Blogger

Blog personal

España

registrado desde marzo de 2016

http://www.albertoamorjimenez.es

Libros y reseñas

Hombres en guerra

Alvah Bessie

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★★

De lo cotidiano al horror

Después de varias lecturas poco provechosas, recibo con interés este nuevo libro. Quizá no sea esa “obra maestra olvidada” que afirma la contraportada. Todo depende de nuestra generosidad con los epítetos. Lo que sí me parece es un buen libro. Sin ser totalmente novedoso y original, si hay pocos textos que se le parezcan. Podemos citar, por ejemplo, los de Raúl Castro y Ché Guevara sobre la revolución cubana. Alguno más habrá. Pero no nos detengamos en eso.

Desde luego, si hablamos de primera línea de combate, durante la guerra civil española, Hombres en guerra es único. Aquí radica su interés. Me parece muy aprovechable y atractivo para los interesados por la historia. Las editoriales y autores especializados han tratado con profusión la guerra civil española en los últimos años. Se han publicado gran cantidad y calidad de textos académicos de historiadores, y que el interesado por este periodo de la historia conocerá y habrá leído. La visión subjetiva del autor desde sus diarios, aleja a Hombres en Guerra de la categoría anterior, pero no resta validez a su contenido. Es más, esa diferencia es lo que lo hace ser interesante para los lectores de esos textos más académicos. Por supuesto, no creo que sea desdeñable para cualquier otro lector que no tenga por costumbre leer sobre historia. Es un libro ameno. Hay referencias históricas o geográficas, incluso alusiones a personajes involucrados en ese periodo histórico, pero no son impedimento alguno. Es más, ayudan a ponernos en situación.

Los diarios de Alvah Bessie fueron apadrinados en su día por Ernest Hemingway, que coincide con el autor en un momento de su estancia en España. Ahora diríamos que hace un “cameo”, dentro de estos diarios.

Guionista conocido en su país, Bessie viene a jugarse la vida y su carrera profesional como integrante de la Brigada Lincon. Víctima del Macartismo y su caza de brujas, fue uno de los diez de Hollywood, que tuvieron que abandonar la industria cinematográfica y recurrir a todo tipo de oficios para ganarse la vida. Antes de todo eso, le dio tiempo a estar nominado -en 1946- por el guion de ¡Objetivo Birmania!

Como nota curiosa, reseñar que aparece en la película de Jaime Camino España otra vez -1969.

Aunque en ocasiones resulte intrascendente en sus descripciones, ocurre pocas veces. No resulta, por tanto, un impedimento para continuar con la lectura de manera fluida. La estructura temporal del libro nos ayudará a ponernos en situación y no perdernos. Es perdonable, también, que en algunas veces -pocas- pueda perecernos que hay una descripción excesivamente pintoresca del país. No olvidemos que, aunque Bessie volvió varias veces a España, esta era la primera vez que lo hacía. Tampoco olvidemos que la situación del país no ayudaba a evitar esos tópicos pintorescos del país sumido en la miseria. Todo eso puede ayudar a distorsionar la mirada de un extranjero recién aterrizado.

Con un estilo directo, a veces deslavazado, Hombres en guerra nos cuenta hambre, el cansancio, cierta falta de organización e indisciplina, el desconcierto de los soldados… Al principio, sin entrar en combate, sin disparar un solo tiro, tan sólo esquivando al enemigo, observándolo. Yendo de un lado para otro como observador u explorador, Alvah Bessie nos describe la parte de guerra que vio, y no es poca. Por lo menos en trascendencia. En esos primeros meses, conversa con sus compañeros y, con un trazo, una pincelada, nos describe a cada uno de ellos. Otras, en sus momentos íntimos, escribe cartas a la familia, preguntándose qué estarán haciendo su mujer y sus hijos, si tendrán algo de comer en el plato o pasarán frío.

Pronto nos adentramos en el viaje hacia su destino en los campos de adiestramiento, la batalla, la relación con sus compañeros, con los que comparte confidencias y a los que define con una pincelada, un trazo, de manera contundente.

La batalla del Ebro, de gran importancia para el desenlace de la Guerra Civil, es el momento final que sirve, con toda su acción, peligro y muerte, de clímax final a la narración. Durante dos tercios del libro la guerra sólo es algo que cuentan los compañeros más veteranos. Está lejos. No parece real. Está presente el hambre y la miseria que sufren los propios soldados, pero la muerte aparece esporádicamente. Es durante el último tercio del libro cuando aparece, como un mazazo, la presencia de la posibilidad de la muerte. La batalla del Ebro, de gran trascendencia para el desenlace final del hecho histórico, sirve a la narración para presentar la violencia y el dolor que toda guerra trae.

Eso y algunas cosas más es lo que cuenta su autor en Hombres en guerra, un relato humano y sincero de su experiencia durante la Guerra Civil.

ver reseña en la web

Negro como el mar de Mary Higgins Clark

Mary Higgins Clark

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Negro como el mar

Novela negra que se desarrolla en un ambiente decadente, un poco de película de sobremesa. Mary Higgins Clark –“la reina del suspense”- domina los clichés del género desde lo alto de sus noventa años y décadas de experiencia.
Como toda novela ligera que se precie, recrea escenas muy susceptibles de llevar al cine. Novela de fácil lectura, con cierto ritmo; apta tanto para los amantes del género y su autora, como para el neófito que quiere pasar un buen rato con una lectura de intriga.
El relato transcurre dentro del transatlántico Queen Charlotte. Una experta en joyas conoce a una adinerada señora que desea donar un collar de gran valor a un museo, todo ello después del crucero que ya ha zarpado. Sin embargo, la señora Emily Haywood aparece muerta al tercer día, por supuesto sin la joya, y ahí empieza a rodar toda la trama que envuelve a este buen libro de Mary Higgins Clark.
El libro está divido en días y estos, a su vez, en pequeños capítulos, algunos brevísimos, que facilitan mucho la lectura. La edición también ayuda bastante a una lectura ágil y amena del texto.
Un libro recomendable. Bien escrito, ameno y con la única pretensión de hacer pasar un buen rato al lector, lo que no es poco. Y lo consigue.

ver reseña en la web

Caen estrellas fugaces

Jose Gil Romero / Goretti Irisarri

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Caen estrellas fugaces

Debo decir que no soy lector de este tipo de literatura, pero debo reconocer que es eficaz para lo que supongo que pretende: crear una buena historia, establecer unos mimbres sólidos sobre los que atraer al lector para que finalice estas más de quinientas páginas y, en ese proceso, salga reconfortado y pase un buen rato. No es poco, ojo ahí.

El vocabulario no es complejo y, me atrevo a decir, los adjetivos son excesivamente sencillos, cuando los hay.

A pesar de todo, se trata de una historia amena, con tintes de suspense light. Ambientación de época, la novela puede ser perfectamente llevada a la televisión o el cine. Hay mimbres ahí. Las escenas son muy visuales y directas. Cierto es que, por comparar sus escenas de corte con algún otro libro que el lector haya leído, no llega a la sencillez y fuerza que tienen las de Crónica del Rey Pasmado, pero eso son palabras mayores. Aquí, más que sencillez, yo hablaría de simpleza, pero no cargaremos las tintas.

Caen Estrellas fugaces es un libro ameno, fácil de leer y puede ser una buena pieza de lectura para los amantes de la novela histórica y de suspense. La novela tiene ambos ingredientes. Si es usted ese tipo de lector, lea, lea.

ver reseña en la web

Dile a Marie que la quiero

Jacinto Rey

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Dile a Marie que la quiero

Dile a Marie… se lee rápido y fácil. Es una lectura recomendable para los primeros días de nuestras vacaciones. No aspira a más que a entretener, o eso espero. Los lectores acostumbrados a best seller que se dilatan en páginas y páginas de matices intrascendentes la definirán como novela “corta”. En realidad tiene trescientas sesenta y cinco páginas; más que suficiente para desarrollar una historia como la que se cuenta, sin muchos matices y personajes que podrían ser la misma persona con distinto nombre.

La división en capítulos cortos me parece acertada. Podría escribirse un guion de cierto éxito para el cine, medio tan acostumbrado a sacar partido en taquilla de los clichés e imaginarios comunes en torno a las historias bélicas. El bosquejo de los personajes, ejecutados con sencillez, va en consonancia con la historia. En cuanto al marco histórico, no incurre en errores o incorrecciones, simplemente porque tiene la precaución de no meterse en berenjenales innecesarios, fijando unas cuantas fechas clave para situar al lector y dejándolo ahí.

La novela transcurre durante una época “convulsa”, según reza la contraportada del libro. Podríamos pensar que, en base a esto, nos vamos a encontrar un drama que nos golpeará emocionalmente desde las primeras páginas. No sé si uno ya ha adquirido cierta coraza, cinismo o, simplemente, espera algo más que una historia que se nos presenta de hondura y se queda en lo superficial del puro entretenimiento.

Espero que la intención no vaya más allá de contar los avatares y escenas almibaradas en tiempos de guerra. Uno tiene la sensación de haber visto o leído historias muy parecidas a ésta, por lo que la originalidad no será el fuerte de esta novela. Amores en entornos bélicos, infancias rodas, abandonos, vuelta al hogar perdido después de años, y el añadido de un bucólico y, a la vez, brutal entorno rural. Un combo que no puede fallar. Si la intención era esa, creo que lo ha conseguido.

 Rey, Jacinto, Dile a Marie que la quiero, Penguin Random House, Suma de letras, 2016.

ver reseña en la web

Carrete velado

Irene G Punto

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Carrete velado

Recibí el ejemplar de Carrete Velado con grandes expectativas. Tanto como aficionado a la fotografía o lector, el regusto final ha sido agridulce.

El poemario de Irene G. Punto parte de un supuesto descubrimiento. La autora nos revela que detrás de todo carrete velado está Poesía, así como sujeto, privándonos de las imágenes de las que se ha enamorado y no quiere compartir.

Un poco rebuscada, pero parece una idea interesante a la que sacarle jugo. Para ese propósito, la autora ha recurrido a varios fotógrafos y fotógrafas, que ilustran un texto que previamente les ha enviado.

Lo que más me ha gustado de Carrete Velado es la elección de algunos fotógrafos para ilustrar el texto recibido, y que me ha permitido descubrirlos: Beatriz Copado, Ignacio y Pablo Martín Lerma o Jerónimo Álvarez. Otros simplemente aficionados aventajados, técnicamente perfectos, o instagramers, con todo lo negativo que esa palabra pueda contener.

La parte que más me ha gustado han sido los Desvelos, ya sin imágenes, más que todo lo que le precede. Partiendo de que el tono “ligero” que destilan me deja algo insatisfecho, junto con el tono adolescente y sus recursos, que no es que me seduzcan demasiado, lo salvaría.

Los resultados son desiguales, tanto en texto como en imágenes. La idea podría funcionar como contrapunto irónico a los memes sensibleros, de los que aúnan fotografías pretenciosas con textos azucarados, de esos que circulan por Facebook o Twitter. Si usted es de lo que comparte este tipo de contenido en su muro, puede que éste sea su libro.

Jugar con mezclas tan tramposas tiene sus peligros. Tratar de explicar una fotografía con un texto que se pretende trascendente es hacer trampa en fotografía; a la inversa también lo es. Los formatos deben funcionar de manera autónoma. Si no lo hacen es que algo falla. Aún así, si queremos hacer la mezcla, debemos saber de sus peligros: caer en lo pretencioso es el primero de ellos, el segundo, aunque resulte paradójico, es acabar en Intrascendencia.

ver reseña en la web

Andrea contra pronóstico

Alba Lago

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Andrea contra Pronóstico

Andrea contra pronóstico es una lectura ligera que puede leerás de un tirón. Su trama es sencilla y su vocabulario accesible, sin caer en la simpleza. Una lectura para pasar un par de tardes agradables.

De tono llano, juvenil, Andrea… se nos muestra en ocasiones políticamente incorrecta, quedándose en lo superficial. Aunque son pasajes mínimos, resultarían prescindibles, para aligerar la lectura.

El texto nos cuenta la historia de Andrea en ciudad hostil, las amistades que hace, sus trabajos, problemas con el idioma, dudas y, por supuesto, amores. Las amistades son creíbles, junto con el tratamiento de los personajes. Están en su justa medida. No así sus amores, donde la autora traspasa la línea de la credibilidad en alguna ocasión.

La historia secundaria debería desarrollarse con mayor extensión. Se entiende la intención de la autora, el motivo de su inclusión, la relación entre ambas comienza en la misma dedicatoria, pero el texto habría cobrado una dimensión superior reduciendo la trama principal, que está algo sobredimensionada en extensión, en detrimento de esa secundaria.

Andrea contra pronóstico puede servir de manual de autoayuda para padres angustiados, con hijos en edad de emigrar. Las aventuras y desventuras de Andrea son universales. Su historia se repite, es la misma que la de los precedentes y futuros, por lo que también servirá a todo el que se vea obligado a marchar, a modo de guía de viaje.

En definitiva, Andrea… con sus virtudes y defectos, nos cuenta de forma amena la historia de nuestros jóvenes compatriotas -en 2009 y 2013 más de doscientos mil, entre 18 y 30 años- en un país extraño.

 

ver reseña en la web