Blogger

La casa del duende rojo

Uruguay

registrado desde octubre de 2018

https://lacasadelduenderojo.blogspot.com/

Libros y reseñas

El bestiario de Axlin (Guardianes de la Ciudadela 1)

Laura Gallego

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Nueva reseña: monstruos atacan.

Ésta historia nos muestra a una joven empeñada en seguir adelante con lo que más quiere en el mundo: viajar, conocer, aprender y así lograr unir tanta información como le sea posible sobre los monstruos que acechan a los humanos constantemente y todo aquello desea dejarlo registrado en su libro.

En su aldea natal, al oeste y muy lejos de La Ciudadela, creían que ser un escriba era una perdida de tiempo, consideraban que saber leer y escribir no iba a ayudar en absoluto a defenderse de los monstruos; por tanto, lo único que deseaban era que Axlin, al ser una mujer fértil, se casara y tuviera tantos hijos como le fuera posible para poder incrementar la cantidad de habitantes de la aldea.
Aún así, ella se negó rotundamente y a la llegada de un buhonero partió con él en busca de lo que más quería.
Esto me lleva mucho a pensar en la fuerza y la determinación que puede llegar a tener una persona (sea hombre o mujer) al querer cumplir su anhelo más grande, incluso más allá de lo que diga la gente y más allá de tener algún problema físico, como en el caso de Axlin que tiene una cojera desde pequeña por culpa de un nudoso.

Así, junto al buhonero, la joven emprendió viaje hacia la siguiente aldea y allí tuvo que soportar que le insinuaran quedarse allí por su protección (eso pasó en varias aldeas); con el paso del tiempo fue descubriendo que había más buhoneros, que éstos se encontraban equipados y preparados para luchar contra los monstruos de diferentes maneras, para también descubrir que no siempre viajaría con el mismo buhonero ya que cada uno tenía su propia ruta.. en definitiva, se formaba como una cadena de buhoneros. Por estos motivos, tuvo que aprender a trabajar en equipo con diferentes personas si quería sobrevivir. 
En los viajes pudo ver los monstruos de cerca, hacer algunos bocetos de ellos y tomar anotaciones de lo que sus compañeros de viaje o incluso en las aldeas en las cuales dormían algunos días, les iban explicando.

– rasurarse la cabeza para que no te lleven los dedoslargos durante la noche.
– evitar que los niños pequeños se vayan corriendo detrás de las pelusas que pueden perfectamente resultarles amistosos y juguetones.
– cubrirse los oídos para evitar escuchar a los lenguaraces.

Entre viajes, aldeas, nuevos amigos, ataques de nuevos monstruos por los caminos, buhoneros locos y otros callados; finalmente llegó a La Jaula donde conoció a un anciano con el que entabló una muy buena amistad hasta que éste la traicionó luego de que ella conociera a Xein. Peeeeero no diré más nada al respecto de eso.

Y finalmente pudo llegar a su destino final (a menos que decida partir nuevamente): LA CIUDADELA.
¿Qué creen que haya pasado allí?
¿Axlin será bien recibida?
¿Será tratada como una ladrona?
¿Tendrá que aprender que hay personas que atacan a otras en lugar de defenderse de los monstruos?
¿Qué serán los Guardianes y cómo los diferencian de “la gente corriente”?
¿Será capaz de confiar en alguien más luego de la traición de su viejo amigo?
¿La Ciudadela es tan segura cómo todos dicen?
Lean y descúbranlo. 

El libro me súper enamoró y enganchó; tanto que estoy comiéndome las uñas de las ansias por leer el siguiente y saber qué ocurre. (espero que el tercer tomo llegue pronto a Uruguay)

Les estuve comentando a varios amigos y a ustedes que, a pesar de tener que aplazar la lectura durante casi tres semanas por diferentes circunstancias, cuando lo comencé.. se me fue como agua.

Sin duda alguna es un gran ejemplo de determinación, de amistades y amores pasajeros o para siempre.

Ahora no camino ni un paso antes de comprobar que no haya ningún monstruo a la espera.. 

Muchas gracias Penguin Random House por permitirme leer a éste pequeñin.
 

ver reseña en la web

Kentukis

Samanta Schweblin

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

¿La tecnología nos domina?

Kentukis es un libro bastante inusual y sorprendente (a mi jamás se me hubiera ocurrido meterle una cámara a un muñeco y que lo controle otra persona en cualquier punta del mundo).

Si bien  la historia te lleva de un lado a otro constantemente, ya que estás leyendo la vida de tal personaje en tal sitio y cuando quieres acordar estás leyendo otro completamente diferente, no es algo que llegue a impedir su lectura y en definitiva a su abandono.

En la historia de cada personaje (aquellos que quieren “ser”) se puede ver cómo cada uno de ellos necesita algo con lo que distraerse por lo que terminan volviéndose muy dependientes. Imagínense todos nosotros pegados al celular, completamente dependientes de él y revisándolo a cada momento… algo así pero unos con tablets y otros con computadoras, mientras controlan los movimientos del bichito en la otra “vida” y ven por cámara a otra persona; su “amo”.
La autora quiere dar a entender cuánto logra afectarnos tanta tecnología y que si nos lo proponemos podemos separarnos un poco (no, no destruyan sus celulares ni ningún otro aparato como hacen con los pobres kentukis. Solo, no dependan tanto y disfruten de las cosas a su alrededor, exteriores a una pantalla)

Mientras que por otro lado tenemos a aquellos que les gusta mostrar su vida a aquel que quiera verla, sea con buenas intenciones o no.

Ahora, ¿ustedes se imaginan tener una especie de “espía” en sus hogares? ¿Se imaginan que un desconocido tenga completa libertad en su espacio y sepa absolutamente todo lo que ocurre a su alrededor? Y TODO lo sabe a través de una pantalla, tu no lo ves.. no sabes si es hombre, mujer; niño o anciano. Absolutamente nada. Pero ellos saben todo de ti.

Sinceramente yo no podría tener un bicho de esos en mi hogar, me daría miedo el pensar quién es la persona al otro lado de la pantalla, qué cree sobre mí y demás. Tampoco me imagino “ser” porque sería incómodo meterse en la vida privada de alguien más.. y que, como en varias ocasiones del libro, muestren cosas indebidas.

ver reseña en la web