Comentarista de Goodreads

España

registrado desde febrero de 2018

https://www.goodreads.com/user/show/73444858-cristina?utm_medium=api

Libros y reseñas

No morirás

Blas Ruiz Grau

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Una historia que te atrapa de principio a fin.

Lamentablemente, tengo que ocupar el espacio destinado a una reseña a hacer una alusión a una novela que no he podido leer; pues no tengo otra forma de desbloquear la plataforma que me la ofreció.

Aunque todos sabemos que no se debe juzgar un libro por su portada, haré referencia a ella. Me gusta mucho tanto la tonalidad de colores que se ha utilizado como la tipografía de la letra. Otro aspecto que me gusta es que el nombre del autor aparezca en un tamaño de fuente inferior al del título. En cuanto a la fotografía, entiendo que será claramente reveladora de lo que sucede en la novela. Al mismo tiempo, permite que pongamos silueta y cara a dos de sus personajes.

En lo relativo a la trama, me parece especialmente interesante y fue el motivo que me llevó a solicitarla a pesar de tratarse del volumen que pone fin a la trilogía.

En definitiva, poco más puede decir de una novela que no he leído; únicamente, que me gustaría mucho leer la trilogía completa dadas las buenas críticas que he leído.

Esta reseña será eliminada cuando logre el propósito que me ha llevado a escribirla.

ver reseña en la web

El nido de la araña

María Frisa

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un thriller que no te dejará indiferente. Con esta novela la autora logra engañar a nuestra mente y romper nuestros esquemas.

Un thriller que no te dejará indiferente. Con esta novela María Frisa logra engañar a nuestra mente y romper nuestros esquemas.

Cuando leí la sinopsis pensé que el secuestro de la pequeña Zoe haría de esta una novela de misterio, sin embargo, en su desarrollo tiene un peso muy importante la mente y, con ella, la psicología; haciendo menciones muy puntuales y someras a teorías y procesos psicológicos.

Tal y como se resume en la contraportada, Katy vive en un pequeño apartamento en un edificio prácticamente vacío de Madrid. Junto a su hija y a ella solo viven Esther (una anciana que cuida puntualmente a Zoe) y Óscar (un hombre obsesionado con la desinfección y la higiene de su hogar). Curiosamente, una y otro tienden a comunicarse tocando el piano y conocen a la perfección lo que quieren transmitir con una obra u otra.

La trama comienza cuando Katy empieza a trabajar en una empresa en la que ni siquiera había enviado su currículum. Sin embargo, cuando parece que el viento sopla a su favor, su hija desaparece sin que quede el menor rastro. Con dicha desaparición comienzan a llegar mensajes que pondrán contra la pared a Katy. Esta situación nos hará plantearnos hasta dónde es capaz de llegar una madre para salvar a un hijo. Como era de esperar, hasta donde haga falta y más allá.

En lo relativo a la temática, la autora incorpora un tema muy novedoso y basado en hechos reales. No desvelaré nada, porque tiene un peso determinante en el desarrollo y en el desenlace de la novela. Si no queréis estropearos el final, no miréis ni siquiera de pasada la nota de la autora que se acompaña tras el epílogo.

La novela se organiza en un prólogo, tres partes y un epílogo. Además, incorpora la analepsis (pequeños saltos al pasado tremendamente relacionados con la trama principal). Los capítulos son bastante cortos, lo que, junto a la pluma ágil de la autora, hace que las páginas pasen sin apenas darte cuenta. Además, he de decir que el título es más que acertado, acertadísimo.

Tengo que hacer una mención también a la portada. Me gusta mucho y creo que atrae a los lectores. No hace falta leer la sinopsis para que capte nuestra atención (o al menos la mía). Tanto la imagen como la combinación de los colores son muy apropiados y están perfectamente equilibrados.

Anteriormente había leído la novela Cuídate de mí de la misma autora, pero he de decir que esta me ha gustado muchísimo más.

En definitiva, se trata de una novela imprescindible para los amantes del thriller.

ver reseña en la web

Los guardianes, de John Grisham

John Grisham

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Un thriller legal donde nada es lo que parece.

Elegí este libro pensando que se trataría de un thriller legal del estilo de otros que he leído hasta ahora y que considero como tales; sin embargo, esta novela me ha parecido bastante diferente. Los asuntos jurídicos y legales tienen una presencia importante en todo el desarrollo, sin embargo, esperaba más acción en el estrado de la que he encontrado.

Aunque todos sabemos que no debemos juzgar un libro por su portada, me gusta hacer siempre una referencia a ella. La primera vez que vi la de esta novela me quedé algo descolocada, pues parece estar más relacionada con un viaje que con una trama jurídica. No obstante, el viaje en coche que refleja tiene una importancia esencial en el curso de la historia (en realidad son viajes de horas sin los que no podría haberse desarrollado la historia).

En lo relativo a la trama, me ha parecido muy interesante. Una persona está encarcelada sin haber sido responsable de los hechos que se le implican. Por su parte, el Ministerio de los Guardianes (una humilde organización) se dedica a defender a estos inocentes de una muerte prácticamente segura; sin importar los desplazamientos que haya que hacer y los riesgos que ello implique. A pesar de una premisa tan interesante, la lectura se me ha hecho bastante lenta y la presencia de un número elevado de personajes ha hecho que, en ocasiones, perdiese el hilo de la historia.

Como acabo de indicar, en la novela aparecen muchos personajes, aunque es cierto que todos ellos tienen un papel más o menos importante en la trama (no se trata de historias paralelas o secundarias). De entre todos ellos destacan Cullen Post (abogado y sacerdote episcopaliano que lucha por el país luchando contra sentencias injustas) y Quincy Miller (condenado a cadena perpetua tras ser acusado de matar a un abogado). Uno y otro son defensor y defendido en la dura batalla contra una sentencia y contra los poderosos.

La novela se divide en cuarenta y ocho capítulos numerados y de una extensión corta. El lenguaje que emplea el autor es sencillo, sin recurrir en ningún momento a términos jurídicos o legales que pudiesen haber ralentizado la lectura.

Creo que se trata de una buena novela, pues tiene una trama muy interesante y el autor da giros inesperados que hacen que todas las teorías que podíamos habernos construido se vengan abajo. No obstante, no ha conseguido atraparme como esperaba y ha llegado a hacérseme algo lenta.

ver reseña en la web

Si las princesas hubieran usado Tinder

María Monrabal Pacheco

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Novela juvenil y ligera, muy apropiada para leer en verano.

Novela juvenil y ligera, muy apropiada para leer en verano.

Como su propio título indica, toda la trama gira en torno a relaciones que surgen a través de la aplicación Tinder. Sin embargo, no se limita a relatar simples encuentros, sino que la novela incluye mensajes que invitan a la reflexión.

En cuanto a la temática, la predominante es el amor. De esta tengo que destacar a su favor que incluye relaciones entre parejas del mismo y de distinto sexo, abarcando relaciones entre chicos, entre chicas, y entre chicos y chicas. Junto al amor, la novela también trata, entre otros, asuntos como las relaciones familiares, el sexo, las enfermedades de transmisión sexual, la convivencia en pisos compartidos y la precariedad de los primeros trabajos.

En lo relativo a los personajes, creo que reflejan muy bien las distintas personalidades de la juventud de hoy en día. He echado de menos que la autora explicase algo más de las vidas de algunos de ellos, pues poco se sabe de las amigas de Paula y de sus compañeros de piso. Si algo no me ha gustado es la forma en la que Paula trata a Celia (su compañera de piso) y cómo habla de ella. La tacha de ser una persona solitaria, que no se relaciona con los demás, triste… pero no se esfuerza por conocerla un poco más y por saber si hay algún motivo que le haga comportarse así.

La trama es muy ligera y no incluye asuntos enrevesados. Los hechos fluyen sin que haya giros importantes. El final de la novela se queda algo abierto, quizás se deba a que la autora va a publicar una segunda parte.

La prosa de María es sencilla, pero muy correcta. Esta forma de escribir hace que se lea de forma muy ágil. La autora incluye bastantes descripciones, por ejemplo, describe mucho la vestimenta de la mayor parte de los personajes, lo que la delata como amante de la moda, y detalla las escenas de sexo (que no son pocas). Estas últimas descripciones me han parecido excesivas, al menos para lo que yo esperaba de la novela. Además, incorpora textos que la protagonista escribe a modo de reflexión, lo que hace que la novela adquiera un cariz diferente en ciertas partes.

Por último, la novela se divide en 48 capítulos bastante breves que no están numerados, pero sí titulados. Esta brevedad hace que los capítulos fluyan sin apenas darte cuenta.

En definitiva, es una novela dirigida a un público joven y es perfecta para leerla en ratos libres en los que no te apetece leer textos densos y que te hagan pensar.

ver reseña en la web

Penitencia

Pablo Rivero

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Adictiva de principio a fin.

Esta novela me ha atrapado desde los primeros capítulos y no me ha liberado hasta el final.

La novela pertenece al género denominado domestic noir, es decir, es una novela de suspense en la que no intervienen policías ni detectives. Como amante de la novela negra y de suspense he de decir que esta cumple todos los requisitos para ser catalogada como tal. En la trama suceden hechos que te hacen estar en vilo y que puedas sentir lo mismo que su protagonista. Además, da giros inesperados que te hacen comprobar que nada es lo que parece.

En esta novela hay más bien muy pocos personajes. El protagonista es Jon, un joven actor que decide retirarse a una casa apartada de la sociedad donde nadie lo reconozca para desprenderse del personaje que ha interpretado durante bastantes años. Sin embargo, junto a su casa hay otra que romperá la tranquilidad de su tiempo de retiro. Laura es la propietaria de la casa de al lado y también tiene un peso muy importante en la novela. Por último, también hay que destacar a Celia. No diré quién es Celia para no revelar información de la trama. En la novela intervienen otros personajes, pero ninguno con tanta fuerza como estos.

Pablo Rivero utiliza un lenguaje sencillo (el que podemos usar y escuchar cualquiera en nuestro día a día) y escribe de forma clara y sin florituras. En su prosa incorpora descripciones que nos permiten ubicarnos en ese lugar aislado, correr por las montañas, respirar el aire puro en la terraza, … pero también sentir una inquietud importante.

La novela se articula en cuarenta y tres capítulos distribuidos en partes (Jon, capítulos 1 a 22; Dos meses después, capítulos 23 a 28; Laura, capítulo 29; Jon y Laura, capítulos 30 a 33, Diez años antes, capítulos 34 a 42; y Jon, capítulo 43). Estos capítulos son bastante cortos, lo que hace que acabes un capítulo y sientas la necesidad de leer el siguiente para ver lo que sucede y así se encadena un capítulo con otro para no soltarte hasta la última página. De estas partes tengo que destacar Diez años antes, pues, como se deduce del título, el autor incorpora una analepsis que nos hace entender mucho mejor el porqué de todo.

Por último, tengo que destacar su portada. Me parece elegante y más que acertada. En ella se ve la silueta de un hombre en cuyos brazos aparecen dos mujeres. Esta silueta está rellena con árboles y con la figura de un hombre corriendo. Todos estos detalles están estrechamente relacionados con lo que se relata en la novela (Jon sale a correr por el bosque y en la trama intervienen dos mujeres). Además, el título de la novela y el nombre del autor están impresos en relieve. Las letras rojas del título también tienen un porqué.

Desconocía la faceta de escritor de Pablo Rivero y me ha sorprendido muy gratamente. He cerrado esta novela con ganas de leer la anterior.

ver reseña en la web

Un destino propio

María Montesinos

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Una trama interesante en una época especial.

Al igual que muchas otras lectoras, me veo en la necesidad de dedicar el espacio reservado a reseñas para escribir algo que no lo es; pues, a pesar de haber aceptado reseñar este libro como colaboración con la editorial, ya ha pasado un mes desde la fecha en la que lo solicité y veo muy poco probable que lo reciba. Ojalá y tenga que rehacer mi no reseña para escribir una que esté a la altura de lo que promete el libro.

Pasadas tres semanas decidí contactar con Penguin Random House y no he obtenido respuesta, algo que, sinceramente, no me esperaba. Si algo me ha hecho dar el paso y no seguir esperando es el haber visto que mi caso no es único, sino que somos muchos los lectores que no hemos recibido la novela y que tenemos bloqueada la solicitud de otros ejemplares al no haber entregado esta.

Cuando vi la sinopsis de la novela no dudé en que me interesaba leerla. Una maestra que llega a un pueblo de Cantabria y que luchará por los derechos de las niñas a la vez que surgirán acontecimientos que despertarán el amor entre ella y un indiano recién regresado de Cuba. Todo ello ambientado a finales del siglo XIX.

De lo poco que puedo reseñar, tengo que hacer alusión a la portada. Me parece de un gusto exquisito. Es delicada y evoca tiempos pasados. Solo con verla nos transporta hacia otra época, otra moda y otra forma de vivir.

La trama pintaba bien, muy bien, pero de momento no la leeré. Ha sido una verdadera pena, pues llevo un mes esperando su llegada como agua de mayo. Lo siento por la autora, pues ha perdido una cantidad importante de reseñas y de potenciales lectores, pues no olvidemos que las reseñas son en muchas ocasiones un escaparate inmejorable.

ver reseña en la web

Las hijas de la tierra

Alaitz Leceaga

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Simplemente, perfecta.

Me ha encantado de principio a fin. No puedo decir nada en contra de esta novela o, mejor dicho, novelón.

Empezando por su portada, me conquistó en el momento en que la vi. La mujer que la preside refleja a la perfección el coraje de las mujeres que habitan en la finca Las Urracas. No sé si será ella o no, pero para mí, Gloria, la gran Gloria, ha tenido ese rostro desde la primera página.

En cuanto a los personajes, obviamente destacan las tres hermanas Veltrán-Belasco (Gloria, Teresa y Verónica), quienes son conocidas en su pueblo, San Dionisio, como las endemoniadas; y ello porque son pelirrojas, zurdas y se rebelan contra el perfil atribuido a las mujeres en el siglo XIX. Cada una de ellas tiene unos rasgos únicos que la caracterizan y la diferencian de las demás. Gloria es la hermana que enarbola la bandera del coraje y que le hace frente a cualquier batalla que se presente. Es ese tipo de mujer que no se amilana ante la adversidad, sino que, muy al contrario, se recrece y le planta cara a cualquier obstáculo, con independencia de los riesgos que implique, aun poniendo en peligro su propia vida por defender las de los que más quiere. Teresa es una mujer que se debate entre lo que siente y lo que todos consideran que debería sentir. Sin embargo, sus sentimientos son más fuertes que las normas, lo que la llevará a permanecer un tiempo alejada de su familia y de la finca Las Urracas. La tercera hermana es Verónica, qué decir de ella. Es una niña tan tierna como misteriosa, pero que esconde grandes secretos que se irán revelando muy poco a poco. Ella es testigo y sabedora de mucho más de lo que nadie puede imaginar. Los hombres también tienen un papel muy importante en la novela, pero las verdaderas protagonistas son ellas. Sin olvidar a mujeres como Diana, Denise, Gabriela y Emilia.

En lo relativo a la ambientación, me ha encantado. La autora ha conseguido trasladarme hasta La Rioja y, más en concreto, hasta los viñedos que inundan la zona. Las descripciones y los detalles que incluye permiten imaginar a la perfección cómo son los escenarios en los que se desarrolla la historia. A través de sus páginas he podido pasear por entre las vides, pero también por las dependencias de la mansión familiar. He sido capaz de sentir el olor de la vendimia y de las cepas en flor, de percibir sonidos y sensaciones como si hubiese estado allí.

La temática es amplia, pero de gran peso. En ella se profundiza en temas como el patriarcado, los abusos, las enfermedades mentales y la homosexualidad.

Indiscutiblemente, la prosa de Alaitz Leceaga es maravillosa. La autora consigue que las más de quinientas páginas de la novela fluyan como el viento. Sí, como ese misterioso viento que hace girar la veleta de la mansión y sonar la campana de la entrada a la finca.

En definitiva, creo que es una novela de diez. La trama, los personajes, la ambientación, la prosa… no hay nada que no sea perfecto. Mi más sincera enhorabuena a la autora por su gran trabajo.

ver reseña en la web

La desaparición de Annie Thorne, de C.J. Tudor

C.J. Tudor

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un final sorprendente.

Un final sorprendente. Pero bueno, empecemos por lo primero, por lo que más se ve: su portada. Me gusta su diseño minimalista y el tipo de letra que han utilizado. Además, tiene una textura diferente a la habitual, diría que, al tacto, parece goma.

La novela está narrada en dos tiempos: 1992 y el momento en el que se van sucediendo los acontecimientos. Los capítulos son breves y están redactados de forma sencilla, lo que hace que se lea con bastante facilidad. Sin embargo, aunque la prosa es ágil, incorpora palabras que quedan fuera del vocabulario cotidiano de la mayoría de la población; lo que no la ralentiza, sino que la enriquece y llena de valor.

En el prólogo, la autora nos muestra de forma muy explícita y un tanto desgarradora la escena de un asesinato. Hasta aquí todo parecía apuntar a que se iba a tratar de una novela negra o policíaca de las clásicas, pero nada más lejos de la realidad. Sí, Annie desapareció, pero lo hizo en el año 1992 y regresó a los dos días, pero no era la misma, algo le pasó y nadie lo supo ni aparentemente lo sabe. Su hermano ha decidido volver al pueblo en el que todo sucedió (Arnhill) para deshacerse de sus fantasmas y poner fin a lo que comenzó cuando era un niño. Pero no solo desapareció Annie, otros niños desaparecieron y acabaron muriendo, ¿por qué? Quizás hay sitios que guardan secretos y que, por algún motivo, atraen a los niños.

Lo que hace que la novela no se aproxime, como esperaba, al género negro no es solo que no tiene el patrón de asesinatos o muertes violentas que hay que investigar, sino que, además, incorpora un toque paranormal (no desvelaré ningún detalle para que tú, lector, te puedas sorprender igual que yo lo he hecho). La autora lo ha introducido de forma magistral y, al menos en mi caso, ha conseguido que me pusiese en la piel de Joe Thorne y de otros muchos que, de una forma u otra, lo han sentido.

Además, C. J. Tudor aborda temas tan importantes y tristemente cotidianos, pero a la vez olvidados en gran parte de la literatura, como son: el acoso escolar, el alcoholismo, la ludopatía y la enfermedad.

Los personajes están muy bien construidos. Tienen unos rasgos que los definen perfectamente y que los hacen totalmente reales. Sus acciones, movidas por unos sentimientos u otros, son las que podría ejercer cualquier persona que estuviese viviendo sus mismas situaciones.

En definitiva, me ha gustado bastante. No puedo decir que me haya parecido una novela de diez, pero no porque no lo sea, sino porque, quizás, la temática se ha alejado un poco de lo que esperaba.

ver reseña en la web

Sangre de mi sangre

Rebeca Tabales

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Parte de unos hechos interesantes, pero le falta ritmo.

En general, me ha resultado entretenida, aunque lo justo; pero bueno, iré por partes.

La portada me gusta bastante, invita al misterio; y las letras brillantes y con un ligero relieve, creo que son un acierto. Sin embargo, no me parece representativa de la novela, quizás sí del título, pero no de la novela en sí misma.

La novela se estructura en capítulos sin numerar y titulados con los nombres de algunos personajes, con una o con varias palabras. Al final se incluye un índice con todos ellos. Los capítulos no son muy largos, aunque hay de todo.

En cuanto a los personajes, no he conseguido empatizar del todo con ninguno de ellos. Probablemente con el que más lo he hecho ha sido con el niño, Javier; quien inspira cierta ternura, aunque no se trata de un personaje a priori sensible ni débil, a pesar de sus dificultades. Creía que conseguiría meterme en el personaje de Rut, pero no, no lo he hecho. Ni su vida ni sus relaciones personales me han resultado demasiado interesantes.

La novela, como es de esperar, está bien narrada, pero me han sobrado bastantes tecnicismos y datos psicológicos que no aportan nada a la trama. Se nota que la autora es psicóloga y ha introducido procesos mentales y términos relacionados con la psicología que quizás para los conocedores de la materia, al ser parte de la jerga, ni siquiera lo perciban como algo a destacar. En cambio, a mí me han ralentizado la lectura en bastantes partes. Además, en algunas ocasiones se incluyen algunas palabras que suenan demasiado cultas para el contexto en el que se desarrollan los hechos.

Está catalogada como un thriller psicológico, sin embargo, aunque contiene señales de ello a lo largo de la trama, no es hasta los últimos capítulos cuando realmente alcanza un ritmo vertiginoso y hace que necesites saber cómo se resuelve el caso.

ver reseña en la web

El color púrpura

Alice Walker

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

Novela dura que invita a la esperanza y a la reflexión.

Se trata de una novela que está narrada en formato epistolar, Celie y Nettie se escriben cartas que tardarán muchos años en ver la luz. Las cartas de Celie comienzan dirigiéndose a Dios y, en torno a la mitad del libro, comienzan a dirigirse a su hermana Nettie. Por su parte, desde el otro lado del mundo, Nettie escribe a su hermana contándole cómo es la vida para ellos en ese lugar remoto. En unas y otras, las remitentes mantienen la esperanza de encontrarse, esa que, pese a las tristes noticias, nunca pierden.

Al principio puede resultar un poco costoso leerla, porque la forma de hablar y de escribir de Celie está muy poco pulida, no es más que el vocabulario de alguien que no sólo no ha sido educada, sino que se le ha negado todo aquello que la pudiese hacer crecer como persona. Además, el relato no se divide en capítulos, sino que está totalmente estructurado a través de las cartas.

La novela puede llegar a resultar muy dura. En ella se cuentan historias de abusos, de malos tratos, de abandono, de esclavitud, de racismo, de incesto, de pobreza… Aunque no se ahonda en ello, también se deja ver a hombres a los que les gusta hacer las tareas domésticas, que no quieren maltratar a las mujeres, que no quieren dominarlas y que, si lo hacen, es por ser fieles a la cultura y a lo que su sociedad espera de ellos.

A pesar de la crudeza de los hechos, la historia es esperanzadora y muestra a mujeres que no se dejan hundir y que salen a flote cuando todo parece estar perdido. Mujeres que luchan por lo que creen y que se empoderan y hacen fuertes a la vez que evolucionan en el tiempo. Tal es la magnitud del texto, que la historia sale de sus páginas para impregnar tu vida. Hoy, sin ir más lejos, durante un discurso se hablaba de la violencia de género y mi mente se ha dirigido directamente hacia “El color púrpura” y las mujeres que la protagonizan.

El final es claro, sin embargo, invita a la reflexión, ¿puede alguien vivir con quien ha sido su enemigo, con quien le ha hecho sufrir, como si no hubiese pasado nada? ¿Somos las personas capaces de perdonarlo todo? ¿Y de olvidarlo?

De la novela me gustaría destacar estas frases:

“La vida no se acaba cuando una se va de casa”.

“Una cosa le agradezco, y es el haberme enseñado a aprender por mí misma, leyendo y estudiando, y a escribir con letra clara. Y el haber mantenido vivo el deseo de saber”.

“Una margarita africana y una margarita inglesa son flores las dos, pero de diferentes clases”.

“El mundo está cambiando. Ya no es un lugar solo para hombres”.

“El tiempo se mueve despacio, pero pasa deprisa”.

“¿Quién te ha abierto los ojos? Nadie. La experiencia. Más tarde o más temprano, todos acabamos por tenerla”.

ver reseña en la web

Cuídate de mí, de María Frisa

María Frisa

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

Un final inesperado, aunque algo precipitado.

En general, creo que a la novela le sobran unas cuantas páginas, y no precisamente porque se revele el misterio de forma prematura, pues hay que esperar hasta los últimos capítulos para descubrir quién es el asesino. La trama está muy bien hilada y la autora es capaz de mantenernos con un caso principal durante toda la novela. Sin embargo, creo que se hace demasiado hincapié en aspectos secundarios.

La novela está estructurada en capítulos muy breves, de apenas unas páginas, lo que, junto a un vocabulario sencillo y una prosa ágil, hace que se lea de forma rápida. Además, para dinamizar aún más la lectura, se intercalan capítulos de las dos policías protagonistas (inspectora y subinspectora); y sólo muy puntualmente se incluyen capítulos que suponen una vuelta al pasado, al momento en el que ocurrieron los hechos principales, o a la vida de las policías.

Con respecto a los personajes, me ha gustado mucho que las protagonistas sean mujeres, y que tengan carácter y personalidad, que sean capaces de imponerse en un entorno que habitualmente es dominado por los hombres y que, como tal, así suele trasladarse a las novelas de este género.

En cuanto a la inspectora, Larissa Samper, desde el principio se conoce que tiene un pasado del que huye, pero que irremediablemente revive cuando llega cierta fecha. Al igual que con la historia principal, no se revela qué sucedió en el pasado hasta los últimos capítulos. El tema fundamental en esta historia es la traición, la cual ha estado presente en su vida en varias ocasiones. Además, en estrecha relación, aparecen otros temas como la envidia al que sobresale (síndrome de Procusto). Esta envidia no conoce limitaciones y emerge por cualquier motivo: el éxito laboral, la belleza física, la personalidad, la añoranza de una familia, … En definitiva, por la nostalgia de lo que carecemos y creemos mejor que lo que poseemos; por esa tendencia a creer que la vida de los demás es mejor que la nuestra. Otro tema relacionado con este personaje es la imagen exterior, esa coraza que nos creamos para ofrecer a los otros, para parecer más fuertes y empoderarnos cuando en nuestro fuero interno todo se resquebraja y los miedos interiores afloran en el momento en que nos quedamos a solas y hacen que, irremediablemente, reine la vigilia sobre el sueño.

La historia de Berta Guallar, la subinspectora, es mucho más familiar y cercana a la vida de la mayoría de los lectores. A través de ella, la autora introduce temas como la conciliación de la vida laboral y familiar; la necesidad de espacio que todos necesitamos en algún momento; las jornadas de trabajo que se transforman en interminables cuando nos llevamos el trabajo a casa, cuando las historias de otros pasan a ser nuestras y cuando, de alguna forma, las personas que forman parte de esos casos, acaban por integrarse en nuestra vida, esa que vivimos cuando permanecemos despiertos, pero también mientras dormimos.

Otros temas que aparecen en la novela, y que no voy a asociar a ningún personaje para no revelar ningún aspecto de la trama, son: el sentimiento de culpa, el amor incondicional, el machismo, la pederastia, las injurias a través de Internet, el maltrato, el intento de suicidio, la venganza, la intimidación, los prejuicios, la intuición, la confianza extrema que solemos tener hacia nuestros seres más cercanos, la duda que siempre emerge, etc.

Algunos aspectos se me han llegado a hacer un poco tediosos. Entre estos tengo que destacar el lenguaje que utilizan muchos de sus personajes, en concreto, el del entorno de Manuel Velasco, amigos, familia, jefe… Reconozco que sin su uso difícilmente nos habríamos introducido tanto en el contexto, pero me ha parecido, quizá, un poco excesivo. En segundo lugar, las descripciones relacionadas con el mundo de los coches y sus modificaciones son precisas y te transportan al lugar de los acontecimientos, sin embargo (y probablemente sea por una cuestión de gustos) no me han conseguido enganchar. Deseaba que acabasen esas líneas para seguir ahondando en la trama principal. Por último, aunque algunas mujeres cobran un papel fundamental en toda la novela y aparecen como personas fuertes y decididas, otras se muestran, en cierta medida, sumisas y utilizadas. Este aspecto no es criticable, pues no es más que el reflejo de la realidad social; no obstante, me ha resultado llamativo en un momento histórico en el que se aboga por la defensa a ultranza de la mujer.

Al tratarse de una historia que se desarrolla en España, los personajes tienen nombres españoles, lo cual hace que sea mucho más fácil seguir la trama. Con todo, he de reconocer que en algunas ocasiones me ha costado identificar a las personas que, de una u otra forma, aparecen relacionadas con Manuel Velasco. En general, creo que hay demasiados personajes que se entremezclan a lo largo de toda la novela. Además, esto se agrava cuando algunos personajes son referidos unas veces por su nombre, otras por su apellido, otras por nombre y apellido, y otras por su apodo.

Haciendo un balance de los casos que aparecen, puedo decir que la trama del caso principal está bien estructurada y la autora sabe mantener la intriga hasta el final, sin embargo, creo que se resuelve de forma un tanto precipitada y hay algún aspecto que no me cuadra. En cuanto a la historia de Larissa, esperaba mucho más, un final muy diferente. Por último, el caso que atormenta a Berta concluye de la forma esperada; la que, a mi juicio, debía ser.

Me atrevo a hacer una recomendación a los lectores de esta novela, no echéis un vistazo a los últimos capítulos ni se os ocurra leer las últimas páginas, pues ahí se resuelve la trama principal. Si lo hacéis, el misterio que encierra a lo largo de tantas páginas pierde todo su encanto.

A continuación incluyo algunas frases que he extraído de la novela y que nos pueden hacer reflexionar:

–          La única vida que les queda a los muertos es permanecer en el espíritu de los vivos.

–          Eso debe de ser morirse: tú te marchas sola y ellos, poco a poco, vuelven a sus quehaceres. Y la vida  sigue igual.

–          Creía que el secreto de la vida consistía en algo tan sencillo como tomar las decisiones que le permitieran sentirse bien consigo misma cada mañana ante su propia imagen. Ahí no valían las máscaras.

–          El futuro no existe, se va creando a cada instante.

–          Siempre es demasiado tarde para comprender que es imposible no cometer errores, no decepcionar alguna vez a quienes más amamos; algunos acaban por asumirlo y se perdonan, otros ni en una vida entera lo consiguen.

–          A menudo, para retener a alguien, primero hay que saber dejarlo libre.

–          Madurar es aprender de los errores.

–          Tú eres la persona más importante para ti.

–          Solo cuando hemos perdido todo somos libres para actuar.

ver reseña en la web