Blogger

Arte Literario

España

registrado desde abril de 2016

http://www.arte-literario.com/

Libros y reseñas

La mensajera de sueños imposibles

Nieves García Bautista

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Sería una historia de diez de no ser por el final, innecesario y abrumador

Han sido varias las oportunidades que le he dado a este libro y hoy puedo confirmaros esa teoría de que cada historia tiene su momento. Empecé La mensajera de los sueños imposibles hace dos o tres años, no me acuerdo bien, y no leí más de veinte o treinta páginas porque no me llegaba a enganchar. Hace varios meses volví a empezarlo desde el principio, ya casi no me acordaba de esas primeras páginas, y me sucedió lo mismo, lo dejé para leer otras historias que me atraían más. Terminado mi último libro, vi este sobre la mesita de noche, con ese título tan bonito, con la cubierta tan llamativa y ese verde agua que me encanta y me dije: vamos a darle una nueva oportunidad y a leer más allá del inicio, lo suficiente para saber al menos de qué trata la historia. Y guau, ¿qué os puedo decir? Que me he terminado el libro en un par de días, que me ha atrapado, que me ha hecho suya, que me ha fascinado.

No lo voy a negar, el principio es complicado, no termina de enganchar al lector y hay que darle una oportunidad y seguir leyendo. Marie es un personaje extraño, parece que guarda demasiados secretos, y no es hasta que conocemos su historia cuando logramos comprenderla y empatizar con ella. El libro consta de tres partes: en la primera tenemos a Marie en el presente, una francesa viviendo en Madrid, dispuesta a pasar desapercibida, a no hacer amigos, tímida, reservada, ausente. Poco a poco van planteándose incógnitas y cuando parece que vemos algo de luz, ¡zas!, viaje al pasado, la segunda parte. En esta parte conocemos la historia de Marie desde su nacimiento. No voy a contar más, pues hay que descubrir su vida, sus circunstancias, a su gente. En la tercera parte regresamos al presente, aunque sin todas las respuestas, y es ahora cuando lo conoceremos todo.

La mensajera de los sueños imposibles es una historia triste, muy triste, demasiado triste incluso para mí, que disfruto con los dramas. Es pena tras pena tras pena, y las desgracias no dejan de sucederse. Marie es una chica triste que, además, parece reacia a querer ser feliz. Habla de los sueños, de los que se cumplen y de los que no, y sus personajes son tan reales que sufres con ellos. Cuando consigues superar los primeros capítulos, te encuentras totalmente atrapada, enganchada a la vida de Marie y queriendo saber más; devoré este libro, horas y horas sin levantarme, leyendo sin cesar, algo que no me ocurre desde hace mucho tiempo. Me ha gustado muchísimo, me he enamorado de sus personajes, de sus historias y he sufrido con todos ellos, con sus penas, sus desgracias. El libro sería de diez si no fuera por ese final, innecesario en mi opinión. No comprendo un final así para un libro que es por completo negro, oscuro, desgarrador. No comprendo que en un solo segundo la trama se ponga patas arriba. Pero hay que aceptarlo, y ese es el final que la autora ha querido darnos.

ver reseña en la web

En manos de las furias

Lauren Groff

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela inquietante que habla del matrimonio y de las personas que tan bien creemos conocer y a las que, en realidad, no conocemos en absoluto

Tengo la sensación de que En manos de las furias es un libro que o bien odias, o bien adoras. Y yo estoy en el segundo grupo, aunque con algunas reservas.

Lo primero que diré es que la novela se divide en dos partes totalmente diferenciadas. Dos versiones de una misma historia: la de Lotto y la de Mathilde. ¿De dónde vienen mis reservas a la hora de decir que me ha encantado la novela? Pues precisamente por los sentimientos que ha provocado en mí. En manos de las furias es la historia de una persona, su vida desde el principio hasta el fin, y se centra, sobre todo, en el matrimonio. Al principio es todo muy bonito: la infancia, la inocencia, la juventud, la diversión. Pero luego llega la madurez, y de ahí en adelante: el aburrimiento de la rutina, las reservas, los distanciamientos, los otros. Leía y no podía evitar deprimirme un poco por lo que es el paso del tiempo, por lo que es «hacerse mayor», sobre todo en una relación de pareja. ¿Cómo es pasar tu vida entera junto a una persona? ¿Sigue estando la chispa después de veinte años de matrimonio? Qué inocente queda decir que sí, ¿pero cómo será en realidad? Toda la primera parte de la novela me ha mantenido con una sensación de tristeza, de desasosiego. Pensaba: «Si leo para pasar un buen rato, ¿qué hago con una novela que me deprime?», pero, por otro lado, estaba el hecho de que me había enganchado, sin quererlo, a sus páginas, que estaba ansiosa por saber qué más, qué pasaría con estas dos personas que tanto parecían amarse. No es que haya mucha intriga en la primera parte, simplemente es la historia de una vida, como ya he dicho, pero, madre mía, ¡qué vida!

Y luego llega la segunda parte que lo pone todo patas arriba. La segunda parte que yo ni por asomo me esperaba. La segunda parte, la de Mathilde, que llega y de repente te hace cambiar por completo la opinión que te habías formado. Y esta sí, esta parte sí que me encantó. Aunque la angustia se haga un poco mayor, aunque te haga reflexionar sobre la eterna pregunta sin respuesta: ¿alguna vez llegamos a conocer a alguien de verdad? Creemos conocer a nuestra pareja, a cualquier persona, como a nadie en el mundo, ¿pero es así? Pensaba que Lotto era el gran protagonista de esta historia, pero me equivocaba: Mathilde es la estrella, la que interesa de verdad, como dice un personaje en la misma novela. La mujer dulce, la santa, la esposa del genio de la eterna sonrisa. Ay, Mathilde.

Y de ahí mis sentimientos encontrados: ¿cómo una novela que me ha evocado tantas sensaciones tristes me ha podido gustar tanto? Aquí entra el hecho de que me haya comido quinientas cuarenta páginas de un bocado; que me haya enganchado a las páginas de esta novela y haya deseado seguir leyendo a todas horas; que los personajes me hayan llegado de verdad, que sienta que los conozco, aunque realmente no sea así, qué ironía esta historia, que tan bien te presenta a los personajes, tan exquisitamente perfilados para darte la sensación de que son tus vecinos y los conoces ya de hace tiempo, y que en realidad acabe diciéndote: ¿que los conocías? ¡Ja! Y luego está la autora, su estilo, su forma de escribir. Soy muy consciente de que no gustará a todos, porque tiene un estilo muy especial, muy distinto, y las novelas narradas así no son para todos los días. Pero a mí Lauren Groff me ha cautivado con sus letras, vaya si lo ha hecho, a pesar de hacer eso tan molesto de adelantar acontecimientos. Como pega diré que la novela es larga y hay partes aburridas, sobre todo las relacionadas a las obras de teatro de Lotto, o escenas que están plasmadas con tanto lirismo que llegan a resultar incomprensibles. La parte final de la primera parte sigo sin comprenderla muy bien, y es que, aunque su estilo me ha encantado, Groff a veces se pasa un poco.

ver reseña en la web