Blogger

Interrobang

España

registrado desde julio de 2018

http://jordivalerointerrobang.blogspot.com

Libros y reseñas

Anómala

Jordi Catalán

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Una novela negra híbrida que sube la presión sanguínea

¿Qué hacer si en lugar de soñar con angelitos o con ovejitas, se sueña con un asesino y la pesadilla se repite varias veces?

Magda, que es quien tiene esos sueños, ya sabe lo que significan. Parecen sueños por que los tiene mientras duerme pero en realidad son visiones; unas visiones en las que ella es espectadora y sufridora ante la imposibilidad de actuar aun estando presente en la escena.

Pero lo peor es que son sueños premonitorios. Magda ha contemplado horrorizada como un hombre asesinaba a una mujer y sabiendo que sucederá realmente en tres días contacta con Mario, su ex-pareja y subinspector de los Mossos d’Esquadra, para que se haga cargo oficialmente del caso e intente evitar el crimen.

La anomalía de Magda es un don y una maldición, y quienes la quieren saben que precisa comprensión y espacio. Magda es un buen producto pero con una tara.

El reencuentro con su ex trastorna a ambos, pero principalmente a Mario y por extensión a Astrid su actual pareja sentimental y al sargento Raúl Vela, su compañero en los asuntos policiales. Magda se encuentra en medio de un torbellino de emociones y sentimientos pero empecinada en centrarse en evitar el asesinato renuncia a ser cuidadosa: solo busca ser efectiva.

Jordi Catalán ha sabido pulsar debidamente las teclas para conseguir una armonía musical que complazca a quien lea la partitura: argumento con deje paranormal, relaciones cuasi familiares de fuerte arraigo, relaciones amorosas con erotismo, sexo y pasión, personajes centrales carismáticos y un asesino de rasgos psicopáticos que busca el placer, que no obtiene en su normalidad, en el dolor ajeno.

Escribe con ligereza, de forma simple y consigue un resultado tan gráfico, que se visiona más que se lee.

Anómala es una novela negra que flirtea con el thriller. Una novela fácil, que aguanta bien la tensión y el ritmo que se autoimpone desde el primer momento y que hubiera podido imprimirle, de hecho hubiera sido deseable, una marcha más hacia el final. Tal vez en una próxima entrega ya que esto huele a serie y, por su gran comunicación visual, a serie televisiva.

ver reseña en la web

Asesinato en Concarneau (Comisario Dupin 8)

Jean-Luc Bannalec

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

En Bretaña, un pasado ominoso culmina con un asesinato en el presente

Asesinato en Concarneau

La vida diaria de Concarneau, esa ville-close, esa plaza fortificada, ese famoso puerto atunero que le dice buenas noches cada día al sol en su constante diálogo con el mar, está viéndose alterada por una muerte que, una vez calificada de asesinato, evoca literatura policiaca de altos vuelos.

Y es que a lo largo de la investigación, que lleva a cabo el comisario Georges Dupin con un equipo diezmado y a la vez reforzado, se evidencian inquietantes paralelismos con el caso relatado por el inefable Georges Simenon en su obra titulada El perro canelo.

Georges Dupin, ahora no cabe ninguna duda: Georges por Simenon, Dupin por Auguste no puede sustraerse a la necesidad de leer esa otra novela (ni ustedes tampoco) y gracias a su aporte, resolver el caso.

Aunque no sea imprescindible leer las dos novelas, es una recomendación para disfrutar doblemente de dos buenas lecturas policiacas.

La muerte del doctor Chaboseau, coleccionista de arte y empresario con diversos intereses mercantiles, deja preguntas al aire y Dupin, que las oye, no duda en buscarles respuesta.

Estamos ante el caso número 8 del comisario Georges Dupin, quien se instalara en la Bretaña proveniente de París y que a pesar de entender ya muchas cosas de la cultura y la personalidad bretona aún sigue maravillándose cada vez que descubre nuevos aspectos de esa peculiar tierra y gente.

Y lo hace con tanto entusiasmo que contagia a quien lo lee y si alguien no ha estado en Bretaña y aun leyendo esta serie aún no ha tenido la tentación de ir con esta novela se rinden armas y se planifica ruta.

Jean-Luc Bannalec ha recuperado la esencia policiaca que inauguró la serie y muestra una obra de nuevo interesante desde el punto de vista criminal con las altas dosis de empatía costumbrista que le caracterizan y que acompañan todo el relato.

En este caso una trama bien urdida, en especial la vinculación con la obra de Simenon, y con suficientes pistas como para que cualquiera de las personas sospechosas pueda ser la culpable. Un crimen en habitación cerrada aunque con puerta abierta.

La Bretaña les da la bienvenida. Y el comisario Dupin y su fabuloso equipo policial les recibirán con los brazos abiertos y con la mesa dispuesta. Gastronomía noir. Policial gastronómico.

Otras reseñas de la serie en este blog:

El misterio de Pont-Aven

Muerte en las islas 

Un crimen bretón 

Un cadáver en Port du Bélon 

Desaparición en Trégastel 

El caso del Castillo de Comper 

ver reseña en la web

El asesino de novias

Yasmina Pérez

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★

Ninguna novia estaría de acuerdo, pero ¿que mejor mortaja que el vestido elegido con tanto esmero para el momento más féliz de su vida?

El asesino de novias de Yasmina Pérez

La boda de Sonia y Antonio transcurre con normalidad hasta que la novia, ahora ya recién casada, no regresa de su habitación en el hotel donde ha ido a cambiarse el vestido y zapatos buscando mayor comodidad para lo que queda de celebración. Un clásico necesario.

Pero no vuelve y en la habitación un charco de sangre envuelve el rostro deliberadamente golpeado hasta desfigurarlo, y salpicaduras de la misma adornan macabramente paredes y muebles, procedentes de las numerosas incisiones que unas tijeras abiertas han propiciado al cortar piel, músculos, órganos y feto.

La felicidad se ha evaporado en el transcurso de unos minutos de terrible dolor y terror. El resultado es ahora un espectáculo atroz, una visión que repugna e hiere por igual, un desconcierto inaccesible a cualquier mente racional.

Antonio Rojo, otrora novio, marido y ahora viudo, inspector de homicidios de la policía nacional se enfrenta, junto con dos compañeros, con un caso que no comprende y por el que aparcará su vida hasta resolverlo. Su amiga, su amor, yace destrozada y ya nunca más estará ahí.

Pero el descubrimiento de otra novia, otro cadáver en circunstancias parecidas aunque con un modus operandi distinto, da un giro al planteamiento y se teme que enfrente tengan un temible y peligroso depredador.

Yasmina Pérez ha compuesto una novela como si tuviera un límite de palabras y tuviera miedo de que no le cupiera todo lo que tenía en mente. Y efectivamente es demasiado para tan poco espacio y el resultado desmerece al argumento. Todo apretujado, como metro en hora punta; hay mucho, demasiado, de todo y, como una película proyectada al doble de velocidad, no da tiempo a saborear, a recrearse, a introducirse en la trama.

El tempo narrativo, eso que tan bien entienden los músicos también es imprescindible en la literatura; es quien marca el ritmo y hay que buscarlo y cuando se encuentra, no perderlo.

Un punto de partida interesante, una evolución criminal atrayente y un final suficientemente claro y bien cerrado conforman una novela para quienes gusten de series criminales donde en poco tiempo, antes de llegar a los anuncios, tiene que pasar todo.

ver reseña en la web

El lagarto clueco

Lola Quintana

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela negra contada por los vientos alisios, los mismos que afilan las piedras para que corten como cuchillos.

Hay novelas que salen de la cabeza, otras de las entrañas y las menos flotan en el aire a la espera de ser cazadas al vuelo. El lagarto clueco es una de estas, una historia traída por los vientos, contada por los alisios, depositada con mimo en una isla de tierra quemada y protegida por los cantos afilados de fría lava milenaria.

La historia empieza en Fuerteventura, esa isla con forma de árbol, con el despiadado asesinato de tres de los cuatro miembros de una misma familia en su propio hogar sin que se averigüe el motivo: ni el de las muertes ni el porqué de todos menos uno. Y se traslada a Lanzarote, la isla negra y vecina, donde ya saben de muertes violentas e inexplicables que les atemorizan. 

Aniel, el sobreviviente de la matanza, arriba a Lanzarote de la mano de Pancho para integrarse en la familia de éste y empezar una nueva vida, algo a lo que Juana, su mujer y madre de sus tres hijas, se opone desde un principio y aprovecha la mínima para escupir palabras hirientes para reivindicar sus deseos enfrentándose a su Pancho que lo proteje por una promesa que hiciera a los padres del chico, con quienes le unió más que una amistad.

Nada es fácil para la familia con el recién llegado. Surgen recelos y envidias. Naturales deseos inconfesables afloran y emociones reprimidas pugnar por manifestarse. Nada es fácil para las gentes que habitan esa zona rural de una parte de Lanzarote recogida en sí misma, áspera y siempre a la defensiva, presta a agredir. Nada es fácil para nadie ante el temor por si crece el número de cadáveres y el nulo avance en la investigación por parte de unos agentes que odian la isla y los isleños.

Una Lanzarote íntima y costera, nada conocida. Se agradece que la autora no eche mano de lugares y recursos explotados turísticamente y se centre en el carácter de los personajes y de la naturaleza que los arropa y repele a la vez.

Lola Quintana despliega una sobresaliente trama de novela negra que recae sobre sus personajes, dibujados con tanto mimo y con tantos relieves y aristas como lo hace con la inhóspita orografía de la isla. Perfiles afilados como cuchillos.

Un gran surtido literario donde los diálogos, musicados por localismos, serían imposibles en otra ubicación ya que tienen mucho que ver por como los canarios se relacionan con su entorno más inmediato y con el mundo exterior.

Noir psicológico de gran calado que transmite perfectamente la angustia de un protagonista vendido a la incertidumbre de su futuro, ilusionado por enamorarse por primera vez y vencido por el temor de ser un asesino.

Muy recomendable.

 

ver reseña en la web

Encerrados

Megan Goldin

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Como jugar un escape room dentro de un ascensor donde el premio puede ser salir con vida

Una trama que se va cociendo a fuego lento, y nunca tan bien dicho habida cuenta del calor que hace en un ascensor cerrado con cuatro personas en su interior.

Y en capítulos alternos, otra trama, la que resulta determinante para explicar la anterior.

Un thriller de suspense muy bien dosificado que va traspasando la angustia, el sudor, la impotencia y la rabia que exuda cada una de las personas encerradas en esa diminuta cabina metálica a los lectores que pueden experimentar la misma claustrofobia y la misma necesidad de salir.

Citados por un mensaje de móvil sin especificar el motivo del encuentro, los cuatro trabajadores de una empresa neoyorkina de inversiones suponen que se trata de algún tipo de actividad team-building, de esas pensadas para fortalecer los lazos entre miembros de un mismo departamento o equipo y también para comprobar la capacidad de reacción ante situaciones complejas.

Claro que la Dirección podría haber elegido otro día y no un viernes noche para el que, cada cual, tenía planes. Y entre estos no estaban jugar a un escape room tan surrealista como el que se les plantea a poco de cerrarse el ascensor.

Encerrados es una consecuencia y es que en el depredador mundo de negocios que mueven mucho dinero no hay amigos, solo socios de conveniencia.

Megan Goldin maniobra con habilidad esas actuaciones egoístas para retratar unos personajes estereotipos de los que abundan en Wall Street. Y a partir de esas actitudes siempre interesadas construye una historia, de la que nada se puede contar, que lamenta como se toman decisiones arbitrarias con absoluto desprecio por todo aquello que no sea llenar la cuenta bancaria y como esto afecta a quienes las toman, hasta posicionar la deshumanización en lo alto de la escala donde rigen unas reglas propias que no distinguen entre el bien y el mal.

Una novela con hechuras de best-seller lo que implica necesariamente que sea ligera y ágil, que contenga crítica social, pero superficial, sin embarrarse y que aporte un final moralizante: todo acto tiene sus consecuencias.

 

Un thriller que permite al lector ir unos pasos por delante y anticipar, sin poder intervenir, lo que va a ir sucediendo. Más tensión imposible.

ver reseña en la web

Así comienza

Rachel Abbott

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★

Un domestic noir claustrofóbico donde brilla un punto de psicopatía.

La actitud posesiva de Cleo hacia su hermano Mark la lleva a sospechar de las mujeres que se le acercan por entender que pueden desestabilizar su frágil y emocional sensibilidad de artista, de ahí que la relación con su primera mujer no superara el umbral de la amabilidad fingida y con su segunda, y actual, compañera ni tan solo consigan disimular el desencuentro.

Puede que no le falte razón pero si Mark no atiende a la suya teme que pueda perderlo, de ahí que se avenga a aceptar la situación y así probablemente habría seguido si no fuera porque un horrible crimen viene a cuestionarlo todo.

Desconfianza, celos posesivos, una infancia tormentosa con secretos y secuelas: todos los ingredientes para componer una novela que toma del domestic noir ribetes de romanticismo amoroso y emotivo sentimiento maternal en entorno de clase media estilista y del thriller psicológico el relato a dos voces para que nos podamos introducir en la cabeza de una psicopatía en desarrollo y con muchas posibilidades de crecer.

La trama está relatada de forma muy precisa para atrapar a público diverso ávido de satisfacer su curiosidad hurgando en casa ajena y ver cómo viven y sufren los demás y no esconde su psicología de salón ni su composición estructurada para ir añadiendo capítulo a capítulo alguna variación e incrementar ligeramente la información facilitada para mantener el suspense.

La puerta que abrieron Gillina Flynn (Perdida) y Paula Hawkins (La chica del tren) no se cerró y después de ellas numerosos intentos han conseguido colarse en las listas de más vendidos. Son novelas que siguen unos patrones muy concretos y que tienen un público incondicional que no cuestionará ningún aspecto mientras obtenga unas horas de desconexión, satisfaga el cotilleo y libere angustia.

Rachel Abbott ha entendido bien que piezas necesita para que el mecanismo funcione y, programado hasta el más mínimo detalle, sin duda se consolidará como una de las escritoras best-seller de este género de ambigua clasificación pero clara intención.

Así comienza es el inicio de una serie, la segunda novela se anunciaba para este abril, que mantendrá a la protagonista Stephanie King en el candelero.

ver reseña en la web

Perderlo todo

Fernando Gómez Recio

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★

Un thriller legal que pone en entredicho la presunción de inocencia

Antonio Lorente es un fiscal que, en su profesión, no sabe cómo hacer amigos pero si como crearse enemigos; aparte de eso es riguroso en su trabajo y respetuoso con su ética profesional, es una persona culta y afable con conocidos y en especial con su novia, y tiene un inteligente sentido del humor y un más que aceptable conocimiento sobre cine.

Pero cuando una tesitura lo coloca en situación de víctima del sistema judicial, ese que tan bien conoce y que tanto defiende, entiende que la presunción de inocencia debiera aplicarse con denuedo sin ningún tipo de prejuicio cegador del raciocinio. Y en este caso, su caso, y no porque él sea el fiscal sino esta vez es el acusado, está tan bien urdido en su contra que parece que aun siendo inocente puede perder y eso puede significar perderlo absolutamente todo.

Perderlo todo pertenece al género conocido como thriller legal por su manifiesta relación con el mundo de la judicatura. Lo cual es de agradecer habida cuenta de la poca tradición patria a desarrollar este tipo de novelas que suelen contener elementos muy interesantes y desconocidos por el gran público del funcionamiento interno de quienes condicionan la vida de las personas acusadas de delitos.

Se entiende que no se publiquen novelas de subgénero judicial atendiendo las notables diferencias entre el sistema judicial anglosajón, que tanto juego literario, televisivo y cinematográfico da, y el español que no permitiría explayarse del mismo modo (Perry Mason nunca hubiese existido aquí).

Pero en cambio el thriller legal, en el que el juicio no es el epicentro de la trama como si lo es en la novela judicial, que cuenta con jueces, abogados defensores y fiscales entre sus protagonistas con sus cuitas y su entorno, como la novela que interesa esta reseña, ese sí que es permeable en nuestra sociedad.

Fernando Gómez Recio, el autor es también fiscal y de ahí que todo lo que escribe se sustente de una forma veraz. El argumento da suficientes pistas como para anticipar lo que va a suceder en cada momento por lo que renuncia al suspense del què para centrarse en el del cómo. Y visto lo que promete el planteamiento criminal se echan en falta más argucias y giros que hubiesen convergido en un final menos simple.

Sin embargo no es motivo para no disfrutar con su lectura que habría mejorado utilizando párrafos más cortos, menos oraciones subordinadas, reduciendo el número de palabras de cuatro o más sílabas y las aliteraciones.

Una novela que mantiene la esperanza de que este género arraigue y de buenos frutos más pronto que tarde y con la venia de Su Señoría.

ver reseña en la web

El rastro de la libélula

Giordano Merisi

ver libro en megustaleer

Valoración:

La investigación del asesinato de una joven promesa de fútbol ocupa las horas a un periodista en horas bajas.

Una novela negra que relata el día a día de un periodista reconvertido a escritor y que trabaja desde casa y en casa.

Casado, tres hijos, una mujer que marcha por la mañana y regresa tarde, si no está de viaje, debe lidiar con sus hijos, hacer la compra y cocinar: generalmente pasta (no busquen recetas), no en vano es italiano, además de escribir si es que consigue centrar la atención.

Giordano Merisi está escribiendo la biografía del actual entrenador del Real Madrid Club de Futbol y durante el proceso que incluye entrevistas a familiares y charlas con el susodicho, desaparece la estrella del equipo: Jerónimo Jero Contreras, un joven jugador colombiano de gran proyección.

Mil y una hipótesis llenan los medios oficiales y los privados: prensa, televisión, radio y redes sociales, mientras dura su alarmante ausencia. Cuando se descubre el cadáver, Giordano recibe, por un lado, el encargo para escribir sobre el caso y, por otro una petición privada para intentar esclarecer lo sucedido ya que la conclusión policial no resulta del todo convincente.

La novela tarda bastante en abordar la trama criminal, inherente a toda novela negra, como se le supone. Y en ese largo acercamiento, entre dudas y excesivo caracoleo, toca y toca la pelota sin peligro con lo que es fácil desengancharse de la lectura.

Giordano Merisi, un seudónimo, el escritor de esta novela, escribe sobre sí mismo, ya que es el protagonista. Todo es ficción pero en toda ficción hay siempre una dosis de realidad y es que el autor (es) conoce el mundillo futbolístico al dedillo.

La información vertida, una recopilación de sospechas, sucesos, denuncias, acusaciones y sentencias, son localizables en periódicos ergo también por internet, por lo que convierten a la novela en un publirreportaje parecido a las charlas acodadas en barras de bares por hinchas futbolísticos que saben de alineaciones lo que no está escrito y de tácticas, que aún falta por escribir.

La trama mezcla personas reales con ficticias, aunque de algunas de las ficticias se llegue a desprender son reales con el nombre cambiado, pero no se compromete en nada respecto a la veracidad de hechos descritos lo que deja el mismo regusto ambiguo que sucede a una situación de casi pero no, como cuando se falla un penalti en tiempo de descuento y la grada volcada.

El rastro de la libélula pretende abrir tantos y tan distintos focos de interés que no logra que ninguno quede enfocado.

La forma de plantear el desarrollo tampoco ayuda y confunde; todo ese exceso de ruido blanco que supone los pensamientos del protagonista, sus preocupaciones domésticas y sus relaciones familiares y que en otro género serían deseables, suenan a escapatoria de lo que parece ser la única salida a una idea que no consigue constituirse en argumento noir y menos desarrollarse en una trama plausible y verosímil. Un partido mal planteado desde el inicio.

 

Si pretendían hacer un thriller acaban de hacerse un gol en propia puerta.

La promoción en la faja (entes directamente mentirosas o exageradas o cuando menos distorsionadoras del mensaje) de un pope de la novela negra española contemporánea me influyó a la hora de elegir este título, suponiendo que nadie presta su nombre en vano.

Pero probablemente su oficio le otorgue unas habilidades, de las que yo obviamente carezco y que le han permitido encontrar en esta lectura algo que yo no he logrado. Tal vez me sienten en el banquillo por no haber entendido las instrucciones del entrenador.

ver reseña en la web

Un caso del comisario Carrasco

Christian Roth

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★

Corrupción, narcotráfico y ciberdelito en Valencia

En Valencia, una alcaldesa sin escrúpulos encarga una investigación policial sobre el director de la televisión autonómica con el propósito de desacreditarlo y apartarlo del cargo y sin siquiera sospecharlo va a destapar un entramado criminal.

Vic Carrasco es el comisario sobre el que recae dirigir la investigación y pese a sus escrúpulos a servir de muñeco de ventriloquia de políticos pronto se da cuenta de que pudiera ser que, buscando un delito inexistente o excesivamente pequeño, es posible encontrar algo más sustancioso.

Intereses políticos insanos conllevan corrupción y desprecio por los inferiores, de ahí que los que mandan se crean siempre a salvo de cualquier salpicadura, y en ese juego alcaldesa y jefe de policía parecen sentirse como pez en el agua pero no libres de ser pescados.

Vic Carrasco debe elegir entre servir y obedecer o actuar por libre y antes de que pueda decidir, las circunstancias van a jugar un papel determinante y otorgarle un rol que no se esperaba. Aunque la constitución del grupo de trabajo tenga más de panda de instituto que de profesionales.

Una novela que toca varias teclas pero sin centrarse en ninguna, desaprovecha la ocasión de profundizar en los diversos temas, y por ende delitos, que aborda y por eso carece de consistencia argumental.

La superficialidad con la que se despacha el ciberdelito, con cuatro conceptos técnicos básicos, y con una acertada puntería al elegir la víctima y la frivolidad con la se resuelven los casos entrecruzados que se abordan dejan la intención inicial, de una novela negra y trepidante, sin premio.

Todo muy apresurado, como si se hubiera querido meter en una caja más cosas de las que cabían y hubo que adelgazarlo todo para poder cerrarla.

Christian Roth tampoco saca todo su jugo al costumbrismo y a la gastronomía y no ofrece todo lo que puede y que es mucho. Y ya que, al parecer, esto es el inicio de una serie, hay que desear una evolución en las próximas entregas

 

ver reseña en la web

La búsqueda

Charlotte Link

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★

Thriller prêt-à-porter para todos los públicos

Kate Linville es una detective de Scotland Yard a quienes unos inquilinos le han destrozado la casa familiar, único recuerdo que le queda de su infancia y de su familia, por lo que debe ausentarse de Londres unos días para volver a  Scarborough y probar de poner remedio al vandalismo sufrido.

Han trascurrido cuatro años desde la desaparición de una adolescente y una más se viene a sumar a una lista que parece no cerrarse. Kate no va a poder evitar inmiscuirse en una investigación en la que, por competencia funcional, no le está permitido participar.

El mundo de la adolescencia femenino no se trata en el argumento solo identifica el segmento afectado por las desapariciones. Se pierde pues una ocasión para tratar un tema que siempre resulta espinoso y ofrece muchas posibilidades.

La trama se va retorciendo a medida que se desarrollan los acontecimientos, de otra manera la lectura no continuaría, pero no llega nunca a incomodar. Es como un telefilm de los que saturan la oferta de fin de semana de las cadenas estatales capaces de encadenar varias seguidas y que da la impresión que siempre son la misma película con distintos personajes, y a veces incluso ni eso: clones en lo físico y en el comportamiento.

La búsqueda responde al arquetipo actual de thriller que satisface plenamente a quienes no van con exigencias y obtienen el placer de una lectura ligera y con toques románticos.

Son los bolsilibros de antes solo que ahora a tamaño mayor, tapa dura (no siempre) y coste de libro. Argumentos ligeros, personajes planos, algo de acción y suspense, poco, ya que resulta más que previsible prácticamente todo lo que sucede.

Pero este hecho, la previsibilidad, lejos de molestar a quienes siguen a esta autora es lo que más apetece: anticipar lo que vaya a suceder y constatarlo supone un punto de satisfacción que fortalece el hábito lector y la fidelización a un autor(a) y a un género.

Charlotte Link, que cuenta ya con varios best-seller, sabe lo que tiene que escribir para agradar y sabe como redactarlo: sin excesos, sin provocaciones; buscando la acogida y no el rechazo.

No pretende remover conciencias sino ayudar a la relajación después de un día agotador con una lectura que demuestre lo afortunada que es alguna gente frente a las desgracias de otra.

ver reseña en la web

La secta de los tordos

Aaron Abarca

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Una obra hibrida entre novela negra y thriller conspiranoide

La Secta de los Tordos de Aaron Abarca

El tordo, molothrus bonariensis, aparece en Chile a mediados del siglo XIX proviniendo de países vecinos. Los machos son de intenso color negro con un brillo tornasolado.

Es un ave parasitaria, y por esa razón no se beneficia de la simpatía de ornitólogos: asaltan nidos de otras especies, destruyen los huevos que haya y ponen los suyos que son criados por los anfitriones que creen que son sus propias crías.

Un animal tan astuto, tan agresivo, que prima su pervivencia a costa de destruir la de los demás no puede inspirar nada bueno a los humanos que los adopten como modelo y símbolo.

Cuando se halla una cabeza humana en medio de la calle, que sirve de entrenamiento y alimento para pájaros, todo indica que ha de haber un cuerpo decapitado en alguna parte y que el suicidio no es la opción más plausible. Un inicio más que prometedor de una novela negra breve e interesante.

Enfocado como asesinato, se constituye un equipo policial de investigación para afrontar el caso y el ego de cada miembro amenaza con dinamitar la labor colectiva. Es como si la orquesta tuviera cuatro solistas y cada uno quisiera llevar la voz cantante siguiendo su propia e invisible partitura.

Aún y así los informes de cada investigador conforman un todo que descarta lo imposible y resalta lo probable. No se han dado pasos de ciego y apuntan a buena dirección aunque por el camino cada uno pierda algo que le importe y su mente, que parecía inquebrantable al comienzo del caso, tampoco se libra del peaje.

Aaron Abarca hace de esta novela corta una suerte de psicodrama y enfrenta a los personajes principales a sus propios miedos y busca reducirlos a meros seres humanos rebatiendo la supuesta fuerza impune que supone llevar placa.

La Secta de los Tordos es un híbrido entre novela negra y thriller conspiranoide, y enfrenta al sentido de la justicia con un totalitarismo religioso de raíces paganas que proclama un discurso aleccionador donde se interpreta que la libertad es en realidad la esclavitud: la individualidad debe someterse al colectivo.

La novela resulta toda una agradable sorpresa que se lee fácil y rápido. Se agradece que avance sin dudar en ningún momento y sin rellenar páginas con sinsentidos, de ahí que sea tan corta y tan directa y deje con ganas de saber cómo se lo compondrá con un texto más largo y una trama más compleja.

La novela hace de los localismos y de las localizaciones callejeras uso y abuso; tanto como para entusiasmar a lugareños que se reconocerán en cada calle, esquina y establecimiento como para rechazar a forasteros que acabarán perdidos en esta telaraña de excesiva nomenclatura callejera desconocida.

Con un final que busca sorprender, y lo consigue, resulta una obra recomendable para quienes busquen tratamientos distintos al noir más comercial.

 

ver reseña en la web

El caso del castillo de Comper (Comisario Dupin 7)

Jean-Luc Bannalec

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

La 7ª del Comisario Georges Dupin que como no, transcurre en la Bretaña real e imaginaria.

El Caso del Castillo de Comper de Jean-Luc Bannalec

El rey Arturo, los caballeros de la mesa redonda, Ginebra, Morgana, Merlín… leyendas o verdades, historia o historias, sueños o realidades, en cualquier caso han sido, son y serán vitaminas para la imaginación de pequeños y mayores.

De todo cuanto acontece en ese particular universo se encarga un grupo de investigadores que se reúne de vez en cuando para poner en común nuevos hallazgos y debatir sobre su veracidad. Su objeto de estudio es a su vez el trampolín que les permita alcanzar la fama y la gloria en el mundo académico y, a nivel más prosaico, alcanzar una catedra que simboliza el advenimiento de Arturo.

Su lugar de encuentro, el bosque bretón de Broncéliande, resulta ser también el lugar elegido para una sesión de team-building por el equipo de comisario Dupin aprovechando que tiene que entrevistarse con uno de los académicos por un caso a petición de la policía de París.

Todo se trastoca nada más llegar y descubrir que su anfitrión ha sido asesinado. Georges Dupin va a tener que hacerse cargo de la investigación y sin la ayuda ni de brillante armadura ni de afilada Excalibur resolver a contrareloj un caso que tiene mucho de trascendente para el sentimiento bretón.

Jean-Luc Bannalec ha escrito, en esta ocasión, tal vez el whodonit más ortodoxo para lucimiento de su comisario. Una novela policiaca tradicional con un misterio en campo abierto pero en círculo cerrado; un elenco de sospechosos recelosos y desconfiados; un equipo, el suyo, formado por la impecable Nolwenn, el entusiasta Le Ber y el decidido Labat que se lucen como en ninguna otra entrega; y un caso que no solo descubre un asesino sino también algo tan significativo para un bretón, y para cualquier estudioso de humanidades, como que el ensueño, por muy improbable que parezca no es imposible.

Séptima entrega de una serie que mantiene su interés a nivel policiaco combinado con su habitual tono jocoso y su evidente intención dinamizadora del turismo de la zona.

Leer a Bannalec y acompañar a Dupin en sus pesquisas y sus comidas, siempre suscita un irrefrenable deseo de ir a la Bretaña y conocer y disfrutar de sus cualidades.

Otros casos anteriores reseñados en este blog:

El misterio de Pont Aven

Muerte en las islas

Un crimen bretón

Un cadáver en Port du Bélon

Desaparición en Trégastel 

ver reseña en la web

Clandestina

Cristina Redondo

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★

La importancia de vigilar las cloacas en los partidos políticos

Es tan fácil erigir un líder de un partido político como abatirlo. Y darse de cuenta de este hecho supedita la opinión, la valoración y la credibilidad que se tiene de los políticos y de los partidos.

En política, la manida frase de nadie es lo que parece, toma su verdadera dimensión, hasta el infinito y más allá. ¿Es todo postureo? Probablemente no, algo de ideales y ética queda pero para la mayoría es un empleo más, uno en el que quizás el nivel de exigencia, responsabilidad y productividad sea más relajado que en otros ámbitos y es, también, la forma de ganarse amistades y dejar atado el futuro. El propio, el de la familia y allegados; todo depende del tiempo en que se ejerza el cargo, el nivel de poder que conlleve y el precio que se le ponga.

No hi ha un pam de net y es que el ser humano es voluble y prefiere satisfacer bajos instintos que grandes ideales. Y es veleta alocada, aun cuando no sople el viento, que nunca señala el norte: para eso ya están las brújulas.

Clandestina es un thriller político protagonizado por mujeres y un alto grado de psicopatía. Es un thriller de pseudoespionaje que a pesar de ser protagonizada por un elenco coral tiene a Irina Paulova como principal protagonista. Poco se sabe de ella pero se le conoce su atractivo físico, su capacidad camaleónica y su siempre insatisfecho deseo de matar.

Irina es una fría asesina empleada en una agencia de incierta ocupación ya que tanto parece servir para una campaña de desacreditación como para un asesinato. Y el cambio de registro es tan natural que da pavor. Se avienen a los deseos de sus clientes, no se sabe muy bien cómo les contactan ni cómo mantienen el anonimato, unos y otros, y los resuelven con una rapidez y una eficiencia que ya querría cualquier otra empresa, sea del ramo que sea.

Cristina Redondo es la joven autora de esta novela corta y aborda un tema de trapicheo político, zancadilleo y corrupción que con mayor número de páginas tendría el recorrido necesario para dar todo lo que el tema y la autora pueden dar de sí.

Y es que en estas fechas, a pocos días de unas nuevas elecciones generales, la evidencia de que las cloacas no son solo privilegio de los gobiernos sino que también lo son de los partidos resulta muy esclarecedor.

La brevedad es buena para escribir cosas breves pero mala como recurso para sintetizar una novela que debería ser larga. Si algo tiene el thriller es que nadie le afea su grosor ya que es bien sabido que el aporte de la información obtenida de la información consultada es pieza clave para consolidar la verosimilitud de lo que se cuente. Y la psicología de las protagonistas precisa así mismo de su tempo para que la descripción cale y no solo moje.

La autora termina esta novela corta con un final cerrado para esta trama pero abierto para que el argumento, la agencia, sus exclusivos servicios y sus miembros tenga continuidad en otras tramas resolviendo otros casos que deseamos resulten una lectura estimulante.

ver reseña en la web

L’intercanvi

Rebecca Fleet

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★

Un thriller de suspense psicológico que busca ahondar en la incomodidad de ceder tu hogar y habitar uno ajeno y la complejidad de las relaciones humanas.

Cada vez más gente intercambia su vivienda por cortos periodos, fines de semana, vacaciones, es una forma barata de viajar a otro lugar y te da libertad de acción. Es como alquilar un apartamento pero sin pagar alquiler. Pero pagar se paga: tu vivienda habitual, con toda tu ropa, tus cosas en tus cajones, tus papeles, tus fotos, tu historia, en fin toda tu intimidad la expones a desconocidos que no sabes cómo se van a comportar ni que van a hacer, ni si sus actos pueden tener consecuencias.

Hay quien por su honradez, su respeto hacia lo ajeno y sus nobles intenciones cree que los demás actuarán igual. Y puede ser que si o puede ser que no. Esta novela es un claro exponente.

Caroline y su marido, Francis, están intentando superar lo que empezó siendo un bache y ha acabado siendo un profundo agujero en su relación, por eso cuando, a través de una web de intercambio, Caroline recibe un email que le propone una casita cercana a Londres y en una zona residencial, no duda en aceptar a fin de comprobar si su convivencia marital es algo deseado y no solo soportado. Y se preparan para afrontar su semana decisiva.

El intercambio es un thriller de suspense psicológico que busca ahondar en la incomodidad de ceder tu hogar y habitar uno ajeno en un momento donde está en juego salvar tu matrimonio, y en la complejidad de las relaciones humanas.

Y lo consigue mediante el recurso literario de intercalar capítulos del pasado, ese en donde se inició el derrumbe familiar, con presente, este en el que se encuentran reconciliándose en casa ajena, para ir desmenuzando un argumento que resulta convincente, en una suerte de psicodrama terapéutico acorde.

Rebecca Fleet desarrolla con gran habilidad, potencia y de forma muy verídica la compleja relación de una pareja en la que Francis tiene un derrumbe que arrastra a Caroline quien se resiste a sucumbir pero a la que acaban fallando las fuerzas en su intento de salvar a quien no quiere ser salvado.

Recelos, dudas, traición, todo converge y se sucede casi sin remedio. La autora describe los sentimientos contradictorios que afronta Caroline y su necesidad de ser considerada persona y mujer, con inquietudes y deseos. Y es aquí donde el aspecto psicológico se luce. Se diría que la autora está bajo la piel de la protagonista, lo que no sucede lamentablemente con el resto de personajes.

Al resto de la trama, la que daría pie al suspense, le cuesta aparecer, más asentarse y no acaba nunca de despegar y eso se debe a que los giros, bien pensados, tienen corto recorrido para desarrollar todo su potencial.

ver reseña en la web

Azul Venezia

Marina G. Torrús

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un cautivador thriller noir lleno de suspense, ambientado en la exquisita Venecia de 1716

Azul Venezia de Marina G. Torrús

Cuando se trata de morir no hay mejor lugar que Venecia, claro que nunca se está preparado para la muerte y esas frases rimbombantes solo se pueden lanzar cuando ni se la imagina ni se la desea.

En otoño de 1716 Giovanni Sforza y su hija Catterina, Cattuccina, encuentran el cuerpo agonizante de una bella joven acompañada de las temblorasas luces de unas velas en una puesta en escena que embellece, elevando a la categoría de arte, el macabro hallazgo.

El tiempo demostrará que no es un hecho aislado y el cerco hacia el asesino se irá estrechando en esa flotante ciudad habitada por huidizas figuras ataviadas con máscaras tan bella como lo es su arquitectura y decoración de los palazzi y el etéreo deslizarse de las góndolas sobre las aguas de la laguna y de los canales.

Venecia es, por aquel entonces, un puerto donde recoger valiosas mercancías importadas, un lugar donde impera una suerte de inquisición que manosea la ley a voluntad, donde la diferencia de clases lo es todo, donde el posicionamiento social da libertad a las más lujuriosas acciones y donde todo el mundo, aquí no hay distinción, detiene su avance solo mientras duran los cantos de la jóvenes huérfanas de L’Ospedale della Pietá: voces de ángeles en cuerpos de deseadas adolescentes, cual ninfas terrestres que comparten época con sus hermanas acuáticas, las nereidas.

Azul Venezia es un preciado color. Toda Venecia es luz y color. Desde el despuntar del alba, con los primeros rayos de sol, con las verticales sombras del mediodía y con los tenues brillos del atardecer, Venecia es una paleta de colores que Antonio Vivaldi incorpora a su música y las jóvenes cantantes los convierten en sonidos de una serena belleza. La belleza de la Serenísima.

Azul Venezia es un thriller elaborado a partir de una prolija documentación que asombra por su precisión histórica y cautiva por su capacidad por desarrollar una intrigante historia noir perfectamente plausible y verosímil hasta extremos insospechados.

No rehúye la crítica sobre el duro día a día para las clases pobres, sobre el momento político del Mediterráneo y sobre el papel de la mujer en esa sociedad y el empleo de su capacidad de seducción como poderoso medio para alcanzar fines. No evita caer en la tentación de incorporar ese episodio amoroso que, en cualquier lugar del mundo pero especialmente en Venecia, no puede dejar de darse cuando el apasionamiento rige los actos de las personas.

Marina G. Torrús ha escrito una maravillosa obra para lucimiento de unos personajes llenos de fuerza, espléndidamente dibujados en cuerpo y alma y que dan voz a una historia coral que embruja desde el momento cero igual como hace la ciudad con todo aquel que la visita. Ciudad, Venecia, que como no podía ser de otra manera, se convierte en el personaje más relevante de la trama.

Visiten esa Venecia noir y mejor si pueden acompañar la lectura con la música sacra de Vivaldi.

ver reseña en la web

París

Luz Mairal

ver libro en megustaleer

Valoración:

Un fallido híbrido entre novela policial y romántica

Dice la sinopsis que “París es la historia de un policía llamado Martín que es destinado desde Madrid a una comisaría de la capital francesa para resolver distintos casos de asesinatos, violaciones, robos y demás actos de violencia. Allí comparte investigación con otra policía llamada Aitana. Entre los dos surgirá una bonita química, además de mucha complicidad…”

Y ya su contenido y su redactado deberían, cuando menos, despertar sospechas. Ese demás actos de violencia, esa bonita química…

Distinguía, Julio Cortázar entre un montón de hojas impresas y un periódico. Cuando alguien leía su contenido, era un periódico y mientras permanecía sin atención era solo era un montón de hojas impresas.

París es un montón de hojas impresas y así permanece aunque se lea. No consigue superar el escalón que le pueda dar status de novela.

Su lectura, realizada desde la posición de profesorado o tutoría, destacaría un proyecto de secundaria con posibles.

Su lectura como ejercicio en un club de escritura reconocería el mismo entusiasmo e interés que llevó a restaurar Ecce Homo.

Poco más se puede decir. Nada en su lectura es consistente: un argumento endeble; una trama ausente que se va construyendo como quien añade legos, pieza sobre pieza; una puntuación deficiente, recursos literarios inexistentes, personajes planos y toda la lectura soportada por diálogos: prácticamente ocupan el 90% del texto e inconsistentes cuando no fuera de tono y lugar…

Su redactado es apresurado, urgente; no guarda las distancias, no deja espacios a la literatura.

Su publicación es dolosa por cuanto puede generar falsas expectativas y asentar cierta autocomplacencia a alguien que demuestra ganas pero que tiene un largo camino que recorrer, escribiendo mucho, leyendo todavía más y escuchando a quien pueda ayudarla a extraer lo que de bueno tiene todo escritor.

ver reseña en la web

Entre dos mundos

Olivier Norek

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

La migración aun siendo un acto voluntario es una imposición ineludible para seguir viviendo

Está el mundo de sofá y televisión y el otro. El de televisión permite cambiar de canal ante una visión no deseada; el otro, el que es esa visión no deseada, no puede cambiar de canal y tiene que seguir adelante con lo que pueda.

Los migrantes de una zona en guerra sufren más que los muertos que dejan atrás: esos ya no sufren. Los que huyen en busca de comprensión, ayuda y asilo sufren una muerte en vida a cada instante y ser humillado, robado, violado, explotado, a veces es mucho peor que morir.

Entre dos mundos es una casi historia policial que sirve de puerta de entrada para un reportaje periodístico de dramático contenido sociológico y enfoque humanitario que recorre las vicisitudes de unos migrantes con nombres y apellidos.

Están los migrantes que lo intentan y caen en el camino, los que logran pasar de la primera casilla pero se estancan en un pozo sin fondo, los que aún pueden avanzar un poco más pero que al final, sin medios, se resignan y aquellos que logran acariciar una promesa de mejoría.

Y están los otros migrantes: los que se aprovechan de los débiles, los que se enriquecen explotando el dolor ajeno y los que satisfacen sus primarios deseos tomando lo que desean a cambio de algo o de nada.

Y están las organizaciones humanitarias, las autoridades locales y las fuerzas policiales, y están los deseos y las órdenes, el deber y la ética.

La Jungla, en la costa francesa de Calais, es donde malviven los que ven el Canal como el último obstáculo para volver a ser personas enteras. Inglaterra se antoja el paraíso. No saben de las disputas de los grandes partidos políticos europeos, no saben del Brexit, no saben de economía a escala mundial.

Olivier Norek elabora una novela extraída de la realidad con la que sacude conciencias; las salpica con el agua que golpea las pateras, con la sangre que surge a chorro de una herida cortante, con las chispas del fuego de los incendios, con las cenizas de los cuerpos quemados, con el barro en donde se asientan insalubremente los campamentos.

Y conmueve, reivindicando la amistad, la solidaridad, el afecto sincero, el gesto noble y altruista. Aún en los estercoleros pueden nacer flores.

Un relato río que a partir de la huida de Siria de Nora y Maya, a las que tiene que seguir Adam, si es que puede escapar, va evolucionando en una historia de desesperación y lucha que va integrando nuevos personajes a medida que avanza la trama y cuyo desenlace no es más que un momento agridulce de esta gran tragedia.

ver reseña en la web

Ella lo quiso

Javier Martín Betanzos

ver libro en megustaleer

Valoración:

Un thriller psicológico que no consigue tensionar

Bruno Zambrano va al psiquiatra porqué siente que vive, casi físicamente, sus pensamientos de contenido sexual. Y no le parece normal ni conveniente. Y mientras se encuentra en la sala de espera experimenta uno de esos episodios con la mujer que, entretenida con una revista, aguarda, paciente, sentada frente a él, a que le llegue el turno.

Todo viene de su infancia, nada original pero que se le va a hacer si suele ser así como bien se encargan de descubrir los psiquiatras.

Con ese arranque potente y prometedor, Ella lo quiso, se anuncia como una novela negra protagonizada por una mente turbada y enferma a la que poco le falta para dar el salto de la ficción a la realidad. Poco, también, para materializar actos que hasta ahora solo se dan en un plano regido por la imaginación. Y poco para pasar de una violencia pensada a una realizada.

Al mismo tiempo se están encontrando cuerpos asesinados con peculiares heridas lo que sugiere la acción de un asesino en serie. ¿Estamos ante el mismo sujeto con desdoblamiento de personalidad? ¿Coinciden en tiempo y espacio dos seres enfermos incapaces de discernir entre el bien y el mal y entre el placer y el dolor? ¿Tienen las muertes otra intencionalidad que la que se aparenta?

Ella lo quiso, título, ya de por sí, de reprobable justificación machista que da una idea de hacia dónde van a ir lo tiros, parece prometer.

Y eso que promete se cumple pero sin la tensión ni el ritmo que se le espera a la novela y a cualquier thriller psicológico que quiera hacer honor a su condición y sobre todo a su apellido.

Javier Martín Betanzos no consigue tensionar en una lectura que se desliza lenta y sin giros. Protagonistas planos como obleas y, si fuera cine, podría muy bien ser una película muda habida cuenta de lo poco que aportan los diálogos.

Da la impresión de que se está ante una obra realizada en poco tiempo, nada reposada y poco contrastada. En caso contrario el resultado hubiera podido ser notorio.

ver reseña en la web

Los ojos de la muerte

Samantha E. King

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una novela que aterra y conmueve por igual

Los ojos de la muerte de Samantha E. King

La muerte vive en la muerte de los demás. Para no dejarla vivir lo mejor es matarla. Pero, ¿cómo se mata a la muerte?

Los ojos de la muerte es una novela con comportamiento sobrenatural que busca sobrecoger al lector. Donde la muerte es alguien a quien temer de verdad ya que no solo arrebata existencias, sino mucho peor: arrebata las vidas de los que aún viven.

Una novela río que abarca varias generaciones donde la protagonista principal es la mujer. Así respectivas hijas, madres, abuelas y bisabuelas mantienen la trama entrelazada cual cordón umbilical que transmite sus genes, sus miedos, su felicidad y su dolor.

La novela está estructurada a partir de las diversas voces de sus protagonistas, combinando hábilmente la tercera persona con la primera en forma de conversación telefónica, de carta o de diario personal y consiguiendo adecuar cada voz a la época, edad y condición de quien la proyecta estableciendo así la identidad de cada cual que va ligada a las penosas decisiones que deben tomar a lo largo de su vida y que no solo las condicionan a ellas sino que, por estar vivencialmente unidas, afectan a todas las partes.

Las protagonistas nacen, viven su infancia, su adolescencia, su juventud, su madurez y desaparecen. A lo largo de su tormentosa existencia experimentan todas las emociones posibles, buenas, malas y peores. Aman y sufren. Reciben y pierden. Aprenden a vivir con lo que hay.

Los ojos de la muerte es una novela de terror en la que el suspense absorbe la lectura hasta aguantar la respiración. En la que además se evidencia el maltrato psicológico y físico que sufren a diario las mujeres ya sea laboral, paterno filial, de pareja, o en instituciones tuteladas como hospicios e instituciones psiquiátricas.

Pero aún en medio de tanta desconsideración resuena la esperanza y se lanza un mensaje optimista que no por ello es ingenuo, sino todo lo contrario: es con los pies en el suelo cuando se sabe dónde es abajo y donde arriba.

Samantha E. King, pseudónimo de la autora Eba Martín Muñoz, consigue que nos metamos en la piel de esas mujeres y sintamos el mismo dolor, el mismo miedo y la misma esperanza ante esa muerte que amenaza con absorber la vida y ante esa injusticia social que ejerce el hombre por ser de esa condición en una bula otorgada desde que la fuerza bruta se impuso al raciocinio.

Y lo logra con una prosa cargada de lirismo, sin recurrir a tópicos fáciles del género y con un dominio del sentido del ritmo que lleva en volandas la lectura que aterra y conmueve por igual.

Una novela que merece atención. Una escritora indie que apuntaba maneras y que las está confirmando.

ver reseña en la web

Desaparición en Trégastel (Comisario Dupin 6)

Jean-Luc Bannalec

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

La costa rosa de la Bretaña escenario de una novela negra.

Desaparición en Trégastel de Jean-Luc Bannalec

Para el comisario Georges Dupin la inactividad es una enfermedad que atrofia el cuerpo, asola la mente y acaba devorando el alma, por eso cuando su novia Claire lo arrastra a un paradisíaco enclave de la costa bretona para pasar quince, ¡quince! días sin otra ocupación que estar todo el día en la playa, se siente como un náufrago sin otro menester que aburrirse como una ostra.

Dupin no gusta vestir pantalón corto, no quiere ponerse crema solar ni protegerse la cabeza con una gorra. Así que solo le queda andar recorriendo la costa y entrar en el agua y nadar; pero incluso las cosas agradables se vuelven tediosas a fuerza de repetirlas.

Trégastel es un oasis rosa, una costa salpicada de rocas de granito rosa y un mar de aguas tan trasparentes que en el fondo reluce la arena rosa a los rayos del sol. El hotel donde se alojan es L’Île Rose y una cantera cercana ostenta el original nombre de Carrière Rose, incluso al cadáver de una chica encontrado hace años se le recuerda como La Muerta Rosa ¡La vie en rose!

Pero incluso en el paraíso hay maldad y el rosa presenta toques de gris claro en forma de robo, en forma de allanamiento y en forma de agresión, de gris marengo en forma de desaparición y de negro en forma de asesinato.

Dupin ya tiene donde agarrarse: un buffet libre de variados delitos a su alcance para investigar; lo malo es que ni Claire ni nadie de su equipo, bien adiestrados por su eficiente secretaria Nolween, le va a permitir inmiscuirse en nada que no sea decidir qué comer y beber literalmente. ¡La vie n’est plus rose!

Pero Georges Dupin, personaje tenaz y singular, pondrá su ingenio a disposición de sus intereses y logrará su objetivo: hacer vacaciones y divertirse.

Jean-Luc Bannalec consigue en esta nueva novela, sexta entrega de la serie protagonizada por el comisario Georges Dupin, transmitir todo el encanto de la novela policial clásica británica al ubicar los delitos en un idílico pueblecito, perfilar convenientemente un reducido número de sospechosos e incluir red herrings en forma de secretos y misterios.

Por momentos la estancia de Dupin en el hotel evoca a otras parecidas de Poirot y el estilo narrativo consigue transportar al lector a los tiempos en que las vacaciones eran para unos pocos y no había aglomeraciones, como si escribiera la mismísima Agatha Christie.

Resulta muy bien orquestada la confabulación de gente del pueblo para que Dupin pueda estar al corriente de las pesquisas de la policía local sin que Claire sospeche, lo que genera una compleja trama de situaciones equivocas en el más puro estilo de comedia de enredo, donde todos esconden y amagan sin que ni Claire ni Nolween consigan salir indemnes.

Sin duda la novela más divertida de la serie, mantiene el interés policial hasta el final y, fiel a su ideario turístico, sigue ilustrando sobre las bondades paisajísticas de la Bretaña, sus leyendas y su apetitosa gastronomía.

ver reseña en la web