Blogger

Entre la lectura y el cine

España

registrado desde abril de 2016

http://entrelalecturayelcine.blogspot.com.es/

Libros y reseñas

Mil veces hasta siempre

John Green

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

"Sin ser una historia trepidante, logra entretener y te hace reflexionar en ciertos temas"

Aunque de John Green leí “Bajo la misma estrella” y me encantó, no sentí interés por leer nada más suyo hasta ahora. “Mil veces hasta siempre” prometía ser una historia interesante, pero para mí no fue todo lo buena que esperaba. Eso no significa que me aburriera, más bien el problema que tuve es que sentí que no se profundizaba bien en algunos personajes y en ciertos aspectos de la trama.

La protagonista de esta historia es Aza, una adolescente que sufre un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Su mente le impide parar de pensar en las bacterias, microbios y elementos infecciosos que hay a su alrededor, lo que ocasiona que le sea difícil comer tranquilamente o tener demasiado contacto físico con otras personas. Su mejor amiga es Daisy, una fanática de Star Wars que parece ser opuesta a Aza en muchos sentidos. Los días en su vida pasan de un modo rutinario hasta que ambas se enteran de la desaparición de Russell Pickett, un millonario que casualmente es vecino de Aza y cuyo hijo, Davis, fue amigo suyo en la infancia. Disponer de información sobre su paradero tiene recompensa, concretamente 100.000 $ y Aza y Daisy deciden que tal vez ellas puedan ser las beneficiarias de ese dinero. Para eso, deberán comenzar ya a investigar y… ¿qué mejor que intentar acercarse a Davis?

A mí el principio del libro me atrapó, Aza era un personaje realmente inusual y su forma de pensar me resultaba intrigante. Además, hubieron varias frases que me hicieron reflexionar bastante a pesar de su sencillez. La sutileza con la que esta novela logra que te plantees varios temas, como las obsesiones, la soledad o el valor de la amistad, fue para mí uno de los puntos fuertes. 

Pero sobre todo, destacaría que estar en la mente de Aza te hace darte cuenta de cómo es vivir con una obsesión y ver que la persona que la sufre tiene serias dificultades para evitar determinados pensamientos nocivos. 

El problema fue que si hablamos de la trama, considero que ésta fue perdiendo fuerza a medida que avanzaba y llegó un momento en el que dejé de interesarme por el misterio principal, que en teoría era la desaparición de Russell Pickett. 

El tema de la recompensa y búsqueda de Pickett me acabó pareciendo una simple excusa para que Aza y Davis retomaran el contacto y para que ciertas situaciones hicieran que Aza tuviera que analizarse a sí misma desde otras perspectivas. El trastorno de Aza es lo que centra la atención la mayor parte del tiempo y no es que se haga de mala manera, pero llega un momento en el que se añora que más elementos dinamicen la trama

Y ya advierto que el romance es casi inexistente, hay un poco, pero no creo que sea destacable. Por un lado, considero que se hubiera podido caer en tópicos si esto hubiera sido más importante, pero por otro lado, un poquito más de “sentimiento” no hubiera estado mal.  

Si hablamos de personajes, Daisy y Davis son los secundarios que más relevancia tienen, ya que la madre de Aza y el hermano pequeño de Davis también aparecen, pero de forma ocasional y para decir poca cosa. Daisy me resultaba simpática, pero tampoco en exceso y en la parte final es cuando más sincera la vi. En cuanto a Davis, está muy desaprovechado. Desde mi punto de vista, su personaje tenía más complejidad de la que aparentaba y solo en el desenlace se abrió más. 

Si os fijáis, en ambos personajes destaco cómo dan lo mejor de sí en el último tramo del libro, pero no solo ellos, Aza también, ya que ahí es cuando te das cuenta de que su situación no es una tontería y que puede llegar a límites insospechados. En cuanto a la resolución del misterio de Pickett, me sorprendí y hasta me dieron más ganas de haber conocido mejor al personaje. 

En conclusión, es una novela de fácil lectura y da que pensar en algunos aspectos, pero le faltó más chispa.

Valoración del libro: 7/10 “Con un inicio que engancha, es una historia que no se centra en una investigación, que es lo que parece que da a entender la sinopsis, sino que más bien focaliza la atención en explicarnos cómo es vivir con un trastorno obsesivo-compulsivo. Entretiene y te hace reflexionar sobre ciertos temas, pero a la trama le faltó algo más”

ver reseña en la web

El jardín de Sonoko

David Crespo

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

"Una historia en la que la vida del protagonista te hará pensar en las sorpresas del destino"

No sabía qué esperar de esta lectura, pues aunque la sinopsis te da una idea, tampoco es que diga demasiado. Yo pensé que iba a ser una historia de amor inusual y no fue eso exactamente lo que encontré, pero aún así no me ha parecido un mal libro. 

Kaoru Nakamura es el protagonista de esta novela en la que los giros y sorpresas del destino juegan un papel muy importante. Tiene 28 años y su vida se rige por un orden y una planificación estrictas en la que no hay lugar para la improvisación. Tiene un horario muy bien definido para realizar sus tareas, sus comidas son siempre las mismas, se fija en cualquier detalle, etc. Al inicio nos cuenta cómo es su día a día y había algo en su obsesión que me resultaba fascinante. No sabría explicarlo, pero me encantaba ver la manera en que se fijaba en todo y lo meticuloso que era. 

 
El problema para él empieza cuando Sonoko, una chica con la que trabaja en una tienda de zapatos. le propone salir. En ningún momento le dice que sea una cita, sino más bien parece que es una quedada entre compañeros de trabajo, algo que en verdad poco importa, pues Kaoru no está dispuesto a salirse de su rutina por ningún motivo. Al día siguiente, un accidente y la repentina marcha de Sonoko de la empresa provocan que la vida de Kaoru comience a cambiar de un modo que él no esperaba

 
Cuando esto pasó, la novela entró en una fase en la que pensé que se iba a ir todo al traste. Sentí que la tranquilidad que tenía Kaoru se estaba dinamitando demasiado rápido. Las cosas se empezaron a desarrollar de un modo precipitado y me pareció poco creíble la facilidad con la que el mundo de Kaoru se desmoronaba. Podía entender que ciertos sucesos significaran una gran alteración su vida, pero vi exagerada su actitud y lo rápido que se desestabilizó. Además, empezaron los momentos en plan flashback para conocer los hechos que le marcaron y ahí me aburrí un poco, pues vi que ese tema se alargaba demasiado. En esa parte lo que más me gustó fue conocer la leyenda del hilo rojo del destino, que al parecer une a las almas destinadas a estar juntas

 
Afortunadamente, el último tercio del libro tuvo más ritmo y volví a sentirme enganchada a la lectura. Todo lo que se había contado hasta ese instante empieza a cobrar sentido y es hora de que se descubran muchas verdades. En el desenlace se dieron algunos hechos inesperados y mis sentimientos fueron una mezcla de incredulidad y sorpresa. Además, el cierre me pareció un poco abrupto.

 
Si os habéis fijado, hasta ahora solo he mencionado a dos personajes: el protagonista y Sonoko, pero es que poco más puedo decir de los demás. Hay personajes secundarios que aparecen para darle sentido a lo de que hay seres que están conectados y no son conscientes, pero su presencia en la trama es bastante limitada. Me atrevería a decir que incluso Sonoko pasa a un segundo plano durante demasiado tiempo, lo que hace que su personaje tampoco pueda brillar. 

 
Respecto a la ambientación, todo transcurre en Japón en la época actual. A ver, se dan algunos detalles del lugar, pero no me pareció que la novela estuviera orientada a enamorarte del entorno, ya que no es que se profundice mucho en él. 

 
Y antes de terminar, me gustaría aclarar que no es un historia de amor. ¿Por qué digo esto? Pues porque en la contraportada se dice que es “Una historia de amor poco convencional“. Esa no fue la percepción que se me quedó a mí y considero que es un error que alguien quiera leer el libro pensando que es eso. Hay un poco de amor, pero es muy sutil. No digo que eso estropee la historia ni mucho menos, de hecho, creo que si hubiera tenido más romance del que tuvo, el surrealismo hubiera sido demasiado. ¿Hay sentimiento en este relato? Sí, pero no centrado en el amor de pareja. Kaoru es un hombre que resulta muy distante al principio y tengo la teoría de que el objetivo de la trama fue enseñarnos que debajo de esa apariencia había alguien sensible cuya vida había estado marcada por determinadas personas y por su amor al arte o al orden. No puedo precisar una de sus pasiones porque eso sería spoiler, ya que fue lo que realmente le marcó y fue el detonante de mucho de lo que sucedió. 

Os la recomendaría si queréis una historia ligera (no llega a las 300 páginas) en la que es fácil avanzar y cuyo protagonista es algo inusual. No considero que fuera perfecta, pero tampoco me arrepiento de haberla leído.

Valoración del libro: 6/10 “Con un comienzo prometedor e intrigante, es una historia que sufre altibajos en su parte central, pero luego logra retomar el ritmo y sorprende con un final en el que se mezcla lo inesperado y lo surrealista al darse algunos hechos que no son fáciles de creer”.

ver reseña en la web

París para uno y otras historias

Jojo Moyes

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

"Una recopilación de relatos que dejan sensaciones muy diversas"

Aunque de Jojo Moyes leí “Yo antes de ti” y “Después de ti” y me encantaron, no lograba sentir demasiado interés por sus otras obras hasta que vi ésta. ¿Por qué me atrajo “París para uno y otras historias”? Pues porque recopilaba 11 relatos y eso me hacía pensar en una lectura entretenida. Finalmente, es lo que ha sido, me ha gustado, pero no me ha parecido espectacular.

Como es lógico, no todos los relatos me han gustado de igual manera. Unos me han parecido dignos de ser ampliados y otros me han dejado prácticamente indiferente. Hay dos que son mucho más largos que los demás y fueron mis favoritos, ya que logré conectar mejor con los personajes.

A continuación, voy a dar una breve opinión de cada uno sin dar spoilers.

París para uno (126 páginas)

Nell, la protagonista, es una chica de Londres que está emocionada porque va a pasar un fin de semana romántico con su novio en París. ¿El problema? Él no aparece en la estación y lo único que hace es mandarle un mensaje diciéndole que se vaya ella, pues él llegará más tarde y cogerá otro tren. Creo que yo me enfadé más que la propia Nell. Ella se queda ligeramente sorprendida, pero se lo toma con demasiada calma. Yo esperaba que se cabreara, pero ella confía en que él realmente cogerá el siguiente tren, algo que obviamente no sucede.

 
Tras esto, es cuando conocemos más a Nell y entendemos que es una persona que nunca corre riesgos y que lo planifica todo al milímetro. Pasar un fin de semana sola en París es todo un desafío para ella, pues significa tener que improvisar y afrontar situaciones inesperadas. Además, no olvidemos que París es la ciudad del amor y todo puede pasar…

Aunque al principio la historia no me estaba gustando demasiado, luego empezó a atraparme y me sacó más de una sonrisa. Nell evoluciona en poco tiempo y no lo hace de un modo que parezca absurdo, sino que te hace pensar en que a veces, sencillamente no nos atrevemos a arriesgarnos porque estamos atrapados en una rutina, pero basta un pequeño imprevisto para que nos planteemos qué es lo que queremos realmente y nos atrevamos a sacar a la luz una parte escondida de nuestro carácter. En conclusión, una historia tierna y con momentos cómicos que os hará pasar un buen rato.

De tuit en tuit (12 páginas)

Un famoso presentador se ve metido en un lío cuando una mujer afirma en Twitter que ha tenido una relación amorosa con él. Pero él está casado y si la gente comienza a prestar atención a esos tuits, se verá metido en una polémica que puede acabar con su carrera y con su familia.

Por eso acude a una empresa especializada en resolver problemas de reputación, especialmente cuando éstos han surgido en medios digitales. Él jura que todo lo que se está contando en la red es falso y que no va a mentirles a la hora de responder a las preguntas que ellos le hacen.

Con las pocas páginas que tiene, no puedo desvelar mucho más. Te enganchas rápidamente porque quieres saber si este hombre es infiel o no, pero tampoco es una historia que aporte mucho. Si acaso, una pequeña risa al final.

Amor de tarde (12 páginas)

Tras 14 años casados, un hombre sorprende a su esposa con una pequeña escapada a un hotel para celebrar su aniversario (aunque eso fue hace semanas y parece una simple excusa por parte de él). A ella le sorprende esta sorpresa tan repentina y pronto vemos que, cuando llevas tanto tiempo casado con alguien, puede que ya la chispa de la pasión se haya acabado y hasta sea difícil conversar.

Esta historia me dejó bastante fría. Puedo entender lo que la autora quería transmitir, pero, básicamente, te pasas 12 páginas viendo a dos personas quejarse de su rutina y siendo incapaces de disfrutar del momento.

 

Pájaro en mano (14 páginas)

Beth y Simon son una pareja que acuden a una fiesta que a ella no parece hacerle especial ilusión y a la que prácticamente va obligada. Desde el principio puedes deducir que no es solo el evento, sino que el simple hecho de ir con su pareja parece deprimirla. Allí encontrará un invitado inesperado para ella que le causará cierto shock…

Tontería pura. En esta historia me pareció que había actitudes hipócritas y que la protagonista se contradecía a sí misma. Se lee fácil, pero no le vi un objetivo.

 
Zapatos de cocodrilo (12 páginas)

 Tras una confusión en el gimnasio, una mujer acaba llevándose una bolsa que no es suya. Dentro hay unos zapatos que no son para nada de su estilo, pero que se ve obligada a utilizar porque luego tiene una reunión y no puede ir con deportivas.

Se le da una importancia exagerada a los zapatos. Considero que la historia te quiere transmitir que a veces solo hace falta tener confianza en ti mismo para tener éxito, pero es un relato muy simple que solo sirve para entretenerte unos minutos.

Atracos (14 páginas)

No os imagináis lo que me divertí con esta historia. Es surrealista, pero me encantó. ¿Debería ser más larga? Sí, pero aún así, me dejó satisfecha.

La empleada de una joyería se ve en una situación que no esperaba y es que una serie de asaltantes han entrado para atracar el negocio. Uno de ellos la tiene retenida en una habitación separada del resto y eso hace que puedan “conocerse”. Ella parece querer hacerse la simpática y es fácil notar que el delincuente no tiene mucha experiencia en robos y que ella le atrae.

Su conversación es de lo más cómica y el final te deja con ganas de haber seguido disfrutando de estos personajes.

 
Luna de miel en París (78 páginas)

Aquí se cuentas dos historias:

– Por un lado, tenemos a una pareja en el año 2002 que acaba de contraer matrimonio y que ha ido a pasar su luna de miel a París. Por asuntos de trabajo, él la deja sola y le dice que sólo serán un par de horas y que aproveche ella para hacer turismo. Eso la enfurece, algo totalmente lógico ya que ¿a quién le gustaría ir de luna de miel y que su pareja le hiciera eso?. Debido a esto, ella empieza a reflexionar sobre su matrimonio y se pregunta si ha hecho lo correcto en casarse.

– Por otro lado, tenemos a otros recién casados en el año 1912. Ellos viven en París y no disponen de muchos recursos económicos, especialmente porque él es demasiado generoso, pero eso no les impide disfrutar de su amor al 100%. Todo se complica cuando ella es menospreciada por una ex de él y comienza a dudar de la fortaleza de su relación.

Mi debilidad fue la pareja de 1912, aunque ambas tienen algo especial. Me emocioné con algunas situaciones, no en plan de llorar, pero sí en el sentido de que podía sentir lo que ellos estaban pasando y los dilemas a los que se enfrentaban.

¿Es el amor suficiente para que una relación funcione? Aquí las parejas te enseñan que, viviendo situaciones muy diferentes, todo se reduce a plantearte si confías o no en la persona que has escogido como pareja y la necesidad de hablar de las dudas que puedan surgir. No podía parar de leer porque sentía mucha curiosidad en saber cómo iban a resolver sus problemas y disfruté mucho viendo lo bien que se transmitían sus sentimientos.

El abrigo del año pasado (12 páginas)

En este caso, nos encontramos con una protagonista que está pasando dificultades económicas. La crisis ha afectado a su familia y no se pueden permitir salirse del presupuesto y darse caprichos. Un día, ve un abrigo que le gusta en un escaparate y piensa que sería genial poder comprarlo, ya que el único que tiene ahora está roto, pero el que ha visto es demasiado caro y su marido también considera que debería comprar uno más económico….

Aquí el problema es el mismo que con el relato de “Zapatos de cocodrilo”. Entiendo que el abrigo es una excusa para darnos una lección sobre ciertas situaciones de la vida, pero es que yo tampoco entendía tanto revuelo por un dichoso abrigo. Me parecía una actitud un poco pesada la que tenía la protagonista. Todos queremos cosas que no podemos tener y nos tenemos que adaptar a nuestras circunstancias.

 
Fue un relato que para mí pasó sin pena ni gloria y en el que la autora intentó emocionarme y no lo logró.

 
Trece días con John C (14 páginas)

Miranda está aburrida de su vida, así de sencillo: cree que le falta emoción y su marido no le hace demasiado caso. Todo cambia cuando encuentra un móvil y ve unos mensajes que le llaman la atención. En ellos, un hombre parece desesperado por reunirse con la dueña del teléfono y a Miranda no se le ocurre nada mejor que hacerse pasar por ella.

No le vi ni la gracia ni la moraleja. Bueno, sí, tal vez sería “no vayas de lista porque las cosas se pueden volver en tu contra”. Miranda me pareció un personaje cuya sensatez era inexistente y cuyo comportamiento parecía el de una niña encaprichada.

 
Margot (8 páginas)

El vuelo de Em se ha retrasado y ella está en el aeropuerto algo desesperada y alterada emocionalmente. Allí conoce a una señora que hace que su ánimo mejore. No me pidáis que os explique más, porque apenas sucede nada.

 Más que un relato, parece que te están contando el final de la típica película navideña en la que hay alguna lección de paz, amor y gente que quiere ayudar a los demás. No digo que esas películas sean malas, a mí me gustan, pero leer un relato que parece el final de una de ellas no me divierte tanto.

La lista de Navidad (11 páginas)

La protagonista de esta historia está desesperada porque debe comprarle unos regalos a su suegra para navidad. El tiempo se le ha echado encima y se siente agobiada, pero un taxista la intentará ayudar a conseguir su objetivo. Rápidamente, descubrimos que su marido es un insoportable y la cuestión que ella debe plantearse es ¿merece la pena vivir amargada comprando cosas para una mujer que no soporta por orden de un marido que la trata como si fuera su asistente?.

También parece la típica película navideña, pero los personajes están más definidos y la trama evoluciona un poco más que en el relato anterior.

—————————————————————————-

Valoración del libro: 7,5/10 “En esta recopilación de 11 relatos escritos por Jojo Moyes. encontrarás historias que lograrán entretenerte, pero no serán inolvidables. Algunas son bastante curiosas y se disfrutan, mientras que otras no parecen tener un objetivo claro. A pesar de esto, todas son de fácil lectura y puedes avanzar rápidamente sin darte apenas cuenta”.

ver reseña en la web

No volveré a tener miedo

Pablo Rivero

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

"Un thriller con potencial que acaba entreteniendo sin más"

Tenía grandes expectativas con este libro, pero no se han cumplido. Según leí la sinopsis, sentí una atracción inmediata, ya que parecía un buen thriller y consideraba curioso lo de que la trama se centrara en los últimos 7 días de vida de los personajes. ¿El problema? La monotonía. Ahora me explicaré mejor…

El comienzo es prometedor. Primero hay una página que te define lo que es un parricidio y luego otra en la que hay un pequeño texto muy similar al primer párrafo de la sinopsis. Posteriormente, la narración se sitúa en el 3 de abril de 1994 y empieza lo que es la historia en sí. Saber que la familia a la que vamos conociendo va a morir, te hace analizar en detalle su comportamiento y sus circunstancias. 

Tenemos 3 personajes principales: Laura (una mujer con un temperamento bastante fuerte), Raúl (un adolescente que parece odiar a todos los que le rodean) y Mario (un niño asustadizo que es atormentado por su hermano). Además, el marido de Laura y padre de Raúl y Mario juega un papel importante, pero no diría que es un personaje principal porque lo que descubrimos de él es mayormente gracias a recuerdos. Parece que todo gira en torno a él, pero no está realmente presente. El 3 de abril tuvo una discusión muy fuerte con su esposa y su marcha es la que desencadena varios acontecimientos. Sinceramente, no sabría decir cuál de todos los personajes está más desequilibrado mentalmente. Ninguno genera simpatía y te preguntas cómo todo puede ir tal mal en una familia. Laura es una déspota y sus hijos son muy peculiares, además de que están llenos de obsesiones. No digo esto como algo negativo, es más que nada por dar una valoración general de ellos. Hay personajes secundarios, pero prácticamente ninguno tiene una excesiva relevancia. 

Aunque para mí los primeros capítulos fueron buenos, luego me pareció que la trama empezaba a decaer. El transcurrir de los días es lento, cuando vas por el 3º o el 4º apenas notas variaciones y lo a mí me mantenía enganchada era que tenía curiosidad por saber quién había acabado con la vida de los distintos miembros de la familia. No es que mi vida sea una montaña rusa de emociones, pero cuando estoy leyendo busco sorpresas o elementos que despierten mi interés. 

Y eso me hace hablar del final. Había leído reseñas en las que destacaban lo impactante que era y eso para mí es un gran aliciente, ya que adoro los giros argumentales que te dejan en shock. Pero no, en este caso me lo veía venir porque creo que el autor dio varias pistas y había ciertos indicios que me hicieron intuir cuáles eran los secretos que escondían los personajes. Así que, debido a esto, me sentí decepcionada y hasta un poquito enfadada porque tengo la sensación de que quedó un cabo suelto. 

Pero quiero aclarar que no he odiado el libro ni nada parecido, es de esas historias en las que puedes avanzar fácilmente (incluso cuando hay poca acción) y logran entretener. También me gustaron las referencias a algunas cosas que estaban de moda en los 90 y el toque de nostalgia que eso despierta. Si los personajes hubieran tenido más misterio o se hubieran dado más sucesos, es posible que hubiera quedado más satisfecha.

 

Valoración del libro: 6,5/10 “Con un comienzo prometedor, es una historia que va cayendo en la monotonía y que te da demasiadas pistas sobre el misterio principal. Aún así, la lectura es fluida y no se hace pesado avanzar”.

ver reseña en la web

La chica de antes

J.P. Delaney

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

"Dos protagonistas, dos momentos temporales diferentes y una casa que unirá sus historias y no te dejará parar de leer"

Para mí, un buen thriller tiene que sorprenderme en algún momento y “La chica de antes” lo ha logrado. Desde que conocí su existencia, la sinopsis de este libro me pareció tan integrante que no veía la hora de leerlo, y ahora que lo he hecho, debo decir que ha sido una lectura adictiva que únicamente flaquea en algunos detalles al final.

Más que una historia, son dos, ya que la narración se alterna entre lo que vivió Emma y lo que le está sucediendo ahora a Jane. Ambas tienen algo en común: consiguieron cumplir todos los requisitos para poder alquilar una espectacular casa en Folgate Street, 1

Ninguna de las dos protagonistas deseaba específicamente esa vivienda, sino que les fue ofrecida por casualidad y quedaron cautivadas por sus características y por su precio tan asequible. Tanto Emma como Jane habían vivido situaciones difíciles poco tiempo antes, por lo que vieron la casa como un nuevo comienzo. ¿Por qué la casa significaba un cambio radical en sus vidas? Pues por las condiciones tan estrictas que deben cumplir sus habitantes (no se pueden añadir más cosas de las que ya están allí, está prohibido tener algo tirado en el suelo ya que si el servicio de limpieza lo comunica serás expulsado de la casa, no se puede plantar nada en el jardín…) y porque antes de vivir allí, el arquitecto y propietario de la casa, Edward Monkford, exige que se responda a un cuestionario bastante peculiar (ejemplo de una pregunta: “¿te sacrificarías para salvar a diez desconocidos inocentes?”) de cuyas respuestas dependerá que él acepte o no a los posibles inquilinos. 

El inicio me atrapó, pues me parecía fascinante la descripción de la casa, dotada de los últimos avances tecnológicos y de estilo minimalista, y que su dueño pusiera tantas condiciones para vivir en ella. Además, la lectura resulta muy fluida y es fácil avanzar y sentir interés por lo que les va sucediendo a ambas protagonistas. Hay que tener en cuenta que, al ser Emma la antigua inquilina, sabemos desde un principio que algo le pasó, y su relevancia en el presente hace que te preguntes qué fue y si Jane está en peligro ahora.

Los personajes están bastante bien definidos y, aunque Jane y Emma parecen personas muy diferentes, pronto veremos que tienen actitudes similares. Eso sí, para mí la gran sorpresa de este libro es Emma, una mujer que empieza como alguien débil y sin mucha personalidad, y que luego te va haciendo dudar de todo lo que creías saber. Jane es más predecible, pero no por ello me pareció un mal personaje.

Lo que realmente no me esperaba en este libro es que tuviera un toque erótico. No está centrado en eso ni nada, pero hay algunas escenas bastante subidas de tono que inicialmente parece que van a estropear la trama, aunque luego te das cuenta de que son necesarias para entender ciertas facetas de la personalidad de los distintos personajes. 

Al irles conociendo se irán tratando temas como las obsesiones, los traumas con el pasado, los celos y las consecuencias de las mentiras. Todo esto hace que la lectura no se estanque  y sientas que es más compleja de lo que parecía en un principio.

Respecto al final, considero que era mejorable. No tengo dudas de lo que pasó, pero ciertos sucesos se dan con demasiada facilidad y algunos personajes muestran de repente una debilidad que no es acorde a lo que se había visto hasta ese momento. A pesar de eso, recomendaría la lectura porque es adictiva y no te deja con la sensación de que sólo entretiene. 

Valoración del libro: 9/10 “Lo que empieza siendo una historia intrigante, pero aparentemente sin grandes sorpresas, se convierte pronto en una de esas lecturas que te enganchan y en las que no puedes dar nada por hecho con respecto a los personajes. De narración ágil, descubrirás que el antes y el ahora se parecen más de lo que crees”

ver reseña en la web

La pareja de al lado

Shari Lapena

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

"Sin tener una premisa muy original, es una historia que tiene sus mejores momentos al inicio"

Después de ver muchas críticas positivas de este libro, debo decir que esperaba acabar más contenta su lectura. El comienzo es bueno, pero luego empieza a decaer hasta llegar a un final algo insulso.

Todo comienza cuando la pareja formada por Anne y Marco deciden dejar sola a su hija de 6 meses para ir a cenar a la casa de sus vecinos. Anne no está convencida de haber hecho lo correcto, pero su marido la ha convencido de que si visitan a la niña cada media hora y están atentos al monitor para bebés, nada malo sucederá. La cena está siendo un desastre, ya que Anne se siente molesta por la actitud seductora de su vecina con Marco y la aparente alegría de él con esa situación. Tras conseguir convencerlo de volver a casa, ambos descubren que su bebé ha desaparecido y que la gran pesadilla de su vida está a punto de comenzar

Este inicio me gustó bastante, ya que no se pierde el tiempo en cosas irrelevantes y es interesante ver las reacciones de la pareja.

Desde un principio se nota que ambos están completamente distanciados emocionalmente, pero que por su hija están dispuestos a luchas conjuntamente para recuperarla.

Además, se comienza a saber más sobre los padres de Anne y sus vecinos, y vamos viendo que nadie está libre de secretos.

Hasta aproximadamente la mitad, me gustó cómo se mantenía el misterio, pero ahí se nos revela algo fundamental y entonces, al menos para mí, se pierde el interés. Personalmente, creo que cuando en un libro el autor/a decide desvelar tan pronto una de las incógnitas principales, se arriesga a dejar de sorprender al lector, y solo puede arreglarlo con un giro argumental de los que dejan en shock o haciendo que los personajes sean tan especiales que te dé igual que ya no hayan sorpresas. En este caso, no sentí que hubiera ninguna de estas dos cosas.

Luego está el tema de los personajes, pues me pareció que se fueron volviendo cada vez más repetitivos en sus actitudes a medida que se avanzaba en la trama. Desde el principio vemos que para Anne la maternidad no ha sido un camino de rosas y que su marido se está viendo agobiado por varios problemas, pero no me transmitieron ninguna conexión entre ellos. Entiendo que están pasando por un momento difícil y que ya de por sí su relación no estaba bien, pero son como dos desconocidos que deben afrontar juntos una situación (e incluso así, parece que cada uno va por su lado). La investigación policial también deja que desear, ya que me pareció que era en plan “vamos a ver qué sucede y ya veremos qué hacemos”. Considero que indagar un poco más no hubiera estado mal…

Respecto al final, en varias reseñas he visto que para mucha gente fue una de las grandes sorpresas y lamento que para mí no fuera así. Me pareció un cierre rápido del asunto y cierto suceso yo me lo esperaba desde mucho antes. En general, me dejó indiferente.

En todo caso, tampoco quiero que quede la impresión de que he odiado el libro. En general, es de esas lecturas que puedes terminar en poco tiempo por la agilidad de la narración y si ciertos detalles se hubieran ocultado más tiempo, la intriga hubiera sido mayor.

Valoración del libro: 6/10 “Aunque la premisa de la historia no era original, el inicio del libro consigue atrapar de modo inmediato, el problema es que el interés comienza a decaer una vez pasada la mitad. A pesar de esto, es de esas lecturas fáciles que entretienen y terminas en poco tiempo”.

ver reseña en la web

Érase una vez la Volátil

Agustina Guerrero

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★

Una novela gráfica que te hará desconectar de la rutina

Siempre me gusta probar nuevos tipos de libros y éste es uno de esos ejemplos. Cuando se dio la oportunidad, acepte leerlo porque me pareció que sería divertido y quería ver si disfrutaba de una historia contada en viñetas. Finalmente, me ha parecido entretenido pero no me ha maravillado

Al parecer, aquí se muestran los orígenes de la Volátil, un personaje que se dio a conocer en “Diario de una Volátil”. Tal vez muchos la conozcáis, pero yo no sabía absolutamente nada de ella y me ha alegrado ver que eso no hacía que no entendiera algo de este libro. 

En “Érase una vez la volátil” hay muy poco texto, es una novela gráfica con la que puedes terminar en menos de una hora. Yo, para no saturarme, la fui dosificando y le dedique varios ratitos a lo largo de un día. 

Las ilustraciones, aunque son sencillas, para mí tienen mucho mérito, ya que creo que no es fácil contar una historia de esta manera y transmitir algo con imágenes simples.

 

La historia en sí que se cuenta es la de cómo la Volátil supera una ruptura amorosa. No se trata solo de pasar página respecto a la relación, sino también de encontrarse a sí misma, ver lo que desea hacer con su vida y superar situaciones o problemas cotidianos

Y ahora debo mencionar algunos detalles para que entendáis la valoración final que le voy a dar al libro. ¿Por qué no me ha maravillado? Pues porque yo no le he visto nada extraordinario a lo que se cuenta y tampoco es que me haya reído a carcajadas con momentos que se supone que eran graciosos. En cualquier historia, la personalidad del lector influye mucho, pero en una novela gráfica creo que el sentido del humor también juega un papel importante. No me considero una persona seria en el sentido de ser incapaz de reír, pero tampoco soy de risa fácil ni de verle la gracia a cualquier cosa. Algunas viñetas de este libro me han sacado alguna sonrisa, pero otras muchas me han dejado fría y desde luego ninguna me ha causado una diversión extrema. 

Luego está que creo que la autora quería transmitir que nunca hay que decaer y que la vida da giros inesperados y, sin duda, a la Volátil le van surgiendo cosas inesperadamente y puede pasar de sentirse desdichada a optimista en poco tiempo. Tal vez sea porque yo no empatizo tanto con dibujos como con una historia narrada en texto, pero me he entretenido sin más, no he sentido que nada se remueva en mi interior. 

¿Lo recomendaría? Si tenéis ganas de desconectar de lecturas densas, creo que es una buena opción. Si ya conocíais al personaje, me imagino que ya sabréis qué esperar y no creo que os aburráis. 

Valoración del libro: 6/10 “Con unas ilustraciones sencillas pero trabajadas, es una historia que entretiene y te saca alguna que otra sonrisa. En todo caso, creo que dependerá mucho del sentido del humor del lector el poder divertirse en mayor o en menor medida”.

ver reseña en la web

Nosotros en la noche

Kent Haruf

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

"Una historia que enamora con su sencillez y que logra encontrar la belleza en los pequeños detalles"

Empecé esta lectura con curiosidad, pero no esperaba que me cautivara como lo hizo. No es un libro muy largo, tiene 144 páginas que se leen en un suspiro y que están cargadas de emociones. 

El comienzo es muy directo, vemos a Addie visitando a su vecino Louis y haciéndole la propuesta de pasar las noches juntos. Esto es chocante porque, aunque ambos son vecinos desde hace más de 40 años, nunca han tenido una relación cercana y al fin y al cabo, sea como sea, ¿no es raro que alguien venga a tu casa pidiéndote que le acompañes en las noches? Ella solo quiere dejar de sentirse sola y tener alguien con quien hablar, por lo que Louis decide aceptar su propuesta. 

Ambos son viudos y no tienen obligaciones con nadie, pero realizar esto generará cierta controversia. A lo largo de todo el libro, iremos viendo el aumento de la complicidad entre ellos y el modo en que afrontan ciertos imprevistos y sucesos. 

Una cosa que me fascinó de esta historia fue que, a pesar de su sencillez, las conversaciones entre Addie y Louis tienen un toque de emotividad que te hace desear que no acaben nunca. No se dicen nada del otro mundo ni utilizan frases con mucha floritura,  pero creo que precisamente por ser tan directos, lo puedes ver todo como algo real y te crees la evolución que van sufriendo los personajes. Lo que empieza como algo sencillo, acaba siendo algo más profundo y las reticencias iniciales de Louis comienzan a desaparecer y eso hace que se cree una conexión muy bonita con Addie. 

 
Pero el libro no se centrará solo en sus conversaciones por la noche, también conocemos a algunos personajes muy cercanos a ellos que se posicionarán de manera diferente ante lo que ellos están haciendo. Me pareció increíble la manera en que algunos les criticaban y decían que lo que estaban haciendo era una vergüenza y más a su edad. Yo no entendía tanto escándalo, ya que Addie y Louis eran dos personas libres que tenían derecho a hacer lo que quisieran y tampoco es que lo suyo fuera algo erótico, pero si lo hubiera sido, era cosa suya y no algo que tuvieran que decidir otros. En todo caso, no me enfadó que esto se añadiera al libro pues es como la vida misma, es decir, hagas lo que hagas, siempre habrá alguien a quien le pueda molestar. 

La valoración que le voy a restar es por dos motivos:

No hay una puntuación en los diálogos. Cada vez que uno habla, en el cambio de línea no está la típica raya (-) que te indique que es otra persona la que habla. Además, tampoco se hace una marca para diferenciar entre lo que el personaje dice y su pensamiento o alguna descripción. Es algo a lo que te vas acostumbrado a medida que avanzas, pero a mí por lo menos me siguió pareciendo raro. 

El final. Voy a intentar explicarme bien: no me disgustó el final en el sentido de que acabar disconforme con lo que pasó, el problema es que para mí fue más un final de capítulo que un final de libro. No sientes que sea un cierre, sino que la historia podría seguir. El autor falleció tras entregar las últimas correcciones de esta novela (esto es mencionado en la biografía que viene suya en el libro) y la sensación que me quedó es que esta obra está inconclusa, que el final no era el final sino que la historia iba a seguir. Esto no es algo de lo que yo esté segura, es solo mi opinión y como no he leído nada más de este escritor, no puedo tener una idea clara sobre su estilo para terminar sus novelas. 

A pesar de estas dos cosas que he señalado, recomendaría “Nosotros en la noche” y os diría que si tenéis la oportunidad, no dudéis en leerlo. Como ya he dicho, es una historia sencilla, no encontraréis giros argumentales que os dejen en shock ni una trama trepidante, pero veréis la belleza que tienen los pequeños detalles del día a día y la manera en que una persona puede mirar atrás y arrepentirse o sentirse agradecido por cada cosa que ha vivido. Es tanto el realismo que no pude evitar que se me saltarán las lágrimas en algunos momentos. 
 

Valoración del libro: 9/10 “Una historia que enamora con su sencillez y que logra encontrar la belleza en los pequeños detalles”.

ver reseña en la web

Normal

Roberto López Herrero

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

"Una historia que no es "normal" y que te sumergirá en una investigación criminal que podría dar incluso para más"

Tras ver la sinopsis de este libro, se despertó en mí el interés de leerlo rápidamente, ya que me parecía que la trama no iba a ser muy “normal” y me iba a sorprender. Al terminarlo, no he acabado tan satisfecha como esperaba pero, a pesar de eso, ha sido una lectura entretenida con la que es muy fácil avanzar.

“Normal” comienza con la policía de Madrid investigando un crimen que en teoría no debería ser difícil de resolver, pues a sido a plena luz del día y en presencia de varios testigos. ¿El problema? Todos los testigos definen al asesino como alguien “normal”: no saben describir vestimenta, altura, detalles específicos de la cara, etc. ¿Cómo es posible que varias personan vean algo tan impactante como un asesinato y no sepan dar el más mínimo detalle de la persona que lo cometió?.

Las primeras páginas me atraparon de manera inmediata, ya que me moría de ganas de ver como la investigación iba a avanzar y descubrir el motivo de la poca capacidad para recordar de los testigos, pero luego la historia decayó un poco.

El protagonista principal es Félix Fortea, un policía que se aleja del estereotipo de agente de la ley seductor y único en su trabajo. Él trabaja con un equipo de lo más variopinto, entre los que se encuentran su mejor amigo (Manu), un policía con problemas de autocontrol (Pablo), un equipo de informáticos y una psicóloga recién llegada (Lara). Me gustaba lo diferente que eran estos personajes entre sí, pero al mismo tiempo, creo que hubo una parte del libro que se centró demasiado en describirles a ellos y a sus circunstancias e hizo que la investigación pasara a un segundo plano y no se le diera la importancia que yo creo que merecía. Además de que se añade un pequeño insta-love que a medida que se desarrolló no me molestaba, pero lo vi un poco raro al principio.

Una vez que todo esto pasa, la trama vuelve a cobrar ritmo, ya que se van produciendo más asesinatos y las pistas siguen siendo muy escasas. El hecho de volver a centrar la atención en la investigación, resucitó mi interés y como también se va sabiendo más del asesino, no podía evitar querer saber si iban a llegar hasta él y al mismo tiempo interesarme por los motivos por los que cometía los crímenes.

Los últimos capítulos son trepidantes y no puedes parar de leer, aunque al mismo tiempo no puedes evitar pensar que algunas cosas suceden de un modo algo precipitado. El final resuelve los temas principales pero deja la puerta abierta a una continuación y por el modo en que se cerró el libro, me quedé pensando si me había perdido algo, ya que alguien que no esperaba, toma protagonismo. Eso si, hay un personaje que hace algo que me pareció totalmente fuera de lugar, ya que no encajaba y creo que se añadió más por crear impacto que por lógica.

Si me preguntáis, ¿debería darle una oportunidad a “Normal”? Yo diría que . La puntuación que le bajo es, además de por ciertos detalles que he nombrado, porque creo que hay cosas del asesino que no quedan del todo claras y su actitud me pareció que podría haber dado más juego, especialmente si nos hubiéramos adentrado más en conocer la manera en que llegó a convertirse en alguien así.

Valoración del libro: 7,5/10 “No se puede decir que “normal” sea la palabra para describir esta historia, ya que tiene una base que es buena y sabe captar la atención del lector. Sin grandes pretensiones, es una novela que consigue entretener pero que necesitaría mejorar algunos detalles para ser perfecta“.

ver reseña en la web

El invierno en tu rostro

Carla Montero

ver libro en megustaleer

Valoración: ★★★★

""Acción, intrigas, guerras, pequeñas dosis de romance y una historia que no dejará indiferente"

Empecé este libro con cierto temor, ya que era la primera obra que leía de la autora y no sabía si su estilo me iba a gustar y más aún teniendo en cuenta que se iban a tratar temas históricos y bélicos, algo que podía hacer que el ritmo de la trama fuera lento. Finalmente, salvo por ciertos detalles, “El invierno en tu rostro” ha sido una novela que me ha atrapado y que me ha hecho reflexionar de un modo que no esperaba.

El libro comienza en 1990, con un prólogo en el que Lena (una de los dos los protagonistas principales), recuerda como siendo una niña sucedió algo que sería el detonante de que su vida y la de Guillén (su hermanastro) empezaran a tomar un rumbo inesperado. Siendo ahora anciana, se dispone a contarnos lo que ella misma define como “unas vidas paralelas como las vías del tren”.

Después de ese prólogo, la trama da un salto a 1927, que es cuando la vida de Lena y su familia empezó a cambiar. A lo largo de las 756 páginas del libro, iremos viendo como evoluciona su vida y la del resto de personajes desde ese momento hasta el año 1950 y ya os digo que no os asustéis por el número de páginas, ya que en general, es un relato ameno.

El inicio debo decir que me atrapó, Lena y Guillén son muy jóvenes en ese momento y, aunque no son hermanos de sangre, tienen una buena conexión y se nota como se protegen el uno al otro. Se nos cuenta de su familia y de la vida en su pueblo y es a raíz de algo inesperado cuando Guillén debe marcharse a Francia donde tendrá una vida privilegiada en sus inicios.

Esta será la primera de muchas despedidas entre los distintos personajes, cosa que me mantenía en alerta, ya que solían ser inesperadas y no dejaban indiferente.

La narración alterna lo que va viviendo Lena con lo que vive Guillén. Dedicamos unas hojas a ella y luego toca ver que está viviendo Guillén en ese mismo instante y eso creo que es un punto a favor, ya que aunque estén separados, nunca olvidas que ambos tienen la misma importancia en la trama. Eso si, a nivel personal, creo que llega un momento en el que Lena se convierte en el centro de todo lo que sucede.

La evolución de los personajes es increíble, pasando de una cierta ingenuidad infantil a una gran madurez a medida que crecen y que comienzan a vivir cosas más duras. Además, al principio yo di por hecho como se iban a desarrollar las cosas entre Lena y Guillén, pero al final, nada sucedió como esperaba y ese factor sorpresa me gustó.

Respecto a la parte histórica del libro: aunque la acción comienza en España, luego se traslada a diversos sitios como Francia, Alemania, Polonia, etc. y en una periodo en el que la situación mundial no estaba precisamente bien, ya que se estaba produciendo la 2º Guerra Mundial, en España estaba la Guerra Civil y el franquismo, Alemania estaba en pleno auge del nazismo… Todo esto hace que vivas de primera mano junto con los protagonistas el sufrimiento de una gran parte de la población, los bandos que se iban formando, sus ideales y las decisiones que mucha gente debía tomar.

Como puntos positivos, veo que la autora consigue que aprendas mucho sobre estos sucesos sin sentir que estás en la típica clase de historia donde mayoritariamente te aprendes fechas y datos pero de un modo frío. “El invierno en tu rostro” lo relata de un modo tan humano, que en mi caso realmente me afectó saber hasta que punto llegó el sufrimiento en ese época. Además, como lo que sucede afecta a los protagonistas, te involucras mucho en la historia. Como punto negativo, diré que a veces se mencionan diversos grupos militares, partidos políticos y bandos de la época y eso te puede hacer sentir desorientado (mis conocimientos de historia no son malos, pero tampoco son perfectos y me perdía con algunas cosas).

Otra aspecto negativo que me gustaría señalar es que, el libro se divide en 3 partes y la 3º, aunque es la más corta, me pareció algo forzada e incluida solo con la finalidad de dar cierre a una de las bases de la trama.

Ahí desconecté un poco, ya que no le veía el sentido a lo que estaba pasando, aunque reconozco que me emocioné con uno de los momentos finales.

Y para terminar diré que lo mejor del libro es que deja una enseñanza muy importante que como lectora fui asimilando a medida que avanzaba: estar en un bando en una guerra, no te define como persona, lo que de verdad lo hace son tus actos.

Valoración del libro: 8/10 “Acción, intrigas, guerras, pequeñas dosis de romance y una historia que no dejará indiferente son los principales ingredientes de esta novela. Junto con los protagonistas, Lena y Guillén, el lector irá viviendo sucesos muy importantes y, aunque en la parte final la trama se ralentiza un poco, cuando acabas el libro te da pena despedirte de los personajes”.

ver reseña en la web