad. Una vez escuché decir a la autora que no sabía hacer historias de un único libro y no estoy de acuerdo con esa afirmación tras leer Toda la verdad de mis mentiras. Creo que ya ha aprendido a hacerlo y lo hace magníficamente. 

ver reseña en la web

El misterio de Chalk Hill

Susanne Goga

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una lectura fácil, muy entretenida y con el toque de misterio suficiente como para tenerte enganchada

Con la premisa de que voy a leer una historia romántica, de intriga y misterio, comienzo esta lectura con la necesidad de algo fácil, fluido, que me saque un poco de las lecturas algo confusas y en de un tono más tirando a negro en las que me he movido últimamente. Como ya sabéis, y hemos hablado otras veces, el momento en el que lees una novela es fundamental para que te guste más o menos una historia.

Lo primero que me atrajo de este libro fue su portada. Esa imagen tan victoriana, de una mujer vestida de forma seria, pulcra y formal, bajo la lluvia, lo que ya en sí agobia un poco aunque no deja de ser atractivo, observando desde lejos la fachada de una gran casa, como queriendo descubrir qué habrá al final de ese camino de piedras, o como tomando distancia sobre lo que allí le espera. No le vemos la cara, no sabemos quién es, pero nos ya colocamos como protagonista de esta historia. No suelo hablar mucho de las portadas de los libros que leo, pero en este caso he pensado que es importante hacerlo porque nos acerca a Charlotte, a su pasado y a su presente, y ese debe ser el fin de una portada, ¿no creéis?

– Oh, ¡qué bueno, señorita Pauly! ¡Qué bueno! ¡Una mujer que dice lo que piensa!

Pero ¿quién necesita el inglés? El francés es el lenguaje de la sociedad distinguida – había replicado su madre-. Ya que te empeñas en trabajar en vez de casarte como tus hermanas, al menos que sea en tu propio país.

Bueno, ya sabemos que Charlotte, una institutriz alemana, viaja a Inglaterra, medio huyendo medio escapando de lo que deja en Berlín, para comenzar su nuevo trabajo como educadora de una niña, Emily, hija de un miembro del parlamento inglés. Estamos en 1890, nuestra institutriz, al estilo Jane Eyre, más a modo de homenaje puntual que de una base importante en el hilo argumental, viene desde la fría Alemania hacia la húmeda y seria Inglaterra; igual que Jane Eyre, Charlotte es correcta, educada, precisa, inteligente, callada cuando tiene que serlo, disciplinada y rápida, pero por lo contrario no es inocente ni se deja obnubilar por lo que tiene delante, dice lo que piensa si la corrección y el decoro se lo permiten, y no ha tenido una infancia desgraciada, o, por lo menos, eso no lo sabemos. Son precisamente esas ganas suyas de saber y hacer lo más adecuado en cada momento las que la llevan por el camino de la investigación y de la resolución del misterio con el que se encuentra y que afecta a Emily.

Partiendo de dos hilos argumentales, con una pequeña diferencia temporal de apenas unos meses, todo va confluyendo hasta unirse y desembocar en la resolución de dicho misterio que envuelve el pasado de la familia en esa casa. En cada hilo tenemos un protagonista, Charlotte y Thomas, y un lugar, la mansión de Chalk Hill, en Surrey, y Londres; también tenemos un estilo de vida distinto, el de una institutriz en el campo, con su trabajo diario con una niña y su educación, y el de un periodista que hace reseñas de espectáculos londinenses, muy urbanita y con un grupo de amigos que se preocupan por él y su situación personal. Ambos libres, ambos solos, ambos con un pasado que les pesa. Esto también forma parte de la historia, su actividad diaria.

El telón se corrió. Charlotte se levantó como movida por un resorte y se froto las manos con la falda, como queriendo limpiarse por el roce del papel y las palabras hipócritas. En ese momento se dio cuenta de lo bien que había hecho adaptando ese nuevo puesto de trabajo.
Esa carta no iba a obtener ninguna respuesta. 

Es una novela que se lee muy fácil y de forma tranquila, es pausada y no excesivamente descriptiva, lo que favorece el desarrollo de esa acción, que no ocurre de una manera rápida. La sencillez de lo que va contando me ha resultado adecuada y entretenida. A mí no se me ha hecho cuesta arriba y me ha permitido leer con calma. Sí que he echado en falta un texto algo más intimista, no lo voy a negar, pero más por mis preferencias lectoras y por la necesidad que me he encontrado de saber más de ellos, algo más cercano, más real.

A nosotros, los ingleses, nos cuesta abrirnos a los extranjeros y eso que, de hecho, en el Imperio nosotros somos los forasteros. 

Me ha parecido una novela más narrativa y de intriga que romántica, con la que he disfrutado leyendo sobre el trabajo de una institutriz, del puesto que ocupa en una familias, de su relación con el dueño de la casa, con su familia, con su pasado, y esas ganas de saber qué pasó que pueden con ella y la llevan a investigar más allá de lo habitual. El centro de la trama gira en torno al que ocurrió y las consecuencias que ese hecho han tenido en la actualidad de la casa y los que viven en ella. 

Entiendo que no es un libro de esos que te cambian, que te hacen pensar; no es un libro complicado, enrevesado, con una trama que suba y baje y nos lleve por caminos insospechados; entiendo que la historia es algo previsible pero dentro de lo aceptable y eso no me ha restado interés. A mí sí me ha parecido una historia cómoda, que se lee muy a gusto, con varias referencias o guiños a otros libros que merecen ser nombrados. Ha resultado tener un momento final (más bien un párrafo) que será de esos que me lleve conmigo, más por lo que representa en la historia y porque es una buena manera, e inteligente, de cerrar mi relación con los personajes. 

ver reseña en la web

No es mío

Susi Fox

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un thriller más intimista de lo que esperaba

Hay que reconocer que el libro comienza con una premisa interesante: una madre, un parto, una confusión y mil sensaciones. Además, solo con la primera página del libro ya se te queda el cuerpo helado porque juntar madre, confusión y arrepentimiento por lo que se va a hacer puede dar mucho juego. Y tras esa página que te descoloca, te enfrentas a una lectura que es imposible que te deje indiferente. Puede que te guste más o menos, puede que la estructura de la trama no sea la adecuada para ti, o puede que te lleguen a agobiar los pensamientos de la protagonista y la atmósfera en la que se ve envuelta en los cinco días que constituyen la historia, pero también puede que todo esto te encante, te tenga enganchado y te sorprenda, algo que se agradece cuando te enfrentas a una lectura nueva.

Sin querer entrar en la trama de esta novela, os diré que está narrada en primera persona, por un lado, en presente, vivimos los días tras el parto a través de Sasha, y por otro, de forma intercalada, diferentes momentos del pasado que nos los traerá Mark, su marido, desde cuando se conocieron, lo que él sintió, cuando le pidió matrimonio y otros igualmente importantes que te ayudan a entender. 

Sasha se despierta en una habitación de hospital algo desubicada, e intuye que ha dado a luz a su bebé a pesar de que todavía es pronto para ello. A partir de ahí viviremos con ella sus miedos, dudas, pensamientos más íntimos y personales, sus deseos y, en cierta manera, aprenderemos sobre la manera que tiene de relacionarse con su entorno. Además, no os desvelo nada si os digo que ella está convencida de que el que dicen que es su hijo no lo es, con todo lo que esto puede conllevar. 

Esta narración en primera persona aporta mucha fuerza a la lectura y es un complemento perfecto con el tono psicológico y de intriga que está impregnado en todo el texto, con ese hilo argumental centrado en los personajes y en el porqué de todo lo que les rodea. Pone de manifiesto que las cosas no son nunca como esperamos, y mucho menos perfectas, y que todo el mundo tiene su particular via crucis.

Como esta publicación va sobre mi opinión al leerlo, os diré que a pesar de que durante casi toda mi lectura me ha tenido con la duda de por dónde iba a salir, totalmente descolocada y extrañada porque lo que leía no me encajaba en un thriller psicológico, el final es lo que da sentido a todo lo anterior y el que me ha demostrado que la autora sabe lo que hace. No siempre lo que pensamos sobre nosotros y nuestras convicciones sigue en línea con lo que acabamos haciendo, porque todo es relativo y siempre hay diferentes variables.

Confieso que si el final hubiese sido distinto no sé si mi opinión global del libro hubiera sido la misma. Ha sido determinante, al menos para mí.

Es curioso porque estoy convencida de que se ha conseguido un texto que según el nivel de empatía del lector, de su manera de asimilar lo que está leyendo, pasará por diferentes estados o incluso aceptará algunas cosas mejor que otras, ya que psicológicamente lo que lees da para mucho. Con esto quiero decir que según quien lea esta novela, verá las cosas de una manera u de otra porque no las habrá percibido igual. Es una de esas lecturas que te hace pensar a la vez que te mete en la intriga que rodea a lo que ocurre, con la duda de cómo acabará todo. Reconozco que me sorprendió y consiguió dejarme muy buenas sensaciones. 

Ha resultado un thriller rápido y psicológicamente muy interesante, que me ha hecho dudar sobre todo y sobre todos, llegando a sentir rechazo hacia la protagonista en algún momento. Es difícil acercarse a quien te está contacto la historia cuando no entiendes por qué hace lo que hace, porque el rechazo a Toby me tocaba mi fibra sensible. Cuando lo leáis sabréis por qué lo digo, y ya me contaréis si os ha pasado lo mismo. Por cierto, en algunos instantes se me ha hecho un poco cuesta arriba porque no avanzábamos, pero han sido solo sensaciones puntuales que rápidamente, al pasar la página, desaparecían.

¿A quién recomendaría esta lectura? A los que disfruten cuando un autor juega un poco con nosotros, a los que les guste perderse para luego encontrarse, a los lectores de narrativa psicológicamente intrigante, con el toque de thriller por la rapidez de su trama, y a los que prefieran textos algo intimistas, más que nada porque todo gira en torno a Sasha y sus dudas, y cómo las vuelca en los demás.

#NoEsMío #MeEstoyVolviendoLoca
#NadieMeCree #LosRecuerdosDeMiPasado
#YoNoSoyElla #PorQué #EchoDeMenosAMiMadre
#APesarDeTodo #DamienGabrielTobyJeremy 
#CincoGlobosBlancos
#Australia #LosErroresDelPasado
#MarkYSimon #MiAmigaBec
#NadaEsComoCreoQueDeberíaSer
#TodosCometemosErrores

ver reseña en la web

Tigres de cristal

Toni Hill

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una historia para recordar con cierto sabor amargo por cada uno de los personajes

No había leído a Toni Hill hasta ahora y asociaba su nombre a novelas oscuras, llenas de asesinos, intriga y violencia. No significa que Tigres de cristal se aleje de este perfil de novela, porque en parte es así también, pero para mí el peso de la narración lo lleva ese viaje al interior de unas personas que vivieron y crecieron en un momento convulso, en una época de grandes cambios y vidas anónimas, y cuyos actos tuvieron grandes consecuencias. 

Es una novela larga (dividida en cinco partes y un total de 56 capítulos de diferente extensión más prólogo y epílogo, tan importantes como el resto de la narración) pero a mí, por ser del tipo de lectura que me gusta y con la que más disfruto, me ha durado un suspiro. Ha supuesto una lectura tan completa y tan intensa que todavía, tras dos días de haberla acabado, no soy capaz de centrarme y plasmar todo lo que me ha aportado en unas cuantas palabras.

La historia comienza en la actualidad, en un barrio de la periferia de Barcelona, de clase obrera. Para construir la historia nos encontramos con dos tipos de narrador, un narrador omnipresente que nos irá presentando cada uno de los personajes que tendrán un papel más o menos importante en el hilo argumental, y uno en primera persona, como testigo que fue de lo que ocurrió cuarenta años antes en ese mismo barrio a esas mismas personas, y que cambió todo y a todos, que será el contador de la historia que algunos parecen haber olvidado.

No soy una experta, más bien estoy a nivel iniciación, para poder situar el género exacto de esta novela. Para mí tiene la cantidad justa de novela negra, manteniendo la intriga hasta prácticamente la última página y con la violencia física y verbal impregnada en la mayor parte de los actos de los personajes; de novela intimista, perfilando unos personajes tan humanos y reales que llegan a dar hasta miedo, y mezclando víctimas y verdugos hasta diluirlos en el devenir de los hechos; de novela costumbrista, mostrando una sociedad alejada ahora de nosotros y tan cercana en el tiempo (años 70) en un barrio marginal de la periferia de Barcelona, en el que casi a modo de gueto la migración nacional, procedente en su mayoría de Extremadura, Andalucía y Castilla, llegó en los 60 en busca de un futuro mejor para sus familias, y en la que se mezclaban valores, familia, religión, trabajo y supervivencia; y de narrativa social con el tema del bullying (actual) y del acoso escolar (pasado) como base del hilo argumental de la novela.

Con todo esto que os he dicho he querido explicar el escenario de la historia que se desarrolla en estas páginas para que os hagáis una idea de lo que os vais a encontrar; pero la novela es mucho más, es un texto que huele a penitencia, a pecado, a perdón, a consecuencias, a paralelismos, a violencia dentro y fuera de casa, a enfermedad, a secretos, a pasado y a presente, a luchas humanas y a conformismo.

Para mí, ha resultado estar increíblemente bien escrita porque ha conseguido tenerme subyugada a sus páginas mientras leía, con el miedo metido en el cuerpo esperando el final de la historia que el autor ha querido contarme; porque me ha hecho rememorar otros tiempos que a mí me pillaron ya de pasada (yo nací en 1979) pero de los que sí me llegaron reminiscencias; porque me ha hecho sufrir, me ha sorprendido, y mucho, y me ha vuelto a demostrar que la naturaleza humana es muy compleja, marcando esa línea desdibujada entre víctimas y verdugos, y mostrando que todo acto tiene su consecuencia, más allá de lo que podemos pensar.

Una lectura para recomendar y para recordar con cierto sabor amargo por cada uno de ellos, los protagonistas, y por la falta de sonrisas.

#LaVidaEnLaCalle
#LosNiñosÉramosLosDueñosDeLaCalle
#AcosoEscolar
#UnAsesinatoHaceCuarentaAños
#ErasMiMejorAmigo
#Consecuencias #MiVidaHaSidoEsto
#Secretos #Silencios #Envidias #Mentiras
#BarcelonaEnLosAños70
#Adolescentes #Niños #Miedos #Decisiones
#LeFaltanSonrisas

ver reseña en la web

Diez días de junio (Inspector Mascarell 9)

Jordi Sierra i Fabra

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una gran novela policíaca al más puro estilo clásico del género ambientada en la Barcelona de los años 50

De este autor sólo he leído El beso azul a pesar de que es un escritor bastante prolífico tanto en narrativa como en historia, biografías y novelas juveniles. Diez días de junio es el noveno libro de la serie de novelas del Inspector Mascarell. Unas historias que van desde comienzos de la Guerra Civil hasta los años 50 (momento en el que se desarrollan estos diez días de junio) y cuyo protagonista único es Miquel Mascarell. 

Puede que os parezca un poco descabellado animarme a leer esta novela sin conocer las anteriores, y reconozco que lo hice sin tener todas conmigo, pero no solo no ha sido un problema sino que me han entrado ganas de conocer el pasado de Miquel Mascarell, su historia cuando comenzó la Guerra, sus penurias, sus años en el Valle de los Caídos, cómo conoció a su mujer, qué casos resolvió a pesar de no ser ya inspector… es curioso, os lo aseguro, pero está todo tan hilado y bien contado que quieres saber más, aunque ya conozcas el final, porque lo importante son los detalles. Esto es mérito del autor, o al menos yo así lo percibo. Os aseguro que la novela no tiene ninguna carencia y no hace falta conocer lo anterior para disfrutar de ella.

Es una magnífica historia policíaca, situada en Barcelona en los años cincuenta, con un ex-presidiario político indultado en plena dictadura tras más de ocho años en el Valle de los Caídos, que en la República fue inspector de policía. Casi como por casualidad y sin pretenderlo se ve involucrado en un caso de asesinato que le devuelve una parte de su pasado que pensaba que estaba más que enterrada

El caso que se siente obligado a resolver durante esos diez días se nos va mostrando poco a poco pero de una manera bastante dinámica, entretenida, correcta, intrigante y sin decaer nunca. Lógicamente, a Miquel la vida le va en este caso, pero mientras lees tienes la sensación de que él hubiera investigado igual si no fuese así. No tiene nada que envidiar a otros investigadores literarios, tipo Marlowe o Poirot, pero con el toque español y sin sombrero (aunque yo me lo he imaginado con uno puesto) ni tabaco (ya no fuma). Me gusta su estilo, su manera de pensar, de deducir, el amor a su familia, a sus recuerdos, su forma de relacionarse con los demás, tan distante y desconfiada, a pesar de que me da la sensación de que se siente cansado, mayor, de vuelta de todo y que está viviendo de prestado

A nivel narrativo, el texto no se recrea en la parte dramática de todo lo que leemos, muy al estilo de las novelas de investigación más clásicas, a pesar de la crudeza de los hechos contados, tan reales como ficticios, porque pudieron haber ocurrido en aquella época (bueno, y en esta también, claro). Esto podría acercar la historia al género de novela negra pero para mí es más una investigación policial de libro, en la que lo esencial es ver cómo el protagonista va desmigando lo que ocurrió, cómo ocurrió y quién es el responsable, y en la que se trata al lector de manera inteligente.

Supongo que es común a esta serie que a través de estos casos / estas historias nos trae un retrato muy cercano de la sociedad española más mundana tras la Guerra Civil, en plena dictadura; de las víctimas, los vencedores, los vencidos, lo que más les separa y lo que tienen en común. Parte del día a día de supervivientes tras 12 años del final del conflicto. En este caso en concreto nos acerca a los orfanatos, lugares donde iban niños inocentes que pagaban por sus padres y por ideas que no tenían nada que ver con ellos; a la Iglesia, sus secretos; a las historias de miles de personas que se encontraron con la Guerra, sus sueños rotos, la vida. 

ver reseña en la web

Historias eróticas para viudas del Punyab

Balli Kaur Jaswal

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una historia tierna y, a veces, divertida que nos trae el valor de las mujeres

Si hay una cultura que me atrae, aunque confieso que en la distancia, desde la comodidad de mi sofá, es la india (o hindú, nunca sé cuál es el término más adecuado). Siempre me han gustado las historias que mezclan culturas, historias que me enseñan a través de sus palabras, que me traen la realidad, buena y mala, de otras sociedades que desconozco, y me siento un poco más cerca de todas ellas. Hace tiempo vi una película sobre las viudas indias, Agua, y me dejó marcada. Cuando leí el título de esta novela enseguida pensé en esas viudas, aunque esta historia no tiene nada que ver con aquella, pero me sirvió de excusa para leerla y saltarme todo el programa de lecturas que tenía previsto… ¡siempre pasa lo mismo!

Contada en tercera persona, aunque prácticamente es como si Nikki o Kulwinder nos hablaran directamente a nosotros, y en pasado, Historias eróticas para viudas del Punyab es una novela divertida, entretenida y directa, llena de mujeres que tienen mucho que decir a pesar de pasar desapercibidas, mujeres que a través de compartir sus ilusiones, sus anhelos, sus fantasías o sus recuerdos, encuentran su fuerza interior; es una novela que, pese a lo sencillo de su historia, fluye de una manera amena y cómoda en esa línea de conexión entre la comunidad Sij en Inglaterra y la cultura occidental. Casi sin pretenderlo nos muestra una realidad a veces tierna, a veces lógica, a veces dura, pero siempre cierta, porque la vida es así, sea cual sea la cultura en la que te hayas criado.

No sabía que en Londres había un barrio, Southall, que casi parece como si hubieras viajado a La India. Todo un descubrimiento. 

Nikki tiene 22 años y como cualquier chica de su edad está perdida y no sabe hacia dónde dirigir su vida, su futuro es incierto. Se añade que es de origen indio y sus padres, a pesar de haberle dado unos estudios y educación occidental, también han intentado que tenga unas sólidas costumbres indias. Su padre murió de un infarto hace poco, ella se independizó a pesar de la oposición de su madre y su hermana, que vive con su madre y es enfermera, parece que tiene las cosas claras en la vida y ha decidido buscar marido a través de un matrimonio concertado. Dentro de todas sus dudas, acaba aceptando dar clases de escritura creativa a mujeres de la comunidad sij en el templo de Southall, y ahí comienza todo. Por otro lado tenemos a Kulwinder, una mujer ya madura que se vino con su marido y su hija de la India a Londres para buscar una vida mejor, y que ha sufrido una gran pérdida que ha hecho que su vida esté como en pausa, sin sentido, sin energía. Las dos conectan en un momento y eso les cambiará su existencia para siempre. 

En tono amable, Nikki va descubriendo lo bueno que tiene la cultura a la que pertenece, y va a encontrarse a sí misma, así como va a ser consciente de la dureza de la vida de muchas mujeres, lo que le acercará más a sus padres y a la vida que ha llevado; y Kulwinder llegará a sentir, a vivir, a ver las cosas cómo fueron e intentar seguir adelante.

Tenemos amor, risas, relatos eróticos simpáticos, un misterio, una búsqueda, y valor, mucho valor, porque al final esta historia va un poco de eso, de encontrar el valor suficiente para ser fiel a uno mismo, a lo le han enseñado y a lo que quiere ser.

Por un lado, las viudas indias son como fantasmas dentro de la misma sociedad india, y la autora les da una presencia, una gracias, un saber, que no pasa desapercibido al lector, y las envuelve de poder narrativo, a pesar de la sencillez de las historias que cuentan. Por otro lado, la unión entre tradición y modernidad, el equilibrio entre ambas sociedades, lo difícil que puede ser para un inmigrante sentirse como en casa en su nuevo país de acogida, lo ignorante que somos muchas veces con lo que nos rodea, y las dudas de cualquier mujer de 20 años sobre lo que la vida nos depara.

Hace no mucho aprendí el nombre de metaliteratura como aquellos libros que hablan de otros libros, también se llaman metanovela, metaficción o metanarración. Supongo que esta historia encaja dentro de este subgénero porque en ella se habla de historias, relatos, fantasías escritas o narradas por viudas del Punyabi, que sirven de hilo para unir a este grupo de mujeres y ayudarlas a sentirse más ellas. A todas.

Yo me lo he pasado muy bien leyendo, he aprendido y me he sentido casi parte de este grupo de mujeres cuya vida ha sido muy distinta a la mía. Además, me ha encantado estar cerca de Nikki y, en parte, de su hermana Mindi. Agradezco a la autora que haya escrito una historia llena de personajes entrañables y cercanos. Creo que la próxima vez que vaya a Londres no dejaré de visitar Southall Street.

ver reseña en la web

Las chicas que soñaban con el mar

Katia Bernardi

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Un relato largo lleno de sueños, olores a hogar y esperanza

Un impulso me ha llevado a leer esta corta historia, que no sabía que lo iba a ser, con las ganas de leer algo que me hiciera sentir bien y cuyas palabras estén bien guiadas. No buscaba una historia épica ni una gran novela. Solo quería leer y disfrutar haciéndolo. No puedo decir que no haya sido así; al contrario, han sido unas horas muy entretenidas junto a este grupo de mujeres increíbles y sus sueños.

La historia, o mejor dicho, los hechos nos los cuenta la autora, como una espectadora privilegiada de todo; como alguien que se ha sentado con estas mujeres, libreta en mano, y ha ido recogiendo sus testimonios, sus anhelos, sus pensamientos sobre la aventura que vivieron hasta conseguir lo que soñaban. Y así comenzamos, en un pueblo pequeño del norte de Italia, con un grupo de octogenarias que llevan una vida tranquila, rutinaria, rodeadas de su vida, y que pertenecen a una especie de club social llevado por ellas mismas, las Funne.

La narración está dividida en doce meses y nos va trayendo, a modo de crónica periodística con toques a veces poéticos, a veces cómicos y a veces sentimentales, el camino que recorren estas Funne hasta conseguir su sueño. Casi sin querer, tenemos un retrato de la vida tranquila de este pueblo, con sus habitantes y su manera de relacionarse, así como de la vida misma, de la vejez, y de esas mujeres anónimas que llevan su propia historia como si de un complemento se tratara. No penséis que estamos frente a un conjunto de historias tristes o que la autora se recrea en el final de las mismas; no, al contrario. La historia rezuma esperanza, comienzos, amor, amistad, alegría y sueños cumplidos; y todo de una forma tranquila, como de tarde con abuelas, tartas y dulces aromas, sobre todo esto último, porque los olores a hogar, a cariño, a familia, impregnan toda la narración.

El comienzo de la lectura, su prólogo, casi nos presenta todo como un cuento, en un enclave maravilloso y con una esperanza, conseguir un sueño a pesar de todo, y a partir de ahí, viene todo lo demás.

No es una novela al uso, como ya os he dicho. Es una narración de una historia, cierta o no (todavía no soy capaz de saberlo realmente), que trae también una película/documental, alguna receta apetecible (que ya me he apuntado) y mucha sinceridad directa de la autora a los lectores. Es corta, dinámica, interesante, divertida pero poco narrativa para mi gusto lector, y eso que me parece que la autora sabe transmitir muy bien lo que quiere y cómo lo quiere. Maneja muy bien las palabras.

Me ha encantado conocer a estas mujeres e impregnarme de su fuerza por querer conseguir lo que se proponen. Me gusta el tono desenfadado que se le da a la novela y esa mezcla entre humor y cariño con la que está contado todo, pero ha sido un relato largo y no soy mucho de relatos, prefiero las grandes historias o las pequeñas grandes historias. Lo que sí me ha dejado es unas ganas inmensas de ver la película y saber la verdad que encierra todo.

#LasDunne #LosSueñosNoTienenEdad
#MeEncantanLasFotos #lavida #vejez
#amigas #sueños #Italia #Croacia
#nieve #viaje #Internet #aprendiendo
#EdiciónAnticipada

ver reseña en la web

Caen estrellas fugaces

Jose Gil Romero / Goretti Irisarri

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una lectura fascinante que merece la pena descubrir

A veces no sabes cómo pero llega a tus manos un libro diferente que consigue que tu amor por la lectura cobre sentido. Puede ser por cualquier motivo: por la historia, por la prosa, por el sitio donde tiene lugar, por lo que te hace sentir… no sé, depende del libro, supongo. Algo así es lo que me ha ocurrido con Caen estrellas fugaces. A priori no es un género que suela leer (me refiero al paranormal) así que cuando me dieron la opción de elegir esta novela me lo pensé dos veces antes de aceptar y menos mal que me animé. Me ha encantado.

Me ha atrapado por su prosa y por hacerme presente el Madrid de mediados del siglo XIX. He sido capaz de respirar sus calles, sus gentes y su realidad. Creo que esto es lo mejor que nos trae esta novela. Increíble es la manera que tienen estos dos autores de mezclar realidad con ficción, presentando la ciudad como un personaje más, y de los más importantes. Si conoces Madrid, consiguen que veas las calles y edificios con otros ojos, con otro color, como si respirasen, y todo en un ambiente castizo que os puedo asegurar que llega hasta nuestro días. Creo que han conseguido transmitir esa parte viva y cercana de la historia de una ciudad.

Es una novela, a caballo entre novela negra, de intriga e histórica, con temática paranormal, cuyos personajes tienen mucha fuerza por ellos solos. Aunque pueda parecer que tenemos dos centrales o principales, son varios los que conforman esta historia a caballo entre dos mundos, el de la lógica y la razón, mucho más pragmático, y el «otro», de difícil definición, muy en auge en esa época con videntes y mediums, con sus ángeles y demonios. Adoro a Elisa y su forma de enfrentarse a la vida pero me acerco más a Leónidas, racional y empírico. Confieso, y con la boca pequeña, que he llegado a sentir algo de pena por el Conde del Fiero, pero solo un momento nada más para luego olvidarlo por completo (no me lo tengáis en cuenta). Maravilloso traernos personajes nada perfectos, con taras físicas y psicológicas.

Para saber más sobre toda esta historia os recomiendo que visitéis su página web

En resumen, ha sido una lectura maravillosamente intrigante, donde el juego entre lo real y lo sobrenatural se mezcla con maestría, mostrándonos un elenco variopinto de personajes, cada cual más interesante, y una sociedad que avanzaba a pasos agigantados, entre luces y sombras. Es muy fácil recomendar esta lectura.

#MadridMadridMadrid
#YaSabemosDeDóndeVieneElBocataDeCalamares
#RazónYEmoción
#AbogadoDelDiablo
#SociedadSecreta
#ÁngelesYDemonios #Arcángeles
#Misterio #Familia #Historia
#EdiciónAnticipada

A veces no sabes cómo pero llega a tus manos un libro diferente que consigue que tu amor por la lectura cobre sentido. Puede ser por cualquier motivo: por la historia, por la prosa, por el sitio donde tiene lugar, por lo que te hace sentir… no sé, depende del libro, supongo. Algo así es lo que me ha ocurrido con Caen estrellas fugaces. A priori no es un género que suela leer (me refiero al paranormal) así que cuando me dieron la opción de elegir esta novela me lo pensé dos veces antes de aceptar y menos mal que me animé. Me ha encantado.

Me ha atrapado por su prosa y por hacerme presente el Madrid de mediados del siglo XIX. He sido capaz de respirar sus calles, sus gentes y su realidad. Creo que esto es lo mejor que nos trae esta novela. Increíble es la manera que tienen estos dos autores de mezclar realidad con ficción, presentando la ciudad como un personaje más, y de los más importantes. Si conoces Madrid, consiguen que veas las calles y edificios con otros ojos, con otro color, como si respirasen, y todo en un ambiente castizo que os puedo asegurar que llega hasta nuestro días. Creo que han conseguido transmitir esa parte viva y cercana de la historia de una ciudad.

Es una novela, a caballo entre novela negra, de intriga e histórica, con temática paranormal, cuyos personajes tienen mucha fuerza por ellos solos. Aunque pueda parecer que tenemos dos centrales o principales, son varios los que conforman esta historia a caballo entre dos mundos, el de la lógica y la razón, mucho más pragmático, y el «otro», de difícil definición, muy en auge en esa época con videntes y mediums, con sus ángeles y demonios. Adoro a Elisa y su forma de enfrentarse a la vida pero me acerco más a Leónidas, racional y empírico. Confieso, y con la boca pequeña, que he llegado a sentir algo de pena por el Conde del Fiero, pero solo un momento nada más para luego olvidarlo por completo (no me lo tengáis en cuenta). Maravilloso traernos personajes nada perfectos, con taras físicas y psicológicas.

Para saber más sobre toda esta historia os recomiendo que visitéis su página web

En resumen, ha sido una lectura maravillosamente intrigante, donde el juego entre lo real y lo sobrenatural se mezcla con maestría, mostrándonos un elenco variopinto de personajes, cada cual más interesante, y una sociedad que avanzaba a pasos agigantados, entre luces y sombras. Es muy fácil recomendar esta lectura.

#MadridMadridMadrid
#YaSabemosDeDóndeVieneElBocataDeCalamares
#RazónYEmoción
#AbogadoDelDiablo
#SociedadSecreta
#ÁngelesYDemonios #Arcángeles
#Misterio #Familia #Historia
#EdiciónAnticipada

ver reseña en la web

Contigo en el mundo

Sara Ballarín

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

La segunda novela de Sara Ballarín ha sido toda una sorpresa

Hace tiempo leí El cuaderno de Paula, primer libro de esta autora. Recuerdo que me gustó y me resultó divertido, aunque no llegué a entender parte de la trama porque no me identifiqué con ella del todo. Esta segunda novela, para mí, es más completa y está más trabajada y, en cierta manera, es más adulta.

Me ha gustado mucho, dentro de su simpleza, sobre todo por la manera en la que está contada la historia, la forma de hacernos partícipes de los sentimientos de Vega y de sus decisiones, y el modo tan real, y a la vez romántico, de traernos esta historia de amor no idealizada. Es un verdadero placer leer a esta autora, su manejo de las palabras, su estilo actual y directo pero sin dejar de ser cuidado y adecuado.

La historia está narrada totalmente en primera persona por Vega a modo de biografía o confesión, hablándonos de tú a tú, y contándonos cómo vivió ella todo lo que ocurrió. Esto nos acerca a la protagonista y nos hace empatizar con ella. Su lenguaje cercano, sin pelos en la lengua pero sin ser soez, y su trabajo, en parte intimista por los sentimientos mostrados, nos permite acercarnos a este pequeño viaje vital que realiza Vega en busca de sus sueños.

Podría hablaros de Mario, pero creo que es mejor que lo descubráis tal y como lo hizo Vega, poco a poco. También tenemos a Elsa y a Jon como algunos de los personajes que acompañan a Vega en esta historia, porque ambos forman parte de su vida, y justo es eso lo que nos cuenta, su vida en una época que marcó un cambio importante para ella.

Es una novela muy romántica, más de lo que pensaba, en la que se habla de amor, de amistad, de familia, de futuro, de coger el toro por los cuernos, de vivir, de soñar… Tiene sexo explícito, pero siempre encajando en la narración y en el devenir de los hechos. Creo que esta parte mejora mucho respecto a su novela anterior, está mucho más integrada en la historia. Geniales algunos diálogos, como sacados de cualquier conversación que podamos tener nosotros con nuestros amigos.

En definitiva, es una novela no muy larga, que sabe transmitir mucho, más de lo que parece en un principio, y con la que es fácil sentirse identificada en algunos momentos. Me gusta mucho el estilo narrativo que utiliza la autora, es uno de mis favoritos, y sin ser una gran historia, creo que ha acertado con lo que quiere contar y cómo lo quiere contar. Sólo me queda recomendárosla.

#Juntos
#Amistad #Trabajo #Futuro #Sueños
#Amor #Sexo #Confianza #Problemas
#Superación #Viaje #LasPersonasNoSomosPerfectas
#Perdón
#ContigoSiempre
#EdiciónAnticipada

ver reseña en la web

La hermana sombra (Las Siete Hermanas 3)

Lucinda Riley

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Maravillosa búsqueda del porqué hasta llegar a encontrarse a sí misma

Éste es el tercer libro de la serie Siete hermanas y, en concreto, es la historia de Star, la tercera de ellas. Aunque se puede leer de manera independiente, yo os recomiendo que si tenéis intención de leer toda la serie leáis los libros en el orden correcto, porque en toda la historia está subyacente el hilo conector de todas las hermanas y porque algo nombran a las hermanas anteriores, aunque sea solo de pasada.

Esta historia comienza con Star, la hermana más tímida y callada de todas, y con la búsqueda de su propia vida. No es tanto saber cuáles son sus orígenes sino ser capaz de tomar las riendas de su vida y seguir adelante. Esto, que parece sencillo, para ella no lo es ya que desde pequeña ha estado protegida bajo el ala de su hermana CeCe. Una serie de coincidencias acaban poniéndola en el camino de su propia búsqueda y, gracias a eso, conocemos al resto de los personajes de esta novela.

Tal como nos cuentan en la sinopsis, la historia familiar de Star se remontan a comienzos del siglo XX en la Zona de Los Lagos, al norte de Inglaterra, y gracias a unos diarios que escribió Flora vamos conociendo todo lo que ocurrió alrededor de ella, su propia historia.
En esta novela quizá la autora nos da más momentos en la actualidad que en la primera, algo que creo que aumenta el interés por unir ambas historias.

Con una prosa amena y cuidada la autora vuelve a meternos dentro de la historia de mujeres fuertes, que por diversas circunstancias de su propia existencia acabaron siendo víctimas, en parte, de la vida. Amor y familia envuelven estas dos historias, paralelas en cierta manera, donde la heroína es ella (Flor o Star).

Entre sus páginas tenemos un retrato de la sociedad inglesa de comienzos del siglo XX, bajo el reinado de Eduardo VII, con reminiscencias de la encorsetada aristocracia victoriana y con un mundo que intentaba rebelarse. Y todo en torno a las mujeres y su manera de enfrentarse a todo, o a nada. Vuelvo a ver un gran trabajo de documentación, en este caso alrededor de esa sociedad londinense. Nos encontramos con momentos históricos reales y escenarios igual de interesantes.

Uno de los motivos por los que me suelen gustar estas novelas es porque me muestran una forma de vida tan cercana y tan lejana a la vez. No puedo evitar pensar en mi bisabuela viviendo en aquellos momentos y llevando una vida en cierta manera similar. Me gusta pensar que somos el resultado de la historia pasada de nuestra familia, y ello deja cierta impronta en nosotros.

Seguimos sin saber nada de por qué y cómo acaban adoptadas por el mismo hombre, y con qué fin, si es que lo hay. Pero tras leer la novela sabes que todavía falta mucho por descubrir y quieres hacerlo.
Uno de los baluartes de esta historia es la manera de mostrar mujeres diferentes pero con anhelos similares al final, la búsqueda de uno mismo y de la felicidad, o lo que más se acerque a ella.

No es una novela intimista ni de sentimientos, simplemente es una gran historia, bien contada y, en cierta forma, sencillamente narrada, que te anima a querer saber más y seguir leyendo. La historia de Star y su búsqueda del hogar me ha gustado mucho, porque te demuestra que dentro de la sencillez de la vida también puede estar escondido lo que buscamos, y que cuidar a las personas de nuestro entorno es importante para nuestro propio bienestar. Ah, y que el amor a veces está donde menos te lo esperas.

ver reseña en la web

Diario de diez lunas

Carmen Garijo

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Me ha llegado a gustar más a medida que avanzaba en su lectura

El título encierra el planteamiento de la estructura de la trama, todo gira en torno a las diez lunas que dura un embarazo. Cada capítulo es una de las lunas y así se va desarrollando la historia. Elena, una gran ejecutiva de cuentas, con una vida aparentemente perfecta, se entera que está embarazada y decide hacer algún cambio en su vida porque cree que no encajará con su nueva familia. A partir de ahí se va desarrollando nuestra historia, ambientada en Madrid, a mediados de los años 90, en una época en la que se manejaba mucho dinero y en la que se pensaba que nada podía pasar.

Dinero, poder, lujo, mafia, corrupción, impunidad, Suiza… son muchas de las cosas que se mezclan en esta novela, aunque el tono de la narración casi está más en línea de las confesiones, penas y desgracias de una mujer en sus treinta que necesita encontrar el equilibrio entre su embarazo y el resto de su vida. Nuestra ingenua, y a veces demasiado inocente, protagonista se encuentra sin darse cuenta dentro de unas situaciones límite que la pondrán a prueba, haciéndola durar sobre los pilares en los que se mantiene su propia existencia.

Reconozco que me esperaba más de esta historia, cuya portada me había llamado la atención desde el principio, pero ha sido interesante recordar cosas de esos años 90 en los que se vivía de otra manera, Internet empezaba y los móviles sólo eran para unos pocos. Yo sólo tenía 16 años entonces, y muchas de las cosas que se cuentan en la novela me suenan quizás por las consecuencias que trajeron unos años más tarde.

La manera de escribir de la autora es correcta, sencilla y se lee con facilidad. A veces he echado en falta algo más de descripciones o una narrativa algo más intimista, pero supongo que a la historia no le iba mucho. Por otro lado la parte en la que se explayaba sobre cada etapa del embarazo realmente me sobraba. No necesitaba tantos detalles de lo que estaba ocurriendo, aunque tengo que pensar que la autora pretendía mostrarnos como era el día a día de Elena y todo lo que le iba ocurriendo.

Imaginaos la crisis de una mujer de treinta y tantos, con sus dudas sobre su trabajo y su maternidad, su matrimonio que no es como esperaba, su relaciones con sus amigas y su mejor amigo, junto con una trama de corrupción relacionada con mafias en el Madrid de los años 90, cuando todo valía, y un mundo que no creía existiera pero que sorprendentemente está a su alrededor.

#SoyFanDeÁngel #CorrupciónAños90 #SuizaYElDinero
#EdiciónAnticipada

ver reseña en la web

Los días iguales de cuando fuimos malas

Inma López Silva

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Ha sido una lectura muy recomendable a pesar del tiempo que me ha costado terminarla.

Siempre que recibo una propuesta de Edición Anticipada me juro a mí misma que no volveré a leer en digital en esta plataforma por lo incómodo que es, pero me acaban tentando con los títulos que me ofrecen, y yo soy débil en lo que a lectura se refiere. Esta novela me atrajo no solo por la portada y el título, que son ambos maravillosos y tienen mucho sentido con el contenido de la novela, sino también porque me intrigaba su sinopsis. No hay mucho más que decir respecto al argumento de lo que ya nos cuentan en ella.

Me he encontrado con una especie de novela coral, con un grupo de mujeres cuyo denominador común es la estancia en la misma cárcel de Galicia. Únicamente los capítulos narrados por la escritora están en primera persona, como si ella fuese la que está contando la historia de cada una de sus compañeras o, realmente, retazos de su vida y del porqué de su estancia en la cárcel.

Lo que más me ha atrapado de la historia es la manera que tiene la autora de darnos a conocer a este grupo de mujeres, con sus penurias, sus anhelos y su búsqueda de la felicidad, colocando al lector como mero espectador de todo lo que les ocurre, sin darnos la opción a juzgar.

No nos presenta un mundo idílico pero tampoco nos presenta la parte más oscura de la cárcel. Creo que se basa más en mujeres víctimas y verdugos. Nos habla de dolor, nos habla de sentimiento de culpa, nos habla de maternidad, nos habla de locura, nos habla de decepción…

No esperéis una historia llena de sentimientos, con un planteamiento, nulo y desenlace claros. Esta no es ese tipo de historia. Os encontraréis con la vida de mujeres distintas pero con algo en común, la cárcel, con sus propios porqués y sus propios equipajes y un denominador común, el anhelo de una vida mejor.

Ha sido una lectura muy recomendable a pesar del tiempo que me ha costado terminarla.

 

ver reseña en la web

El misterio de las cabras y las ovejas

Joanna Cannon

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Lectura que me ha obligado a leer muy atenta

Dudaba si darle 2 o 3 estrellas. Por su narrativa, cuidada y escogida, en la que no sobra nada, y en la que cada frase, palabra o imagen significa mucho más de lo que parece, se merece una puntuación de 3 estrellas. Por otro lado, el hecho de que a pesar de sus páginas, tenga la estructura de un relato, hace que casi me decante por las 2 estrellas.

Me encuentro ante el dilema de si me ha gustado o no me ha gustado. En algunos momentos me ha encantado. La relación de las dos niñas es maravillosa. Sus diálogos inteligentes, su manera de ver las cosas y de relacionarse han hecho que disfrute muchísimo. La presentación, poco a poco, de los hechos ocurridos 10 años antes y de los que pasan en el momento en que se narra la historia, consiguen mantener el suficiente nivel de intriga. La fotografía que hace la autora de la sociedad americana en una calle residencial cualquiera, de una población cualquiera, de finales de los años 70 es muy acertada, con personajes que no son lo que parecen y que guardan secretos, como hacemos todos. Todo esto me ha gustado muchísimo.

Lo negativo de esta lectura ha sido que se me ha hecho algo pesada a veces, en parte por la dificultad que encontraba para retener a cada uno de los personajes. Al ser capítulos muy cortos, con muchos vecinos interviniendo en pequeñas dosis, creo que hasta los últimos capítulos no he sido capaz de saber quién es quien con seguridad. Tampoco me ha gustado el desenlace, para mí lo que le aporta una estructura de relato.

En resumen, ha sido una lectura que ha merecido más la pena por la lectura en sí que por la historia y su desenlace.

Gracias a Edición Anticipada por dejarme leer este libro.

ver reseña en la web

Nadie se muere de esto

Fátima Casaseca

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Ha sido muy interesante leerla. Me ha hecho pensar, y mucho.

Comencé la lectura con muchas ganas, pero reconozco que estaba totalmente equivocada sobre el tipo de novela que iba a leer. Me esperaba, tras leer la sinopsis, una comedia romántica con algún toque de sarcasmo, ironía y comentarios inteligentes.  Me he encontrado con una historia cuya esencia es la manera de sentir que tiene la protagonista, de ver la vida y de enfrentarse a ella. Creo que la historia en sí no es muy importante, pero sí que le lleva a reconocer la realidad de su vida.

La novela tiene mucho que ver con las mujeres de nuestra generación y cómo nos enfrentamos a la vida. Creo que la escritora consigue trasmitir los miedos que tenemos todas las mujeres al pasar de los 30 años, y cómo nos sentimos obligadas por la sociedad a ciertas cosas. 

Independientemente del final de la historia, creo que la autora consigue hacernos reflexionar, e incluso dudar, sobre nuestros sueños, nuestra vida y cómo estamos afrontándonos a todo ello.

Si esperas una novela romántica al uso, olvídalo, este no es tu libro; pero si buscas algo que de alguna manera te haga pensar, te recomiendo que descubras a Elena y lo que le ocurre tras descubrir algo que no debería haber descubierto.

ver reseña en la web

Sigue mi juego (Trilogía Stark 6)

J. Kenner

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Relato entretenido y amable, con algo de sensualidad

Es verdad que hacía mucho que había leído la trilogía Stark y me ha gustado reencontrarme con el matrimonio Stark. Algo de erotismo y sensualidad (mucho menos sexo que en libros anteriores) para este recordatorio de que ellos siguen allí, casado, felices y enfrentándose al mundo. Es el texto perfecto para introducirte la siguiente trilogía de la autora con un arquitecto como protagonista y la secretaria del señor Stark.

No sé qué esperaba encontrarme al decidir leer esta novela. Quizás me hubiese gustado algo de más de trama, algo que pusiese en peligro la solidez que demuestra esta pareja, para poder ver la parte más oscura de Damien que nos mostró en los primeros libros.  Con esta historia nos han mostrado la situación idílica de una pareja que se adora en todo momento y que nunca flaquea.

No se puede decir mucho más sobre ella, sólo que he de confesar que me han entrado ganas de releer estos libros, para volver a encontrarme al prepotente y superpoderoso Damien, y ver cómo conseguía conquistar a Nikki.

 

 

ver reseña en la web